domingo, 1 de marzo de 2015

519 Sin Dios no hay felicidad, o sí.


Estos días una gran mayoría de ciudadanos españoles nos hemos visto sorprendidos al ver como nuestro Gobierno central ha publicado en el BOE 
(1849 1850), diario oficial del estado español y medio de publicación de leyes de obligado cumplimiento, el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria, donde se dan pautas sobre los temas a tratar en esas asignaturas. Estos son algunos de los contenidos a desarrollar en religión:


Dios, padre de la humanidad, quiere nuestra felicidad.
1. Identificar en la propia vida el deseo de ser feliz.
2. Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad.
1.1 Toma conciencia y expresa los momentos y las cosas que le hacen feliz a él y a las personas de su entorno.
2.1 Descubre y nombra situaciones en las que necesita a las personas, y sobre todo a Dios, para vivir.
3.1 Valora y agradece que Dios le ha creado para ser feliz
3. Apreciar la bondad de Dios Padre que ha creado al hombre con este deseo de felicidad


Estos contenidos se pueden equiparar perfectamente al nacional catolicismo de la dictadura de Franco (1936-1975), donde España era un estado confesional. Después de la aprobación de la Constitución Española del 1978, el estado se declaró aconfesional, pero como muchos ignoran, aconfesional no es laico:

Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.


Pero a continuación el Tribunal Constitucional hace una interpretación;

La distinción entre la aconfesionalidad y el laicismo del Estado se aprecia en el segundo inciso del precepto mencionado, al establecer que 'los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española' y, en particular, 'mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones'.


Actualmente en España hay tratados de colaboración entre el Gobierno y la Santa Sede, por ejemplo mediante la financiación a través de impuestos, además de fondos públicos de creyentes, no creyentes y ateos, (donde se puede destinar a fines sociales o a la iglesia católica, pero no a otras iglesias); y también con la judía, con la islámica y con la evangélica. De hecho el estado en 2015 le pagará a la iglesia católica cerca de 160 millones de euros (BOE 30/12/2014), objeto de denuncia de las demás confesiones.


Esta asignatura de Religión es completamente opuesta a la que existía con el anterior gobierno, donde se daba una asignatura sobre la Educación para la Ciudadanía:

La Educación para la Ciudadanía tiene como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.



En cambio el actual gobierno ha decidido que los estudiantes tengan que optar entre la asignatura de Religión y la de Valores Sociales y Cívicos, entre un sistema de creencias y una educación ciudadana, permitiendo que la iglesia católica enseñe en las clases lo que no puede enseñar en los seminarios, o en sus parroquias por la falta de feligreses y falta de sacerdotes. En estos momentos solo cuenta en todo España con 1.321 seminaristas, de los cuales se ordenan anualmente 130 sacerdotes. Totalmente insuficiente para la feligresía, y por ello se dedican a la importación, cuando siglos atrás eramos exportadores para convertir al cristianismo a los pecadores de otros pueblos, arrasando con sus tradiciones y expoliando sus bienes, especialmente en Sudamérica. De los 18.600 sacerdotes que hay en España, 500 son extranjeros. 

Esta es la situación actual:

Dentro de 30 o 40 años en España no habrá sacerdotes; cada año 200 cuelgan el hábito:
Fallece el doble de los que ingresan al sacerdocio
Hay clérigos con 25 parroquias a su cargo
La edad media de los sacerdotes es de 64 años, edad de retiro para cualquier otra profesión
Sólo el 15% de los españoles menores de 30 años van a Misa y casi nadie se confiesa.


Pero ¿por qué aparece ahora esa normativa para el adoctrinamiento católico que se quiere imponer en las aulas? En primer lugar porque estamos en un año electoral y el partido político en el gobierno es un partido conservador que se nutre de muchos votos de ciudadanos católicos. Y en segundo lugar porque el gobierno tiene a ministros que pertenecen al Opus Dei, y quieren imponer a la ciudadanía una cosmovisión centrada en la figura de un dios salvador que redime a la humanidad, y así delegar la responsabilidad y la propia voluntad, a una voluntad de dios que tiene cuidados especiales, su amor, para los que creen en él. Punto. No hago más comentarios.


Centrándome en el enunciado que ha aparecido en muchos medios “Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad” y sin entrar en cuestiones filosóficas o teológicas sobre lo que es en sí la felicidad, mi perspectiva es que no es posible la felicidad de ningún individuo hasta que todos los ciudadanos dispongan de los recursos mínimos para su subsistencia: alimento, vivienda, sistemas de salud y de educación para el desarrollo de sus capacidades. Por lo que el problema de la felicidad no es una cuestión de fe sino de derechos humanos. Si es que nos queremos definir según la declaración universal de los derechos humanos. Por lo tanto hasta que el último ciudadano no pueda ejercer ese derecho no es posible, en sentido estricto, definirnos como individuos felices . En este contexto, la felicidad no es solo un estado de ánimo que uno adquiere al tener lo que desea o disfrutar de una cosa, visión totalmente egoísta del que se aprovecha el sistema monetario para que obtengamos el mayor número de bienes y así vincular la felicidad al dinero, sino que la felicidad consiste en el disfrute de los bienes de la naturaleza, de los bienes y servicios que producimos para todos en igualdad, para cada uno encontrarse en las mismas condiciones para desarrollar su máximo potencial.


Entonces la felicidad no será patrimonio del estado anímico de unos cuantos por encontrarse en situaciones privilegiadas de cuna/lugar y familia de nacimiento o de posibilidades, sino algo que pertenece al patrimonio de la humanidad en su conjunto, y solo puede disfrutarse en su plenitud cuando el último de los individuos lo haya alcanzado. Entiendo que en eso consiste “traer el cielo a la tierra” y en “hacer de la tierra un paraíso”, y no en hacer proselitismo de una creencia que lo que se pretende es imponerse, tal cual en la educación básica.

Gracias




Investigar:

DIP Lite  http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook:  https://www.facebook.com/groups/Deste ..




viernes, 20 de febrero de 2015

Día 518 La deuda y la memoria histórica


En las últimas semanas el tema de la deuda está centrando la portada de numerosas publicaciones y titulares en internet ante la demanda de Grecia de renegociar su deuda con la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Unión Europea). El nuevo gobierno surgido de las últimas elecciones griegas dio como vencedor al partido político Syriza, presidido por Alexis Tsiripas, quien ha puesto como prioridad recuperar la dignidad de los ciudadanos ante la elevadísima pérdida de poder adquisitivo. La pobreza resultante y el deterioro de la economía han causado un descenso de su PIB 25%, debido a las durísimas políticas de austeridad impuestas por la Troika y del gobierno alemán. Y sin embargo la deuda ha ido creciendo hasta llegar en la actualidad alrededor de los 300.000 millones de euros, un 176% de su PIB.


La cuestión es que el gobierno de Alexis Tsiripas ante la dificultad, diría que imposibilidad, de devolver esa deuda, y la necesidad de desarrollar medidas urgentes para el “rescate de su población”, ha puesto sobre las negociaciones la quita que se le hizo a Alemania en el Tratado de Londres de 1953 para su recuperación económica. Donde se le perdonó el 62 % de su deuda,  y que ahora Grecia, país que también perdonó gran parte de sus derechos económicos solicita el mismo trato dada la situación de emergencia social que vive el país.


De hecho el ministro de economía griego Yanis Varoufakis, le recordaba a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, que fue después de una gran recesión alemana que el nazismo fue elegido en Alemania en 1933 como rechazo a las políticas de autoridad impuestas a Alemania por los vencedores de la I Guerra Mundial (Francia, Reino Unido Y Estados Unidos), Y eso es la tendencia que se teme si se produce más austeridad, El partido nazi, Amanecer Dorado, ya es el tercer partido más votado en Grecia. Recordemos que la elección de Hitler fue, en parte, consecuencia de las políticas de austeridad realizadas por el gobierno alemán de la época.


El nazismo en Alemania fue resultado de unas elecciones y no de un golpe militar de Estado, como ocurrió con el fascismo en España. Hay, pues, una responsabilidad histórica de la población alemana de aquel momento sobre el comportamiento del nazismo en Europa, incluyendo la brutal actuación de las tropas nazis en Grecia durante su ocupación, que duró cuatro años (1941-1945) y que destruyó la economía griega mediante un latrocinio constante de los recursos de aquel país, incluyendo los fondos del Banco Nacional de Grecia, que en cifras actuales ascendería, según el Ministerio de Finanzas griego, a la impresionante cifra de 162.000 millones de euros. El coste de dicho comportamiento en el bienestar de la población griega fue enorme, causando hambrunas y la muerte de más de 350.000 personas.


Lo que aparece en esta situación político- económica es como están diseñadas actualmente las estructuras de poder, donde el dinero está por encima de la vida y dignidad humana. Nos educan en las escuelas de que el dinero es un medio de intercambio de bienes y servicios, pero nos ocultan que el verdadero poder está en quien lo produce: los bancos, y en quien domina la economía: las multinacionales. Bancos y multinacionales son los grandes beneficiarios de esta deuda. Son muchos los intereses que se ocultan detrás de una deuda, por ejemplo que la banca alemana tiene invertidos más de 700.000 millones de euros en los PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España). 

Pero ¿qué es la deuda para el sistema?, una estrategia de los poderes/élite para decidir sobre el tipo de políticas sociales, laborales, sanitarias, de educación y de bienestar de la población de un país, sin necesidad de pasar por las urnas, un gobierno en la sombra, tal y como estamos viendo. Por lo que los gobernantes están atados de pies y manos para aplicar sus propias políticas. Estas obligaciones que adquieren los países me recuerda a las obligaciones que tenemos los individuos con nuestro propio pasado.

Veo un símil entre las restricciones de la deuda que impone el sistema bancario a un país, con las restricciones que el individuo vive por la memoria de su sistema de conciencia. La memoria y la deuda corresponden al pasado y nos condicionan según la manera en que hemos gestionado los recursos. La deuda crea obligaciones y por lo tanto limitación de expansión y desarrollo, y la memoria actúa como limitante si uno no trae a su consciencia las causas de sus conductas. Lo vemos con Alemania que hace caso omiso a la quita/perdón que Grecia le dispensó en el pasado al no querer aplicar las mismas medidas que se aplicaron en una situación similar. Parece como si no quisiéramos aprender y nos mantenemos tercos obligando a los demás a pasar por donde otros nos favorecieron. Parece claro que la política de mostrar mano dura y de mantener sometidos a los demás aún con el precio de la denigración humana sea un programa en nuestra mente del que todavía estamos sometidos, y que aparece tanto en la estructura del mundo como en nuestro sistema de conciencia.

Pero esa misma actitud me la encuentro en mi vida cotidiana cuando otras personas me hablan de su vida, no queriendo explorar sus pensamientos, sentimientos y emociones: “lo pasado, pasado está y ahora quiero mirar el presente y el futuro”, sin darse cuenta que si no entendemos como se hizo uno así mismo en sus pensamientos, palabras y conductas, en el presente solo viviremos consecuencias, y nuestro inconsciente será nuestro destino.

De hecho nuestras conductas y nuestros pensamientos es la deuda que les dejamos a futuras generaciones, es el precio a la irresponsabilidad para con la vida. Una deuda inasumible por un país, como el de Grecia, es como la deuda/restricciones/condicionamientos inasumibles para las generaciones venideras que se verán abrumadas por la destrucción que hemos hecho en nuestra Tierra y con las relaciones humanas.

La solución es detenernos, parar todo pensamiento y conducta que no esté alineado con el bien común, con el sentido común, con lo que es mejor para uno y para todos en igualdad. Y eso requiere de un ejercicio de responsabilidad y de compromiso con uno mismo y con nuestro entorno. Para ello en Desteni invitamos a educarse uno mismo en el propio entendimiento y en el entendimiento de la vida una. Atrevete!



Gracias.




Investigar:

DIP Lite http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook: https://www.facebook.com/groups/Deste..



domingo, 15 de febrero de 2015

Día 517 ¿Existe un Propósito de vida?


No obstante es interesante poner delante de uno la polaridad de cada decisión/propósito para no engañarse a sí mismo, viendo solo la aspiración positiva, sin tener en cuenta que esa aspiración-decisión personal está motivada por un miedo subyacente que en realidad es quien mueve y determina nuestra decisión-propósito, por lo tanto controlados por el miedo. (Día 516)


Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crearme un propósito para ocultar un miedo, sin darme cuenta que si no enfrento ese miedo, el resultado del propósito solo servirá para desviar la atención de lo que me es prioritario.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado que el miedo fuera quien determinara mi propósito, y en ello temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado  crearme un propósito para darme relevancia, pensando que un propósito es una misión especial donde uno será reconocido. Y por ello me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar el propósito con la fama.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que un propósito es algo que corresponde a las personas idealistas o espirituales, sin darme cuenta que el propósito es la decisión de tomar responsabilidad de uno mismo, y una declaración para levantarse y hacerse visible por lo que está caminando.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que un propósito es obtener reconocimiento profesional para conseguir reputación social, sin darme cuenta que confundía la fama con hacer de la vida un ejemplo de superación hasta conseguir desarrollar mi potencial.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar el propósito con la renuncia de uno mismo para la obtención de un bien superior, como dios, creyendo que hay alguien/algo superior e inferior.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que yo no tengo ningún propósito, y que es dios quien tiene un propósito para mí, sin darme cuenta que con ello renunciaba a mi responsabilidad sobre mis pensamientos, palabra, conducta y o misión por una creencia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que mi propósito era iluminarme y experimentar estados alterados de conciencia, sin darme cuenta que lo que en realidad pretendía era llenar un vacío existencial, que consistía en no encontrar respuestas a las preguntas que me surgían sobre mi vida y destino, cuando de lo que se trata es de avanzar en la investigación y responsabilidad de uno mismo y de la vida una.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado refugiarme en la espiritualidad/religión/New Age para ocultar mi miedo a la muerte, sin darme cuenta que lo que pretendía era crearme una entidad energética a modo de “alma”, cuando lo que voy encontrando es que el alma como tal es solo un programa en la mente/matrix, por la cual se ha tenido la excusa para quemar, torturas, sacrificar y matar a seres humanos a lo largo de la historia contra aquellos que habían “vendido su alma al diablo”, lol, o simplemente no pertenecían a la misma religión, como también lo podemos ver en nuestros días.


Cuando y como me vea a mí mismo crearme un propósito de vida para ocultar un miedo, me detengo y respiro. Me doy cuenta que tras una decisión que no ha sido examinada en honestidad propia existe una motivación oculta que es quien saboteará con el tiempo dicha decisión. Así, con el tiempo llegaré a una frustración al no cumplirse mis expectativas, sin darme cuenta que esas expectativas estaban basadas en una personalidad/personaje que enmascaraba una carencia, un miedo o simplemente un reconocimiento personal. Con lo que todo surgía desde el ego de la mente y para su expansión. En lugar de ello cuando quiera dirigirme a la realización de un propósito miraré que habilidades o que experiencias he adquirido, y una vez reconocido en donde uno se encuentra empujarme, aprovechar ese punto para integrarme y después realizar un proceso donde pueda mostrar mi propia expresión en referencia a ese punto.


Me comprometo a dedicarme a un propósito por el cual poner en común y levantarme por lo que he experimentado, entendido e integrado, de manera que pueda aportar de manera visible mi punto de vista tanto en el mundo de internet como en la vida cotidiana.

Gracias,






Investigar:

DIP Lite http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 


Únete en Facebook: https://www.facebook.com/groups/Deste...


domingo, 8 de febrero de 2015

Día 516 Mis Propósitos de vida


A menudo parece que los seres humanos somos puramente funcionales, que hacemos las cosas sin pensar, de manera automática, siendo atraídos por los estímulos de la mercadotecnia convirtiéndonos en consumidores obsesivos. Para  la mayoría de empresas solo somos un objeto más de consumo, un potencial comprador a quien se tiene que crear el deseo para obtener su producto, como la meta más cercana del individuo, sin ningún objetivo claro más que tener otro entretenimiento.

Pero, ¿en alguna ocasión nos hemos planteado cual es el propósito de nuestra, vida?, ¿cuál el objetivo de nuestra encarnación física?, ¿cuál es nuestro sello particular en nuestro entorno? ¿Cuál es nuestra aportación particular a la vida? Según la edad que se tenga, yo tengo 54 años, uno ha tenido tiempo para en alguna ocasión hacerse ese planteamiento especialmente si uno ha participado de movimientos esotéricos, religiosos o espirituales. Y en ese entorno es fácil responder: “Hacer la voluntad de dios”, “Iluminarme”, “La compresión de las energías que mueven el universo”, etc. Pero lo que aquí quiero investigar es cuál es mi propósito en términos de la realidad y acontecimientos que me toca vivir en esta época, en términos de mi identidad, y en términos de mi proyección social. Y es lo que quiero compartir aquí.

Empezaré con un poco de contexto para ver de dónde vengo, mi itinerario en cuanto a propósitos u objetivos de vida. A los 14 años mi objetivo era ser arquitecto técnico, ganar dinero y obtener el máximo de bienes. A los 18 después de un tumor en la pierna, mi objetivo era renunciar a todos los bienes materiales, renunciar a crear una familia, y a dedicarme a la búsqueda del samadhi en un ashram con mi gurú. A los 21, después de la amputación de la pierna mi objetivo era buscar trabajo y poder sustentarme. A los 26 mi objetivo era dedicarme a la búsqueda de dios, mediante experiencias internas, en una comunidad benedictina. A los 30 años mi objetivo fue dedicarme a la psicología clínica que se frustro por una miocardiopatía, que casi me lleva al otro lado. A los 36 mi objetivo era vivir de nuevo en pareja, curar a través de los chacras y dedicarme a la astrología. A los 40 seguía con la curación esotérica y astrología, añadiéndole técnicas para el despertar de Kundalini. Hasta que conocí las herramientas de Desteni y aterrice, lol.




Y durante los 3 últimos años que he caminado mi mente a través de la escritura como uno mismo, y con las herramientas de Desteni, me he dado cuenta que en mi propósito de vida de cada época había escondidas dos motivaciones: una externa “positiva”, y otra interna “negativa”, una para conquistar objetivos y otra para huir de mis miedos. Por eso ahora cuando me planteo cual puede ser mi propósito de vida en esta etapa, lo quiero hacer desde la honestidad como uno mismo, de manera íntegra, y mirando mi mente en toda su amplitud.

Pero antes de entrar en este ahora como propósito, quiero ver cuáles fueron las dos motivaciones que veo en cada uno de las etapas. A los 14, al querer desarrollar una profesión indica que el propósito era encontrar mi propio espacio en la sociedad y aportar mis capacidades, pero lo que veo también es que tras esa decisión existía un miedo a no ser autosuficiente y a no tener una identidad propia, entonces como arquitecto técnico, significaba en quien me quería convertir para que otros me identificaran y como logro personal, en lugar de ser yo mismo más allá de mi función social. A los 18 años y tras un proceso oncológico psicológicamente convulso, me doy cuenta de que “para que vivir en esta vida si uno no realiza su máximo potencial” y entonces encontré  la respuesta en la filosofía y espiritualidad oriental, por lo que mi propósito fue el despertar espiritual y las experiencias transpersonales. Aquí lo que veo es un dejar de luchar, una renuncia a afrontar mi nueva situación física, no dándome a mí mismo la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades para comprenderme a mí mismo y mi realidad, por lo que opto por crearme una realidad paralela, de manera que si me moría por la enfermedad estar preparado para ese trance. Pero la motivación oculta fue el miedo a la muerte, miedo a dejar de existir como me conocía y desarrollar otro yo, otra identidad por la que me pudiera reconocer en el más allá. Creyendo que si desarrollaba ciertos estados de conciencia podría pasar el trance con plena conciencia de mí mismo.  De manera que mi relación con la espiritualidad estaba vinculada al miedo a  desaparecer tal cual era por la muerte. Así como en la primera etapa de los 14 el propósito fue conseguir una profesión, que estaba vinculada al miedo a no tener una identidad propia por la cual reconocerme, a los 18 era el miedo perder mi identidad tal y como la conocía.

A los 21 años después de la amputación mi objetivo era insertarme en la sociedad buscando un trabajo y sustentarme, vinculado inconscientemente al miedo a no ser independiente y autosuficiente. De manera que en realidad el trabajo estaba vinculado al miedo a ser dependiente de los demás. Después a los 26 años continuando con la espiritualidad y después de diversas experiencias internas y de pareja, decido dedicarme a la búsqueda de dios esta vez desde la vida monástica cristiana. Pero en realidad que significa “buscar a dios” sino buscar dentro de la mente lo que significa dios para uno, y el significado es simple, encontrar a un salvador que se haga responsable de la propia vida a través de un acto de fe. Así dios-fe-búsqueda, como trilogía, crearon en mi sistema de conciencia un objetivo consciente “encontrar su rostro en mí en todos las cosas”,  “ver la mano de dios en todas las cosas” y justificar lo injustificable. Sin darme cuenta que el “ojo que todo lo ve” era mi propio ojo, el ojo de mi mente. Pero esa búsqueda estaba vinculada a una inhibición de la propia responsabilidad en cuanto a mis decisiones y sus consecuencias, y a las consecuencias creadas en mi mundo. Por lo tanto búsqueda de dios en mi inconsciente podría traducirse como “no querer ser responsable por la propia vida ni de la vida una”, aunque la doctrina determinara “amar a dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo” o lo que es lo mismo “unirte a los dictados de la mente y a las mentes que piensan como tú”, para así justificar nuestro mundo ente lo divino y lo humano, lo bueno y lo malo, dios y el demonio, etc. en eso consiste la religión del sistema mundo.

A los 30 mi objetivo era dedicarme a la psicología clínica y adquirir un status social al mismo tiempo que quería comprender como funcionaba mi mente. Pero esa búsqueda de estatus surge por el sentimiento de “no ser nadie”, no tener reconocimiento, es decir no haberme situado en una profesión relevante a nivel social, no hacer la diferencia en ninguna área, y al mismo tiempo querer comprender que ha pasado en mi vida. En esa época comprendo algunos de mis conflictos en mis relaciones y algunas proyecciones psicológicas. Pero que hay detrás de esa búsqueda de status y ese estudio sobre la psicología y mis personalidades, sencillamente un miedo a no ser nada y un miedo a perder el control, a no tener dirección. Para ello utilizo la psicología como entretenimiento de la mente. Y por último a los 40 le añadí la particularidad del despertar de la energía Kundalini como último intento en la espiritualidad de no depender de agentes externos como guías, gurús, maestros o cualquier otro iluminado que diesen respuesta a mis preguntas sobre mi existencia. Pero en realidad cual era la otra cara de la moneda, el miedo a depender de los demás. Otra vez el miedo a ser dependiente, no ya desde la propia sustentabilidad, sino desde la dependencia psicológica a los demás. 

Viendo que en todas las etapas subyace un propósito general: encontrar la satisfacción en mi mismo de ser alguien diferencial, con identidad propia, sin necesidad de máscaras, darme las respuestas yo mismo a través de la honestidad como uno mismo, y expresar mi máximo potencial. Nada diferente de lo que otro mortal busca según su pre-programación, pero que no logra conquistar, o sí, por su falta de honestidad como uno mismo.  

No obstante es interesante poner delante de uno la polaridad de cada decisión para no engañarse a sí mismo, viendo solo la aspiración positiva, sin tener en cuenta que esa aspiración-decisión personal está motivada por un miedo subyacente que en realidad es quien mueve y determina nuestra decisión-propósito, por lo tanto controlados por el miedo.


Continuaré





Investigar:

DIP Lite http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 


Únete en Facebook: https://www.facebook.com/groups/Deste...

sábado, 7 de febrero de 2015

Día 515 Voluntad como bien común


En los dos últimos posts, Día 513 y 514, he compartido mi perspectiva sobre la voluntad y el acto físico, donde el primero parece ser el generador del segundo. No obstante he encontrado que la voluntad, no es solo una decisión de la mente sino una “responsabilidad” por la que actuar. Esto lo podemos entender fácilmente cuando nos encontramos ante una emergencia, por ejemplo un accidente de coche donde hay heridos. Uno puede inhibirse por la decisión de sus propios miedos y condicionamientos, aquí uno es controlado por la mente; o bien actuar buscando soluciones. La búsqueda de soluciones no es una premeditación donde uno evalúa su interés,  sino que actúa por responsabilidad ante el peligro de una vida. Quizá nos encontremos en esa emergencia como humanidad, donde es necesario tomar responsabilidad y actuar buscando soluciones.

Aplicación correctiva 

Cuando y como me vea a mí mismo utilizar mi voluntad para cumplir un deseo motivado por mi interés personal, me detengo y respiro. Me doy cuenta que el deseo lo he utilizado para conseguir, no solo un objeto o bienes,  sino un beneficio por el cual sentirme orgulloso, superior y para desarrollar mi poder personal. En lugar de ello cuando me mueva dentro de un deseo, en el sentido de querer poseer una cosa o realizar algo, me preguntaré si eso ayuda a la mejora de mis condiciones de vida, y si favorece a la vida en igualdad. Ya que me doy cuenta que las decisiones que tomo y los actos que realizo no solo afectan a mi vida personal sino que también afectan a mi entorno. Por lo tanto mi voluntad no consistirá en conseguir deseos, como apetencia de mi mente, para obtener una experiencia positiva por el cual alimentar mi sistema de conciencia/ego, sino que buscare si eso favorece también a mi ecosistema y relaciones.

Cuando y como me vea a mí mismo utilizar mi voluntad para dañar deliberadamente a una persona, me detengo y respiro. Me doy cuenta que han sido muchas las ocasiones en que he utilizado mi voluntad para dañar a otra persona físicamente, especialmente en mi infancia, o para perjudicar a una persona criticándola, reprochándola, reprimiéndola, amenazándola, coartándola, en definitiva juzgándola según mis patrones mentales para empujarla a rectificar sobre lo que está bien o mal, correcto o incorrecto, bueno o malo, sin darme cuenta que estaba utilizando mi voluntad para imponer mi criterio. En lugar de ello escucharé y pondré atención a lo que la persona quiere expresar, sin interrumpir, reprimir o coartar la decisión de cada uno, sino que una vez entendido lo que la persona me quiere transmitir, exponer mi perspectiva sin ningún ánimo de mostrar mejores razones o más inteligentes, lol, o de revancha, sino como una expresión de mí mismo que expone su entendimiento. Por lo tanto sin verme ni superior ni inferior, sino como igual.

Cuando y como me vea a mí mismo utilizar mi voluntad para conseguir estados de conciencia elevados, sometiendo a mi cuerpo a una disciplina para conseguir una experiencia mental, me detengo y respiro. Me doy cuenta que mi cuerpo físico no es un títere guiado por las cuerdas de mi mente, sino que tiene su ritmo propio y procesos que respetar, por lo que utilizarlo para conseguir un estado mental alterado mediante meditaciones es un abuso, ya que no se hace desde la integración mente cuerpo, sino desde la decisión de la mente para obtener una experiencia paralela a la realidad. En lugar de ello me traeré aquí, observando lo que ocurre en mi entono y lo que ocurre en mi cuerpo, y encontrar cómo mi cuerpo reacciona ante los eventos, y buscar si con mis actos privados estoy manteniendo algún sistema corrupto en  mi sociedad.

Cuando y como me vea a mí mismo utilizar mi voluntad, como deseo de mi mente, para saciar mis apetencias sobre comida, sexo, objetos, bienes, relaciones, reconocimiento, venganza, odio o amor, me detengo y respiro. En lugar de ello veré si es que llenándome de algunos de esos deseos intento cubrir un vacío, una insatisfacción personal que no he sido capaz de detectar y que aparece como “impulso a poseer”, cuando en realidad hay una “carencia por ser”, ya que como dijo Erich From en su libro Del tener al ser,  perseguir objetos nos convierte en otro objeto de consumo, en cambio el ser permite el pleno desarrollo:

El hombre sólo puede ser él mismo cuando es capaz de expresar sus potencialidades innatas, pero esto difícilmente llegue a ocurrir cuando su objetivo es poseer la mayor cantidad de cosas, si sólo se empeña en obtener posesiones concluirá convirtiéndose en un objeto más. En cambio para lograr “ser” debe dedicarse a una actividad auténtica que no es otra que aquella que le permite un pleno desarrollo de sus capacidades.

En lugar de ello dejare de perseguir cualquier reconocimiento o fama, y me dedicaré a actuar por lo que es mejor para la vida, investigando y actuando sobre mi sistema de conciencia y sobre el sistema mundo.


Compromisos

Me comprometo a no dejar la decisión de actuar a solo mi mente, en el sentido de si me gusta o no me gusta, o de si está bien o mal, o correcto o incorrecto, sino que actuaré por responsabilidad, lo que en la práctica se refiere a trabajar no solo por lo que es mejor para uno, sino también lo que es mejor para todos en igualdad.

Me comprometo a utilizar mi voluntad para el beneficio de la vida, absteniéndome de dañar deliberadamente a otro individuo de manera que pueda suponer un agravio, descrédito o menoscabo de su individualidad.

Me comprometo a que ante cualquier pequeña decisión que tenga que tomar durante el día, observaré mi mente, y veré si estoy dentro de un “estado de conciencia inducido para obtener una experiencia mental separado de la realidad” o si estoy integrado en lo fisco. Ya que como me sucedió en otras ocasiones el tomar decisiones influenciado por ese estado, como como por ejemplo experimentar visualizaciones o voces durante la práctica de la meditación, me llevaron a un mayor alejamiento de la realidad.

Me comprometo a utilizar mi voluntad en el bien común, como mi responsabilidad de ciudadano, buscando soluciones efectivas a los problemas que se plantean en la sociedad.


Gracias,



Algunas referencias sobre la voluntad:





domingo, 1 de febrero de 2015

Día 514 Entre la voluntad y el deseo



Desde esta perspectiva la voluntad la podemos ver no como el impulso o motivación para tomar una decisión para después hacerlo, o no, sino como un acto físico donde uno simplemente decide expresarse de determinada manera, hablando, escribiendo, bailando, trabajando, etc. Por lo tanto excluimos que sea una decisión de la mente, y le quitamos la dirección, el control y la decisión a la conciencia. Sencillo, pero difícil si no detenemos nuestras ideas y creencias sobre la voluntad.  Pues dentro de la voluntad nos movemos dentro de la polaridad de lo bueno o lo malo, me gusta no me gusta, me interesa o no me interesa, pérdida o ganancia, o cualquier otro calculo interesado. 




Después de escribir mi post anterior me he dado cuenta que al poner relevancia en el acto físico de la voluntad dejé a un lado la intervención de la mente, cuando de lo que se trata es de integrarla dentro de la acción. Esta integración de lo mente en lo físico consiste en que la voluntad no actué motivada por el miedo, el deseo o la energía sino para apoyar la realidad y mejorar las condiciones de la vida una. La única voluntad aceptable y que podemos denominar como humana es la que apoya la vida en igualdad, por lo tanto cualquier acto egoísta que genere interés personal y esté motivada para causar dolor y sufrimiento, directa o indirectamente, a otra persona puede considerarse como destructivo. Desde esta perspectiva la voluntad puede ser definida como:

Voluntad: La capacidad de decidir uno mismo aquí por un tipo de conducta responsable que mejore las condiciones de vida de uno y la de todos en igualdad. No se trata de una “fuerza” de la mente sino de un acto integrado de la mente en lo físico con la intención de realizar lo que es mejor para la vida una.

A partir de este punto surge la pregunta sobre cómo yo he realizado mi propia voluntad. En ocasiones hemos distinguido entre la “buena voluntad” o “voluntad mala”, o entre la voluntad y el deseo, como si de un principio moral se tratara llevando la discusión a solo la mente, sin considerar el beneficio de la vida, que en última estancia es de lo que se trata. Mientras a la voluntad la hemos situado como si fuera solo una decisión razonada, el deseo lo hemos vinculado con una emoción profunda.  Por lo que hemos sido educados en esta polaridad entre la razón y el instinto, entre la acción dirigida por uno mismo y la inercia de los instintos preprogramados. De manera que nuestros actos manifiestan esta dicotomía sin ser capaces de resolver este dilema. Entonces.

¿Que hay dentro de mí mismo cómo voluntad propia?
¿Qué ha sido hasta ahora mi voluntad, como la decisión de mis pensamientos, emociones, sentimientos, percepciones, imaginación, ideas y creencias?
¿De dónde ha surgido en realidad mi voluntad?
¿Cómo está voluntad ha determinado quién soy?
¿Qué función ha tenido mi voluntad para llegar hasta dónde estoy?
¿Cómo he decido experimentarme según mi voluntad?
¿Dónde existe mi voluntad?
¿Cómo transformar la voluntad en una facultad de la mente y lo físico, integrados, que apoye a uno mismo?

Perdón a uno mismo

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad como deseo de mi mente motivado por mi interés personal en detrimento de otros.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad como deseo de mi mente para dañar a otros deliberadamente.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad como deseo de mi mente para conseguir estados de conciencia elevados sometiendo a mi cuerpo a una disciplina, separando mis creencias de la realidad física, cuando de lo que se trataba era apoyar lo físico y lo que está aquí en igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad como deseo de mi mente para obtener una experiencia emocional, y no como la expresión de uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad  para conseguir mis deseos y así saciar mis apetencias sobre la comida, el sexo, los objetos, las relaciones, el reconocimiento, la venganza, el odio, el amor, sin darme cuenta que esa voluntad era promovida para llenar un vacío, una compensación, por la sensación de que algo fuera de mi tenía que conseguirlo para sentirme bien, y de esta forma obtener una experiencia positiva que me hiciera sentir completo, lleno, por lo que ese impulso interno no era más que el deseo de mi mente para saciarme y reducir la ansiedad por ese vacío.

Me doy cuenta de que hay un instinto básico de autoconservación como la comida y el sexo al que hemos añadido la voluntad de poseer y dominar por lo que hemos convertido estos instintos en deseo para la mente y una mercancía para la mercadotecnia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la voluntad con el esfuerzo físico, como si el cuerpo necesitara de un impulso de la mente para actuar, llevando al cuerpo a un mero ejecutor de las decisiones de la mente, y por ello no considerar el ritmo y límites del propio organismo.

Entiendo que la mente tiene que estar alineado al cuerpo, donde la mente nos sitúa en el espacio y tiempo, realidad, y el cuerpo físico se mueve dentro de esta dimensión de la que tiene consciencia de sus límites.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para obtener una experiencia positiva.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para luchar contra una experiencia negativa.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para reafirmarme en mis diferentes personalidades/mascaras.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar la voluntad para reforzar mí autoestima.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para obtener reconocimiento y buena fama.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para imponerme a otras personas, como experiencia positiva y así evitar verme derrotado, como experiencia negativa, y en ello creer que existe la derrota o la imposición, cuando son solo acuerdos de la mente.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para forzar mi cuerpo a un mayor esfuerzo de trabajo hasta agotarlo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad para someter a mi cuerpo físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar mi voluntad hasta enfermar mi cuerpo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no utilizar mi voluntad para atender y escuchar mi cuerpo físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no utilizar mi voluntad para detener mi mente y establecer el equilibrio físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no utilizar mi voluntad para verme en honestidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no utilizar mi voluntad para investigar sobre mi experiencia de vida en honestidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no utilizar mi voluntad para apoyarme incondicionalmente.


Continuaré con la aplicación correctiva y compromisos.

Gracias,


Algunas referencias sobre la voluntad: