domingo, 23 de agosto de 2015

Día 524 Alternativa a la esperanza



En el post anterior, Día 523, estuve viendo una perspectiva de cómo la esperanza es un pensamiento que sirve como excusa para que todo siga como siempre, para que nada cambie en la vida de uno ni en el colectivo, si quieres verlo así. Al contrario, lo que hace es posponer indefinidamente nuestra responsabilidad sobre lo que directa e indirectamente estamos permitiendo y participando. Ya que la confianza en que algo ocurra requiere de nuestro empeño, de nuestro empoderamiento, y no de que las cosas pasen con el tiempo o por que otros la hagan. A continuación veré mis errores cometidos a través del perdón propio, la aplicación correctiva de los mismos, y mis compromisos, para hacer de la esperanza, no un ideal sino el movimiento y la confianza en uno mismo hacia su realización.


Perdón de uno mismo y aplicaciones correctivas

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado esperar que las cosas cambien tanto dentro de mí como fuera en el mundo según los patrones de felicidad, de tiempo, y de forma que yo había creido, confiando en que otros promuevan ese cambio, sin darme cuenta que no se trata de idealizar y confiar en que otros se muevan, sino de comprometerse uno mismo al cambio que uno quiere ver en la vida, y ser el ejemplo que uno quiere encontrar en los demás.

Cuando y como me vea mí mismo esperar que las cosas cambien según mi modelo de felicidad, o de tiempo previsto, o de la forma en que debe ser llevado a cabo, y que otros realicen ese cambio para después “subirme al carro”, me detengo y respiro. Me doy cuenta que el cambio que nos proponen tanto las políticas, las escuelas de sabiduría, como los gurús, los psicólogos o los entrenadores personales (coachings) son cambios que han podido mejorar efectivamente algunos aspectos de nuestra existencia, pero que en pocas ocasiones es duradero y permanente, ya que resulta insuficiente para levantarnos como ejemplo de vida transparente y honesto. Me doy cuenta de que un cambio de paradigma, de modelo de vida, es un cambio que requiere un proceso extenso. El proceso de entender cómo es que uno se ha convertido en el producto de las propias decisiones, de lo que ha permitido y aceptado a lo largo de su vida, y de los patrones mentales heredados y adquiridos que se han producido en un contexto social de egoísmo, de competencia, y de luchas por conseguir metas sociales que han podido perjudicar a otros. Por tanto el cambio no se trata de otros, sino que requiere de la comprensión de la propia individualidad, de la comprensión de los sistemas sociales que han promovido esa lucha y competencia entre iguales, como la política, la economía, los sistemas alimentarios, los sistemas energéticos, los sistemas educativos, los sistemas sanitarios y los sistemas de bienestar social. Por ello en lugar de poner la confianza en la esperanza de que las “cosas cambien” o las empiecen otros, me levantaré por mí mismo, y no me demorare, no esperare a que las cosas ocurran, ni pondré la esperanza por delante de la actividad, sino que me seguiré moviendo hacia una comprensión de quien soy y del mundo en el que participo. Así tomaré mi propia responsabilidad como la vida una, y caminaré en la dirección de lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado tomar como excusa los abusos que se producen tanto a nivel individual como colectivo en nuestro mundo para pensar que el cambio en la manera de ser y comportarse el ser humano no tiene remedio. Fijándome en nuestra historia, donde han pasado numerosos ejemplos de personas ilustres en conocimiento, sabiduría y ciencia, que basándose en ideologías, teorías o espiritualidades, no ha sido suficiente para realizar un cambio permanente y duradero, sino que al contrario los abusos en nuestros días son mayores en número y en sofisticación. Donde no se observa una tendencia a mejorar la calidad de vida en la mayoría, sino de unos pocos privilegiados. Así como unas naciones sobre otras por su mayor potencial económico o militar. Y dentro de esas naciones unos pocos ostentan el poder de decidir, el 1%, quienes condiciona la existencia del 99% restante.  

Cuando y como me vea a mí mismo que el cambio en la manera de ser y relacionarse el ser humano no es posible al mirar el fracaso de nuestro pasado y los abusos que se están produciendo en el presente, me detengo y respiro. Me doy cuenta que fijándome solo en estos datos, es para realmente bajarse de este mundo y marcharse al más allá, lol. La paradoja seria encontrar en que tampoco en el más allá uno no puedo huir de lo que vivió, por lo tanto podría ser consciente de lo que hizo y dejo de hacer. Y que quizá no hay diferencia entre un aquí  y un allá, sino que es uno siempre en todo lugar. Por lo tanto uno no podría huir de sí mismo ni de la responsabilidad de la propia existencia, ni de lo que se hizo así mismo ni a los demás. De manera que uno de los principios de vida consistiría en el de responsabilidad de lo que uno es, de lo que ha permitido y aceptado participar en su mente y cuerpo. Quizá por nuestro diseño como humanos al no recordar quienes fuimos y nuestra participación en el mundo que hemos creado no vemos nuestra responsabilidad en todo lo que existe en nuestro mundo. Ya que nuestra mirada cuando tenemos un conflicto en ocasiones se dirige en nuestros antecesores pensando que ellos fueron el origen de nuestra desgracia, pero no vemos que quizá uno de ellos fuimos nosotros mismos. Y en todo caso hemos tenido  y tenemos ahora ocasión de educarnos en honestidad propia para corregirnos. Quizá me he ido un poco lejos, lol, pero para traerme de nuevo aquí y ser efectivo, veré que mi vida, lo que permito y acepto dentro de mi es responsabilidad mía, así como mis pensamientos y conductas, o mis reacciones emocionales. Por lo tanto si no lo cambio yo nadie hará el trabajo por mí, y si no cambio el tipo de relaciones, nadie lo hará por mí, y si no entiendo que lo que hago a la vida, me lo estoy haciendo a mismo, ya puedo tener esperanza, que con ella me quedaré para que todo siga como hasta ahora.


Compromisos

Me comprometo a seguir moviéndome en el entendimiento de mí mismo y del mundo en el que vivo trabajando para promover relaciones equitativas y que sean lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.

Me comprometo para dirigirme no solo según el movimiento de mi mente, pensamientos o ideales, o esperando que otros inicien los cambios que quiero para mí, sino que me convertiré en ese cambio, levantándome, poniéndome de pie, integrándome en lo físico y la mente,  moviéndome físicamente hacia situaciones que promuevan los derechos humanos y la vida sostenible en condiciones de igualdad.

Me comprometo a seguir investigando y corrigiendo toda aquella programación que me he creado para defender una personalidad egoísta, autoritaria y violenta, que como patrones mentales han dominado mi mente, y así detener dentro de mí y en mí entorno toda dinámica de autoritarismo y agresividad. Ya que sabiendo cómo me hice, podré conocer como cambiarme.

Me comprometo a no crearme ideales de vida, sino que los iré construyendo día a día, sin esperar un modelo determinado, sino dándome cuenta que lo que somos depende de la decisión que tomamos momento a momento, por tanto asumiendo mi responsabilidad.









jueves, 20 de agosto de 2015

Día 523 Matar toda esperanza


Después de observar diferentes acontecimientos que están sucediendo en nuestros días, como el trato de los gobiernos de París y Londres a los refugiados e inmigrantes, o el de la frontera de México con EEUU, o el de España y Marruecos. Después de ver como las elites utilizan la economía para humillar a los pueblos, como en Grecia. Después de ver que los políticos corruptos actúan con total impunidad en España y otros países, y que las políticas están orientadas a ocultar su gestión corrupta mediante banderas y nacionalismos. Por no hablar de la hambruna, y los muertos que siguen sumando en la guerras contra el Estado Islámico. Pensaba si es posible una solución a los conflictos humanos, y si algún día cambiaran nuestras relaciones personales y la de los pueblos. Y sentí que llevamos milenios sin conseguirlo, ¿por qué ahora debía ser diferente?


Con esta percepción de la realidad es difícil ser optimista o encontrar un rayo de esperanza que nos haga ver un mundo mejor. Entonces me miré y vi que todavía existen dentro de mí pensamientos y conductas que provocan malestar y enfrentamiento en los demás, aunque menos, lol. Y que después de tantos años de procurar un cambio dentro de mí todavía no se ha producido tal y como esperaba. Así encontré dentro de mí lo que estaba viendo fuera. Vi el mundo como un espejo, como un reflejo de mi mundo interno. Y sin embargo culpaba a los demás de lo que estaba ocurriendo, sin darme cuenta que estaba proyectando mi propio caos, mi ceguera. Y además lo que las noticias estaban relatando no era más de lo que yo había participado en mi pequeño mundo por años, y que ahora podía ver las consecuencias aumentadas por la participación de todos, creando este mundo que nos hemos permitido, a imagen y semejanza de cada uno, quienes somos.


Llegué a pensar que el estado de mi mente y la manera en que veía las cosas estaba relacionado con mi estado de salud, mi falta de vitalidad, la incertidumbre de mi pronóstico, y que estaba un tanto depresivo. Pero lo que estoy viviendo en estos últimos meses es que al tener que reducir mi actividad aproximadamente a un 30% a un 40%, este parón, este enlentecimiento me ha llevado a “ver pasar los acontecimientos y mis pensamientos” con mayor precisión y distanciamiento emocional, como aquel que mira sin participar. Entonces llegué a la conclusión de que haga lo que haga es irrelevante pues el deterioro de nuestras relaciones es tan abrumador y lleno de tantas mentiras e intereses ocultos que habíamos llegado a un punto sin retorno, a la autodestrucción de nuestro planeta, las especies, y por último de nosotros mismos. Sin darme cuenta en ese momento que el tipo de vida que nos hemos creado por milenios no lo cambiaremos solo en una generación, o que los pensamientos y conductas que he practicado durante años, no lo cambiaré en un instante, sino que requiere ver, darme cuenta y entender como me hice a mí mismo y corregirlo efectivamente, y eso requiere de constancia y paciencia.


Así entré en la dinámica de que de nada sirve el esfuerzo que uno haga por cambiar las cosas, por hacer de la vida de uno un punto de entendimiento, dialogo y ejemplo de igualdad. Por lo tanto ¿para que perder el tiempo en investigar como uno mismo ha creado diferentes personalidades, patrones y llevado a cabo conductas que han sido el resultado de la propia autoprogramación? ¿Para qué regirse por principios que fomenten relaciones equitativas, y adoptar conductas que favorezcan a uno y a otros por igual?, si al final toda va a seguir como siempre. Sin duda estaba perdiendo toda esperanza de que algo cambiara en mí y en nuestro mundo.


Entonces vi que mi punto de partida, lo que me guiaba era la esperanza, la esperanza de que podemos cambiar como humanidad, y que las cosas pueden ir a mejor. Sin darme cuenta de que cuando uno tiene esperanza está guiado por un deseo, y que ese deseo es quien conduce todas las actividades y pensamientos. Y el deseo, entiendo, en última instancia proviene del interés personal por conseguir mayor reconocimiento, y una experiencia positiva que compense las propias carencias. Por tanto la esperanza es la forma que uno tiene de conseguir su interés personal, de manera que cuando lo ve truncado se siente triste o abatido. Entonces “matar toda esperanza”. Quiero decir, no utilizarla como un objetivo consciente o inconsciente para obtener reconocimiento y como experiencia energética.


Entiendo que mi error fue en “tener esperanza”, en conseguir un deseo, en mantener una ilusión, y no me queda más que detener ese pensamiento y cambiarlo por una dirección de vida orientada al “sentido común” basados en unos principios que sean lo mejor para toda la vida y siempre. Me parece que la solución no se trata solo de buscar resultados afuera, sino de seguir investigando como he creado mi realidad, cual mi participación en este mundo y entender como el sistema del mundo: política, economía, educación o sanidad, son como los órganos humanos/organismos sociales/diseños que hemos creado a imagen y semejanza de nuestra propia mente. Y de esta manera poder cambiarlos, pues si no conocemos como nos hicimos, como hicimos lo que hemos creado no se podrá cambiar, al contrario se perpetuaran o autodestruirán, como así estamos haciendo hasta ahora.


Queda mantenerse firme y estable en los principios de vida de Igualdad y Unicidad, de los que es mejor para uno y para todos en igualdad, ya que nadie hará por nosotros el trabajo de revertir la situación personal y social. No vendrá Jesús en una nube, ni los extraterrestres en naves, ni milagros que curen las heridas. Nosotros lo hicimos, es nuestra responsabilidad, y está en nuestras manos. Hagámoslo!


Continuaré


Ver también:




martes, 26 de mayo de 2015

Día 522 Inseguridad e Incertidumbre como experiencia energética

  
En el post anterior Día 521, estuve viendo mi mente cuando apareció una insuficiencia cardíaca. Las palabras más relevantes que surgieron fueron: inseguridad e incertidumbre. A continuación exploraré lo que significa cada una de ellas en ese contexto aplicando el “perdón como uno mismo”, es decir el reconocimiento y la responsabilidad de lo que uno permite y acepta experimentar dentro de sí mismo como si fueran hechos reales, y la aplicación correctiva, es decir como uno desde el empoderamiento toma dirección de sí mismo ajustándose e integrándose en los acontecimientos.


Inseguridad

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado “sentir inseguridad” al ver que mi cuerpo no respondía de la misma manera que antes, vinculando la inseguridad al estado de mi órgano del corazón, sin darme cuenta que la inseguridad es el resultado de una interpretación subjetiva de mi cuerpo, por lo tanto no es algo real sino la definición para explicarme los síntomas, pero que no proporciona ninguna solución, ni ningún dato concreto para mejorar. En cambio es una energía vinculada al miedo ya que si uno se encuentra inseguro es que uno pretende tener el control de la situación, como si uno tuviera que tener control sobre el cuerpo, como una relación de autoridad/superioridad sobre él. Entiendo que uno es el cuerpo, por lo que sí existe una relación de autoridad/superioridad está separado de él, como si fuera un instrumento para conseguir objetivos, cuando el cuerpo es un objetivo en sí mismo, si así se puede decir. El objetivo y centro de la existencia, junto con el ser y la mente, ya que sin él la vida no es posible, tal cual entendemos.


En y cuando me vea a mí mismo “sentir inseguridad” en y como mi cuerpo físico, me detengo y respiro. Me doy cuenta que “sentir inseguridad” añade a los acontecimientos un plus energético innecesario, y además pone un velo sobre lo que sucede. Ya que a diferencia de los síntomas, por ejemplo los mareos, la presión en cabeza y estómago, si son datos clínicos que pueden orientar un diagnostico o una situación. En cambio cuando alguien dice que se “siente inseguro” haciendo referencia al estado de su cuerpo, lo que en realidad está diciendo es que no controla la situación y tiene miedo a que la situación tenga consecuencias que uno quiere evitar por miedo. Por lo tanto es una experiencia de la mente, no un estado del cuerpo, pero que sin embargo está condicionará y aumentará los síntomas innecesariamente por influencia del estrés. Así, en lugar de ello respiraré para estabilizarme y detectaré cualquier alteración que se pueda producir en mi cuerpo, de manera que si hay alguno que desconozca y que además altere mis funciones vitales o cambio del movimiento por dolor o cansancio excesivo, lo consultaré con un profesional. Así conociendo el punto de partida de mi cuerpo, de cuales han sido los procesos vitales que he vivido y las alteraciones que hayan aparecido en mi pasado podré tener perspectiva sobre mi proceso actual. Por lo tanto no habrá necesidad de “sentir inseguridad”, sino de dar los pasos para llegar a las causas de la alteración orgánica e intentar solucionarlos. No obstante entiendo que la ignorancia sobre cómo funciona el cuerpo y qué significan los síntomas, en ocasiones lo vemos como un misterio y el misterio lleva a la especulación, a la imaginación y a la separación de la realidad. Así cuando no encontramos explicación, por ignorancia, lo ponemos en un ámbito casi religioso, por lo cual queremos darle significado sobrenatural, como así sucedió en el pasado. Cuando en realidad misterio equivale a ignorancia. En definitiva la inseguridad es una experiencia de la mente que nada tiene que ver con los hechos sino con los propios miedos a que ocurra algo imprevisible que uno no puede controlar en el momento. Y para ello el respiro puede acompañar al organismo en su propio proceso.


Incertidumbre

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido “sentir incertidumbre” al no saber lo que me estaba sucediendo, sin darme cuenta que estaba poniendo más énfasis en el conocimiento sobre el diagnostico/etiqueta que en los propios síntomas. Por lo que el valor lo ponía en el conocimiento, como si eso me diera seguridad, y no en acompañarme a mí mismo dentro del  proceso orgánico. Es decir, en lugar de respirar y estabilizarme desde esa situación, aumentaba el estrés físico, amplificando los síntomas y añadiendo más de lo que en realidad había. Por lo que traslade el conflicto en mi cuerpo, a un conflicto en mi mente, siendo la mente quien quería obtener la notoriedad, y hacer de la situación un drama para sí misma dentro del personaje “pobre de mí”, debilidad, inferioridad, etc. Cuando era solo una estrategia para convertirse en el actor principal, sin dejar paso al proceso puramente orgánico.



En y cuando me vea a mí mismo “sentir incertidumbre” al no conocer lo que le estaba sucediendo a mi cuerpo por conocer el diagnostico, me detengo y respiro. Me doy cuenta de lo alejados que estamos de la percepción del propio organismo cuando se manifiesta de manera diferente a lo habitual, ya que no hemos sido educados en lo orgánico sino en las experiencias mentales derivadas de nuestra imaginación y conocimiento. Sin darnos cuenta que lo orgánico, lo físico, es lo real y estable, y en cambio el conocimiento, lo mental es teórico y variable. Así, en lugar de sentir incertidumbre, buscaré la certidumbre de lo concreto y objetivo, de lo que puedo percibir en mi cuerpo, sin crear una alarma solo en mi mente, sino viendo que es posible estabilizarme por el respiro, y si no llego a realizarlo buscar soluciones adecuadas que detengan los síntomas.

Gracias.








viernes, 22 de mayo de 2015

Día 521 Lo importante si es lo que nos sucede


Hace unos días tuve que pasar por boxes, dicho en términos de Formula 1, para hacer una serie de ajustes en mi cuerpo. De hecho acudí al Centro de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) el día 03/5/15, avisé en una ocasión a los Servicios de Emergencias Médicas (SEM) y en dos ocasiones me trasladaron a los servicios de urgencias Hospitalarias para solucionar los síntomas que aparecían, hasta que finalmente se encontró la causa. Era una insuficiencia cardíaca grave que me estaba causando un excesivo cansancio ante una actividad física leve, entre otros síntomas. Aunque personalmente desde un principio sabía que el origen estaba en el corazón por mis antecedentes, hace casi 20 años me diagnosticaron una miocardiopatía dilatada,  descartaron cualquier cardiopatía isquémica o coronaria, ya que aparecieron síntomas que lo podía parecer: dolor en cuello y mandíbula, mareos, sudoración y dolor en boca de estómago, además de la astenia. Pero ante las pruebas diagnósticas, radiografía de tórax, analíticas, control de los signos vitales y ECG, se descartó que el problema viniera por esa dirección. 

Al ver que no había datos de alarma por las pruebas me derivaban a mi domicilio, pero yo solicitaba al personal médico un Ecocardiograma pues era la prueba que determina, el estado de la forma, tamaño, función y fuerza del corazón, así como el estado de sus paredes y válvulas, y ver si se había producido una alteración significativa. Sin embargo me indicaban que como tenía prevista realizar esa misma prueba en 20 días no veían señales de alarma para adelantarla. Hasta que en la segunda ocasión que tuve que visitarme en el servicio de Urgencias del Hospital un cardiólogo decidió realizarme esa prueba con un Ecocardiograma portátil. Cabe decir que antes de esa nueva visita a Urgencias había contactado con un Centro de Diagnóstico privado para que me realizaran la prueba esa misma tarde, pero no llegue a tiempo al tener que avisar al servicio de Emergencias por los síntomas que aparecieron de nuevo. En realidad fue verme en y como mi cuerpo colapsado sin saber en qué situación se encontraría en el siguiente momento, y antes de que el servicio médico se encontrara con un cadáver decidí avisarlos, así lo viví.

La cuestión es que ese mismo día, 5 de mayo, el cardiólogo de urgencias ante los datos del Ecocardiograma dudó entre dejarme ingresado o derivarme al día siguiente a una cita urgente al servicio de Insuficiencia Cardiaca del Hospital para valorar situación y tratamiento. Finalmente optó por la cita al día siguiente. La cardióloga me ajustó la medicación y me indicó que habría que esperar como respondía y después valorar otras opciones. En caso de que no respondiera adecuadamente se valoraría otras opciones como por ejemplo implantarme un resintonizador cardiaco para ayudar al musculo a hacer su función.

En todo este proceso mi fuerza vital disminuyó considerablemente y adelgace 2 Kg, hasta el punto de no mantenerme por más de 20 minutos frente al ordenador, al aparecer grandes tensiones musculares, especialmente en cuello, falta de concentración y un ligero mareo. Además durante la primera semana vi restringidas mis salidas a la calle y evitar esfuerzos. Después, en la segunda semana fui recuperando la actividad física realizando pequeños paseos pero con la misma sensación de encontrarme levemente mareado, en parte normal por la medicación que estaba tomando que provocaba una tensión arterial baja. Ahora la sensación de cansancio continúa pero después del tratamiento médico, alguna ayuda con vitaminas como la C, E, CoQ10, acupuntura y masajes voy recuperando poco a poco la actividad.

Estos son los acontecimientos por lo que he pasado, de mucha incertidumbre al principio y algo de tensión hasta no encontrar la causa. Y ahora quiero caminar/escribir/compartir lo que ha ocupado mi mente durante este tiempo, qué pensamientos acudían, qué emociones y sentimientos surgían, sin otro afán de seguir mi “Camino hacia la vida”, donde voy desprogramándome de aquellas condiciones mentales que hicieron de mi un personaje para mí mismo, y no quien en realidad soy como uno mismo.  

Entiendo que lo que le sucede a cada uno, no es una cosa única por la que uno tenga que hacer un drama, en el sentido que no le haya sucedido a otro individuo, sino que se trata de entender como uno construye en base a los acontecimientos una realidad en su mente que busca proteger el ego de la mente y reforzar su interés personal, aun en las situaciones más adversas. De manera que uno construye su propio guion representando en el escenario de este mundo un papel/personaje, o bien como víctima o bien como vencedor. Y eso es responsabilidad de cada uno por lo que acepta y permite generar en su propia mente.

Por otra parte entiendo que lo relevante SÍ son los acontecimientos y en cambio los pensamientos, emociones y sentimientos son solo respuestas a los condicionamientos culturales, educación y experiencias previas que uno haya vivido que generan una realidad separada de uno mismo. Quiero decir, a diferencia del eslogan que dice “lo  importante no es lo que nos sucede, sino lo que hacemos con lo que nos sucede”. Mi posición es que “lo relevante SI es lo que nos sucede, pues indica las condiciones de vida que nos hemos creado individualmente y colectivamente”, y por tanto para cambiarlo primero uno tiene que tomar responsabilidad, y todos colectivamente en lo que corresponda. No se trata de justificar, culpar a alguien, o sublimar los hechos, sino de afrontar con sentido común aquello por lo que uno está pasando, y no añadir a los hechos ni más ni menos de lo que hay.  Si alguien no lo ve así que pregunte a las millones de personas que pasan hambre o individuos que sufren todo tipo de abusos, y que le digan que eso no es lo importante, que no es importante lo que les sucede, sino cómo lo experimentan en su mente. Me parece de una gran hipocresía o de una gran miopía. Esos pensamientos solo pueden aparecer en las mentes programadas por las modas del autocrecimiento, la cultura, o la educación, si así lo quieres ver. Por eso quiero ver a través de la escritura, verme a mí mismo en mis palabras, descubrir que es lo que he añadido a esta situación que no corresponde a la realidad sino a los patrones mentales y constructos que hacen de mí una caricatura.

En primer lugar los pensamientos que aparecieron ante los primeros síntomas tenían que ver con la sensación de inseguridad, “¿qué es lo que me está sucediendo que no tengo control de mi cuerpo?”. Me pregunto ¿acaso hay algo que controlar?, la vida no se controla se vive hasta donde llega, sentido común. Y ante esa sensación seguir en mi chat mental “¿estará ocurriendo algo grave en mi corazón?”, “¿habrá empeorado?”, “¿tendrán que realizarme un trasplante?”. Gravedad, empeoramiento, trasplante, es evidente que esas palabras ponían una carga energética en mi que en ese momento construían una imagen de peligro ante mi integridad física, pero que en lugar de vivirlo como un acontecimiento físico, lo situé en una experiencia emocional donde me colocaba en una posición de debilidad y de  sentirme vulnerable, en lugar de asumir la situación física como un proceso vital de degeneración, como parte de la propia naturaleza humana que puedo dirigir como uno mismo. 

Y aunque no apareció en ese primer momento el miedo a la muerte, si apareció el “miedo a tener una vida más limitada” a no hacer una vida “normal”, como antes. Otra vez la expresión energética de debilidad, "pobre de mí", etc. En lugar de entender que si hay una limitación física uno puede encontrar recursos humanos y técnicos para solventar la situación, sencillo.  Así, la incertidumbre aumentaba ante la falta de definición de los médicos por no saber la causa de los síntomas, mientras, me quejaba del servicio sanitario por no poner los medios al alcance de los ciudadanos para realizar pruebas diagnósticas adecuadas. Es como decir "merezco ser tratado de la mejor manera por los impuestos que pago", en lugar de ver que el sistema sanitario es imagen y semejanza del sistema de la mente, que está basado en el beneficio de unos cuantos y en el deterioro de muchos, o lo que es lo mismo en el interés personal por encima del sentido común, lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.  

A partir de ese momento la inseguridad se transformó en impotencia al ver que los médicos no se decidían a practicar el Ecocardiograma. Aquí es curioso observar como las personas nos movemos por etiquetas, es decir cuando alguien nos dice que tenemos un diagnóstico es cuando respiramos, ¡al final tengo algo!, lol. Y así me sucedió cuando me realizaron la prueba y confirmaron que había una insuficiencia cardíaca, no me dijeron los valores aunque hoy mismo me hicieron otro Ecocardiograma para determinar finalmente la situación, entonces respire. Ahora se trataba de ver los tratamientos y el grado de recuperación.

No obstante me vi haciendo algún ajuste bancario por si las cosas no iban bien y avise a mi esposa de algunos detalles. Era evidente que había un riesgo en mi salud y por lo tanto apareció la posibilidad de la muerte. No tanto como un miedo sino como una posibilidad que se podía producir y que tenía que afrontar. Así el proceso fue de inseguridad ante los síntomas ¿por qué me ocurre esto?, impotencia ante la falta de diagnóstico “¿cuál es el alcance de la lesión?, y por ultimo pensamientos sobre la muerte. Aunque aquí lo pongo de manera consecutiva lo cierto es que todo apareció en el mismo momento, todas las sensaciones se retroalimentaban. No obstante pude ver que me podía hacer cargo de la situación, que podía asumir las consecuencias de mi estado físico y acompañarme a mí mismo en el proceso, de manera que podía mantenerme sereno y no ir más allá del momento que estaba viviendo parando mi mente y respirando. Y así es como fui entrando en ese acompañamiento que ahora estoy llevando a cabo, paso a paso, momento a momento, aquí. 

Continuaré









sábado, 25 de abril de 2015

Día 520 Sentimiento de inferioridad.


Me acerco de nuevo a este blog para compartir un mecanismo que he descubierto en detalle en mi mente y que trata sobre el “sentimiento de inferioridad”. Y cuando hablo en detalle me refiero a como me cree yo mismo esa autopercepción a través de experiencias en la infancia, de interpretaciones, de creencias, de identificaciones y de personalidades. Lo he visto al investigar sobre ese sentimiento, recordando qué era lo que me decía a mí mismo, que pensamientos surgían,  que conversaciones internas aparecían, cuales eran mis reacciones, y por último que sensaciones provocaban en mí, dándome cuenta que todo ello  condicionaban mi autopercepción y por tanto mi relación con los demás. Es decir como uno se ve, como uno se percibe, así son sus relaciones.

La cuestión es que muchos de nosotros hemos realizado diferentes procesos para cambiarnos, donde hemos investigado por un tiempo algunos conflictos que nos producían sufrimiento o malestar. Entiendo que para realizar un cambio permanente y dirigirnos por nuevas formas de actuación uno no solo tiene que detectar que existe un conflicto y adoptar nuevos comportamientos, sino que lo que he encontrado es que es necesario descubrir que ordenes nos dimos a nosotros mismos, como nos hicimos esa programación, y cual el origen del conflicto que a lo largo de nuestra vida ha ido adquiriendo diferentes formas y que a medida que va creciendo dentro de nosotros produce mayor insatisfacción en nosotros mismos. Es como la serpiente que de pequeña parece un animal inocente y sin embargo de adulta puede llegar a matarnos. Así las personalidades, como las serpientes, que encontramos en nosotros mismos intoxican nuestro cuerpo físico creando una disociación entre lo que pensamos y hacemos, lo que se llama una ruptura con la realidad.

Y lo que he visto es que todo surgió en un momento determinado de mi historia personal, donde ante ese acontecimiento recibo, por ejemplo una recriminación, la cual yo acepto y permito, ya que considero a los mayores como “mi autoridad”. Después, interpreto sus palabras para definirme y verme como una “personalidad culpable”, y ante esa culpabilidad veo que soy inepto, y ante esa definición, interpreto y confundo mi "conducta" con "mi manera de ser" por lo que llego a la conclusión de que no “valgo”, desarrollando un sentimiento de inferioridad. En un proceso de: conducta-definición de un adulto-aceptación de esa definición-sentimiento.

Es interesante ver el proceso, hay alguien que recrimina y “pensamos” que esa persona tiene autoridad sobre nosotros, creyendo uno mismo que las palabras que nos dice son certeras, y por lo tanto uno acepta y permite ser juzgado por alguien que emite una sentencia, la cual aceptamos y permitimos de nuevo, confundiendo nuestra manera de hacer con una personalidad, y así uno es etiquetado/definido como “tonto”, “inepto”, “estúpido”. Es decir, creemos que somos lo que los demás ven en nosotros. Dando autoridad a los demás, de manera que cuando nos equivocamos de adultos recurrimos inconscientemente a esa imagen que hemos guardo de nosotros mismos, que nos hace recordar quienes fuimos, actualizando esa imagen a través del sentimiento. Lo cual tiene un efecto demoledor ya que produce una autopercepción que nos impide levantarnos por nosotros mismos y empoderarnos.

Y lo que he encontrado es que muchas de las reacciones de agresividad, de violencia y de diferentes formas de abuso, en realidad son conductas donde uno en realidad se siente vulnerable, tiene una experiencia negativa de sí mismo que intenta compensar con una conducta donde quiere imponerse a los demás, que llega a convertirse en la resolución del conflicto. Donde lo que uno es dentro lo manifiesta fuera, proyectando la imagen de quien es en su mente. Sin darnos cuenta que todo nos lo hicimos nosotros mismos y por tanto sabemos como cambiarlo.

Quizá también sea una manera de entender la noticia de estos últimos días de un menor de 13 años que mató con un cuchillo, hay quien dice con una ballesta, a un profesor en un colegio de Barcelona, sin que hubiera indicios de problemas psicológicos.
Según las informaciones el niño era un admirador de películas y series de terror y violencia, como The Walking Dead,  y aunque informan que tenía un carácter tímido e introvertido sus compañeros lo consideran como un “chico normal”. Es un niño producto de los contenidos sociales, incluida la violencia.  

Con estos datos ¿Podemos pensar que la necesidad de reproducir las imágenes de violencia que él había interiorizado provenía de un sentimiento de inferioridad al percibirse como mal estudiante? Sin duda esta reacción proviene de un “estado de su mente” intentando resolver un conflicto por largo tiempo enfrentado. Cuya resolución fue a través de un brote psicótico, es decir una ruptura entre la realidad que existe en su mente y la realidad física, quizá por un sentimiento de inferioridad. Entiendo que hacen falta más datos para llegar a estas conclusiones pero veo compatible ese comportamiento con un sentimiento de inferioridad vinculado a imágenes violentas, donde para compensar esa autopercepción uno lo resuelve castigando a los demás demostrando de esta manera su poder y superioridad. Inferioridad dentro, superioridad fuera, como rueda energética en la propia mente.

Todo esto sirve también como reflexión para entender que es en la propia mente donde debemos encontrar las causas del funcionamiento de nuestro mundo, y que los acontecimientos que aparecen en nuestra sociedad pueden ser erradicados conociendo el conflicto que está experimentando el individuo.  Por ello en Desteni siempre hemos propuesto que el cambio solo puede iniciarse en uno mismo, en comprender el funcionamiento de la propia mente, de los patrones, de las personalidades, y así realizar el cambio que queremos ver en nuestro mundo. Mediante empoderamiento y la realización del bien común, es decir lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.


Gracias.




Investigar:

DIP Lite  http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook:  https://www.facebook.com/groups/Deste ..


domingo, 1 de marzo de 2015

519 Sin Dios no hay felicidad, o sí.


Estos días una gran mayoría de ciudadanos españoles nos hemos visto sorprendidos al ver como nuestro Gobierno central ha publicado en el BOE 
(1849 1850), diario oficial del estado español y medio de publicación de leyes de obligado cumplimiento, el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria, donde se dan pautas sobre los temas a tratar en esas asignaturas. Estos son algunos de los contenidos a desarrollar en religión:


Dios, padre de la humanidad, quiere nuestra felicidad.
1. Identificar en la propia vida el deseo de ser feliz.
2. Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad.
1.1 Toma conciencia y expresa los momentos y las cosas que le hacen feliz a él y a las personas de su entorno.
2.1 Descubre y nombra situaciones en las que necesita a las personas, y sobre todo a Dios, para vivir.
3.1 Valora y agradece que Dios le ha creado para ser feliz
3. Apreciar la bondad de Dios Padre que ha creado al hombre con este deseo de felicidad


Estos contenidos se pueden equiparar perfectamente al nacional catolicismo de la dictadura de Franco (1936-1975), donde España era un estado confesional. Después de la aprobación de la Constitución Española del 1978, el estado se declaró aconfesional, pero como muchos ignoran, aconfesional no es laico:

Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.


Pero a continuación el Tribunal Constitucional hace una interpretación;

La distinción entre la aconfesionalidad y el laicismo del Estado se aprecia en el segundo inciso del precepto mencionado, al establecer que 'los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española' y, en particular, 'mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones'.


Actualmente en España hay tratados de colaboración entre el Gobierno y la Santa Sede, por ejemplo mediante la financiación a través de impuestos, además de fondos públicos de creyentes, no creyentes y ateos, (donde se puede destinar a fines sociales o a la iglesia católica, pero no a otras iglesias); y también con la judía, con la islámica y con la evangélica. De hecho el estado en 2015 le pagará a la iglesia católica cerca de 160 millones de euros (BOE 30/12/2014), objeto de denuncia de las demás confesiones.


Esta asignatura de Religión es completamente opuesta a la que existía con el anterior gobierno, donde se daba una asignatura sobre la Educación para la Ciudadanía:

La Educación para la Ciudadanía tiene como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.



En cambio el actual gobierno ha decidido que los estudiantes tengan que optar entre la asignatura de Religión y la de Valores Sociales y Cívicos, entre un sistema de creencias y una educación ciudadana, permitiendo que la iglesia católica enseñe en las clases lo que no puede enseñar en los seminarios, o en sus parroquias por la falta de feligreses y falta de sacerdotes. En estos momentos solo cuenta en todo España con 1.321 seminaristas, de los cuales se ordenan anualmente 130 sacerdotes. Totalmente insuficiente para la feligresía, y por ello se dedican a la importación, cuando siglos atrás eramos exportadores para convertir al cristianismo a los pecadores de otros pueblos, arrasando con sus tradiciones y expoliando sus bienes, especialmente en Sudamérica. De los 18.600 sacerdotes que hay en España, 500 son extranjeros. 

Esta es la situación actual:

Dentro de 30 o 40 años en España no habrá sacerdotes; cada año 200 cuelgan el hábito:
Fallece el doble de los que ingresan al sacerdocio
Hay clérigos con 25 parroquias a su cargo
La edad media de los sacerdotes es de 64 años, edad de retiro para cualquier otra profesión
Sólo el 15% de los españoles menores de 30 años van a Misa y casi nadie se confiesa.


Pero ¿por qué aparece ahora esa normativa para el adoctrinamiento católico que se quiere imponer en las aulas? En primer lugar porque estamos en un año electoral y el partido político en el gobierno es un partido conservador que se nutre de muchos votos de ciudadanos católicos. Y en segundo lugar porque el gobierno tiene a ministros que pertenecen al Opus Dei, y quieren imponer a la ciudadanía una cosmovisión centrada en la figura de un dios salvador que redime a la humanidad, y así delegar la responsabilidad y la propia voluntad, a una voluntad de dios que tiene cuidados especiales, su amor, para los que creen en él. Punto. No hago más comentarios.


Centrándome en el enunciado que ha aparecido en muchos medios “Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad” y sin entrar en cuestiones filosóficas o teológicas sobre lo que es en sí la felicidad, mi perspectiva es que no es posible la felicidad de ningún individuo hasta que todos los ciudadanos dispongan de los recursos mínimos para su subsistencia: alimento, vivienda, sistemas de salud y de educación para el desarrollo de sus capacidades. Por lo que el problema de la felicidad no es una cuestión de fe sino de derechos humanos. Si es que nos queremos definir según la declaración universal de los derechos humanos. Por lo tanto hasta que el último ciudadano no pueda ejercer ese derecho no es posible, en sentido estricto, definirnos como individuos felices . En este contexto, la felicidad no es solo un estado de ánimo que uno adquiere al tener lo que desea o disfrutar de una cosa, visión totalmente egoísta del que se aprovecha el sistema monetario para que obtengamos el mayor número de bienes y así vincular la felicidad al dinero, sino que la felicidad consiste en el disfrute de los bienes de la naturaleza, de los bienes y servicios que producimos para todos en igualdad, para cada uno encontrarse en las mismas condiciones para desarrollar su máximo potencial.


Entonces la felicidad no será patrimonio del estado anímico de unos cuantos por encontrarse en situaciones privilegiadas de cuna/lugar y familia de nacimiento o de posibilidades, sino algo que pertenece al patrimonio de la humanidad en su conjunto, y solo puede disfrutarse en su plenitud cuando el último de los individuos lo haya alcanzado. Entiendo que en eso consiste “traer el cielo a la tierra” y en “hacer de la tierra un paraíso”, y no en hacer proselitismo de una creencia que lo que se pretende es imponerse, tal cual en la educación básica.

Gracias




Investigar:

DIP Lite  http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook:  https://www.facebook.com/groups/Deste ..




viernes, 20 de febrero de 2015

Día 518 La deuda y la memoria histórica


En las últimas semanas el tema de la deuda está centrando la portada de numerosas publicaciones y titulares en internet ante la demanda de Grecia de renegociar su deuda con la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Unión Europea). El nuevo gobierno surgido de las últimas elecciones griegas dio como vencedor al partido político Syriza, presidido por Alexis Tsiripas, quien ha puesto como prioridad recuperar la dignidad de los ciudadanos ante la elevadísima pérdida de poder adquisitivo. La pobreza resultante y el deterioro de la economía han causado un descenso de su PIB 25%, debido a las durísimas políticas de austeridad impuestas por la Troika y del gobierno alemán. Y sin embargo la deuda ha ido creciendo hasta llegar en la actualidad alrededor de los 300.000 millones de euros, un 176% de su PIB.


La cuestión es que el gobierno de Alexis Tsiripas ante la dificultad, diría que imposibilidad, de devolver esa deuda, y la necesidad de desarrollar medidas urgentes para el “rescate de su población”, ha puesto sobre las negociaciones la quita que se le hizo a Alemania en el Tratado de Londres de 1953 para su recuperación económica. Donde se le perdonó el 62 % de su deuda,  y que ahora Grecia, país que también perdonó gran parte de sus derechos económicos solicita el mismo trato dada la situación de emergencia social que vive el país.


De hecho el ministro de economía griego Yanis Varoufakis, le recordaba a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, que fue después de una gran recesión alemana que el nazismo fue elegido en Alemania en 1933 como rechazo a las políticas de autoridad impuestas a Alemania por los vencedores de la I Guerra Mundial (Francia, Reino Unido Y Estados Unidos), Y eso es la tendencia que se teme si se produce más austeridad, El partido nazi, Amanecer Dorado, ya es el tercer partido más votado en Grecia. Recordemos que la elección de Hitler fue, en parte, consecuencia de las políticas de austeridad realizadas por el gobierno alemán de la época.


El nazismo en Alemania fue resultado de unas elecciones y no de un golpe militar de Estado, como ocurrió con el fascismo en España. Hay, pues, una responsabilidad histórica de la población alemana de aquel momento sobre el comportamiento del nazismo en Europa, incluyendo la brutal actuación de las tropas nazis en Grecia durante su ocupación, que duró cuatro años (1941-1945) y que destruyó la economía griega mediante un latrocinio constante de los recursos de aquel país, incluyendo los fondos del Banco Nacional de Grecia, que en cifras actuales ascendería, según el Ministerio de Finanzas griego, a la impresionante cifra de 162.000 millones de euros. El coste de dicho comportamiento en el bienestar de la población griega fue enorme, causando hambrunas y la muerte de más de 350.000 personas.


Lo que aparece en esta situación político- económica es como están diseñadas actualmente las estructuras de poder, donde el dinero está por encima de la vida y dignidad humana. Nos educan en las escuelas de que el dinero es un medio de intercambio de bienes y servicios, pero nos ocultan que el verdadero poder está en quien lo produce: los bancos, y en quien domina la economía: las multinacionales. Bancos y multinacionales son los grandes beneficiarios de esta deuda. Son muchos los intereses que se ocultan detrás de una deuda, por ejemplo que la banca alemana tiene invertidos más de 700.000 millones de euros en los PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España). 

Pero ¿qué es la deuda para el sistema?, una estrategia de los poderes/élite para decidir sobre el tipo de políticas sociales, laborales, sanitarias, de educación y de bienestar de la población de un país, sin necesidad de pasar por las urnas, un gobierno en la sombra, tal y como estamos viendo. Por lo que los gobernantes están atados de pies y manos para aplicar sus propias políticas. Estas obligaciones que adquieren los países me recuerda a las obligaciones que tenemos los individuos con nuestro propio pasado.

Veo un símil entre las restricciones de la deuda que impone el sistema bancario a un país, con las restricciones que el individuo vive por la memoria de su sistema de conciencia. La memoria y la deuda corresponden al pasado y nos condicionan según la manera en que hemos gestionado los recursos. La deuda crea obligaciones y por lo tanto limitación de expansión y desarrollo, y la memoria actúa como limitante si uno no trae a su consciencia las causas de sus conductas. Lo vemos con Alemania que hace caso omiso a la quita/perdón que Grecia le dispensó en el pasado al no querer aplicar las mismas medidas que se aplicaron en una situación similar. Parece como si no quisiéramos aprender y nos mantenemos tercos obligando a los demás a pasar por donde otros nos favorecieron. Parece claro que la política de mostrar mano dura y de mantener sometidos a los demás aún con el precio de la denigración humana sea un programa en nuestra mente del que todavía estamos sometidos, y que aparece tanto en la estructura del mundo como en nuestro sistema de conciencia.

Pero esa misma actitud me la encuentro en mi vida cotidiana cuando otras personas me hablan de su vida, no queriendo explorar sus pensamientos, sentimientos y emociones: “lo pasado, pasado está y ahora quiero mirar el presente y el futuro”, sin darse cuenta que si no entendemos como se hizo uno así mismo en sus pensamientos, palabras y conductas, en el presente solo viviremos consecuencias, y nuestro inconsciente será nuestro destino.

De hecho nuestras conductas y nuestros pensamientos es la deuda que les dejamos a futuras generaciones, es el precio a la irresponsabilidad para con la vida. Una deuda inasumible por un país, como el de Grecia, es como la deuda/restricciones/condicionamientos inasumibles para las generaciones venideras que se verán abrumadas por la destrucción que hemos hecho en nuestra Tierra y con las relaciones humanas.

La solución es detenernos, parar todo pensamiento y conducta que no esté alineado con el bien común, con el sentido común, con lo que es mejor para uno y para todos en igualdad. Y eso requiere de un ejercicio de responsabilidad y de compromiso con uno mismo y con nuestro entorno. Para ello en Desteni invitamos a educarse uno mismo en el propio entendimiento y en el entendimiento de la vida una. Atrevete!



Gracias.




Investigar:

DIP Lite http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook: https://www.facebook.com/groups/Deste..