sábado, 30 de junio de 2012

Día 75. Tendinitis hombros - Parte 3


En este post continuare escribiéndome para seguir viendo como una patología de hombros está conectada a un pensamiento, y como ese pensamiento cargado de emociones ha creado como un hilo/código/firma que ha “cristalizado” dentro del manguito de los rotadores donde ha produjo limitación de la articulación y dolor. Ahora los hombros han recuperado la total movilidad y el dolor aparece ocasionalmente por lo que periódicamente asisto a sesiones de fisioterapia.

En los anteriores post pude ver como esa dolencia estaba conectada “al deseo de avanzar para generar energía/movimiento y crear conciencia de mi ego/personalidad” vinculada a mi propio diseño formado por la trilogía: “Deseo-Movimiento-Desarrollo”. Además aparecieron diversas memorias, relacionadas con subpersonalidades con la idea de que: “me sería imposible acabar los estudios” que se grabó en mi mente inconsciente como energía negativa a través de la percepción de “imposibilidad” y que se proyectó en el exterior como energía positiva, con otra subpersonalidad con la voluntad de tener “capacidad”, produciendo una fricción/conflicto entre la vivencia/experiencia interna y externa. Entre las dos subpersonalidades que pujaban por vencer dentro de mi mente, mientras el cuerpo físico sufría las consecuencias de las tendinitis.

En el último post emergió otra memoria a través de mi primera percepción de miedo a la muerte relacionado con una vivencia/experiencia en el hospital.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a la muerte cuando me estaban tratando con quimioterapia debido al desasosiego que me producía. Aunque por otra parte no me hubiese importado morir debido a que en mi mente tuve el pensamiento de que las experiencias/vivencias que había tenido en el ashram y fuera de él habían dado sentido a mi existencia. Vivencias relacionadas con la idea de que todos somos “Uno y yo mismo en todas las cosas”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo al miedo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que dentro de ese pensamiento sobre la muerte estaba la falta de sentido e incertidumbre debido a la amputación de la pierna.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como sin sentido y con la percepción de incertidumbre.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la muerte con la falta de sentido y la incertidumbre.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme a mí mismo en relación a definirme como sin sentido y con incertidumbre ante la muerte en separación de mi mismo.


Me comprometo a seguir investigando sobre como mis pensamientos han ido influenciando/afectando/dañando mi cuerpo para así poder romper todas las cristalizaciones que han producido, soltándolas de las partes del cuerpo donde estaban incrustadas, en este caso en la musculatura y tendones de los manguitos rotadores de ambos brazos,  y a través de la aplicación correctiva no volver a repetir los mismos patrones de la mente.

Me comprometo a seguir investigando dentro de mi “mente secreta”, aquella que nadie ve y nadie conoce, para ver todo pensamiento que me está limitando en mi autoexpresión.

Me comprometo a estar atento a toda fricción dentro de mi mente inconsciente y mente consciente para que no generen más energía en mi mente, que provocan más pensamientos para compensarse a través de la polaridad positivo/negativo.

Me comprometo a estar atento al respiro para detener todo ello, y para que mi propia mente apoye a mi cuerpo físico como Uno e Igual.

Me comprometo a ver como toda fricción que se produce en mi propio cuerpo es la fricción/conflicto que se manifiesta en nuestro mundo, a ver como el conflicto cuerpo/mente se puede observar en el desprecio que hacemos al cuerpo físico humano y animal al no considerarlo como el autentico lugar donde se manifiesta la Vida.


Y por ello me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al generar y mantener el conflicto en mi cuerpo con la mente, estaba produciendo el desprecio de innumerables cuerpos físicos de otras personas, animales o vegetales. Como es adentro es afuera.

Me perdono por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al permitir la autoridad a la mente y la sumisión al cuerpo, estaba despreciando la Vida en el cuerpo físico y permitiendo que otras personas fueran abusadas fisicamente por el deseo de la mente, como yo abuse de mi cuerpo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que debido a ese abuso mí cuerpo sufrió dolor y limitación de movimiento, y por ende otros cuerpos también sufrieron dolor y limitación.

Así funciona la Vida Una e Igual, lo que uno hace para sí mismo lo hace a la humanidad, de manera que el principio de Unicidad se basa en lo que es mejor para todos en Igualdad.




viernes, 29 de junio de 2012

Día 74. Tendinitis hombros - Parte 2



En el anterior post inicie el proceso de verme/escribirme a mí mismo en relación con las tendinitis de los hombros y como esa expresión/síntoma de mi cuerpo está conectada a patrones mentales que subyacen dentro de mí y que me están definiendo quien soy dentro de este mundo, sin haberme dado cuenta hasta ahora que había desarrollado diversos pensamientos, emociones, ideas, miedos y deseos que me mantenían atrapado en la realidad de este mundo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado “aquí” tener resistencias para seguir viendo/escribiéndome sobre la tendinitis, como el síntoma fui postergando hasta que el dolor se fue haciendo doloroso y me produjo una reducción del movimiento de ambos brazos.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado “reducirme” a mí mismo en mi expresión física por la autoridad de mi mente, convirtiéndome en menos que la mente, al provocar que mi cuerpo siguiera caminando y soportando el dolor porque quería “hacer cosas”, moverme, relacionarme, experimentarme, desarrollarme dentro de la ilusión/deseo de la mente, sin considerar que todo ello era un autoengaño dado que lo que es real es lo físico ya que es la “única manifestación de toda la existencia que siempre ha permanecido Aquí” 

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que el pensamiento/idea que un día interiorice/integre dentro de mi propia carne sobre que “me sería imposible terminar los estudios”, como experiencia negativa, ha ido generando múltiples proyecciones/experiencias  de mi mismo al exterior, en mi vida cotidiana, como experiencia "positiva", a través querer demostrarme a mí mismo lo contrario, es decir “mi capacidad para realizar cualquier cosa que me propusiera”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado experimentarme dentro de mi mente inconsciente como "negativo" y en mi mente consciente como "positivo", dando a la mente la posibilidad de generar ideas a través de la fricción/conflicto.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que las realizaciones en mi vida cotidiana estaban basadas en la fricción/conflicto de la mente con lo físico y dentro de la propia mente, que se movía en mi mente inconsciente como “imposibilidad” y en mi mente consciente como “capacidad”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado experimentarme como positivo/negativo dentro de mi mente, permaneciendo atrapado en los pensamientos del consciente y del inconsciente, sin considerar que la Vida no es Polaridad sino Unicidad e Igualdad, Uno como Unidad con todo, "Uno" que se mueve desde lo físico con sentido común dentro de sí apoyando la fisicalidad y no las ideas de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo en mi mente inconsciente como "negativo" y en mi mente consciente como "positivo".

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo en relación a definirme como inconsciente/negativo y consciente/positivo en separación de mi mismo.

En relación a la aplicación de tratamiento para la tendinitis.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la medicina oficial y alternativa me proporcionarían los elementos externos para solucionar el conflicto creado por mí mismo, sin tomar responsabilidad por mí mismo y delegando la responsabilidad al criterio  de un “especialista en salud”. De esta manera me coloqué de nuevo en inferioridad otorgando la autoridad de mi vida a los “profesionales” y colocándome en posición inferior de “paciente”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado delegar la responsabilidad de las tendinitis de los hombros a alguien fuera de mí como la “solución mágica” que pondría orden a mi organismo, cuando el desorden estaba causado dentro de mi mismo al creer que yo era mi mente y que podía tomar las decisiones que quisiera sin importar las consecuencias para el propio cuerpo físico.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que la mente siempre actuó de manera egoísta/engañosa detrás de la zanahoria de la satisfacción/conocimiento/información, actuando separada de mi cuerpo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como mente en separación de mi cuerpo físico donde el cuerpo era solo “el carruaje” y la mente “el conductor”, sin darme cuenta que la mente tal y como está funcionando en nuestro mundo está creando la destrucción de lo físico: planeta, naturaleza, ríos, mares, clima, vegetales, animales, humanos. Sentido común. La mente de los Sistemas no apoya lo físico, no apoya la Vida Una e Igual para Todo y para Todos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que la mente también puede apoyar lo físico, convirtiéndose en Una e Igual a Uno Mismo en lo físico.

Regresando a las terapias.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que existe la situación de superior/inferior dentro de las relaciones con los “especialistas en salud”, otorgando la autoridad de mi mismo a esa persona para descargar mi propia responsabilidad, poniendo “esperanza” en que sus técnicas me podrían “salvar” de mis errores.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que ese especialista eran alguien separado de mí mismo, cuando esa persona habían sido percibida/definida/creada dentro de mi mismo a través de las ideas/pensamientos que tenía sobre ella: el salvador que podía restituir el movimiento de los hombros y eliminar el dolor.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que para poder restituir/restablecer/rehabilitar  el movimiento de mi cuerpo, primero tenía que detener mi mente de sus creencias/ideas y haber visto que la mayor parte de los movimientos de mi cuerpo en el espacio-tiempo estaban orientados a satisfacer mi mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que la definición de especialista en salud dentro de mí, no era más que la proyección del propio miedo por haber perdido el control de la propia Vida, y que mi propia existencia en este mundo podía acabar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el miedo con la falta de control de la muerte física.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el miedo con la muerte.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo existiendo en el miedo y existiendo en la falta de control ante la muerte.


En esto aparecen "Aquí" memorias del primer pensamiento de mi mente sobre mi propia muerte que apareció pocas semanas antes de la amputación de la pierna, a raiz de las sesiones de quimioterapia  ya que me producían unos vómitos inacabables y una percepción de mi cuerpo físico fuera de todo control debido a los síntomas. Además me viene una imágenes en la habitación del hospital donde me encontraba sobre la cama vomitando y doblandome del dolor de estomago.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que “Aquí” mi mente al escribirme para verme, está conectando con la situación en el hospital, justo en estas fechas, cuando fui ingresado para la intervención quirúrgica. Con mi cuerpo sudoroso en el hospital, como ahora, y manifestando "Aquí" una ligera presión en el pecho, como recuerdo/memoria de mi cuerpo físico ante esa situación.

Me detengo y respiro.

Continuara.







jueves, 28 de junio de 2012

Día 73. Tendinitis hombros - Parte 1


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta de que mi cuerpo físico nunca tuvo la prioridad en mi vida, sino que siempre fue usado por mi mente para su propósito. Mi cuerpo físico siempre fue sumiso a mi mente, hasta donde le fue posible. Las creencias/ideas/pensamientos fueron quienes lo llevaron a situaciones “límite” donde puse en riesgo su integridad, de hecho se desintegro/consumió parte de mi cuerpo.

Hoy explorare las tendinitis de ambos hombros

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado forzar a mi cuerpo físico a caminar con muletas hasta llevarlo al cansancio/dolencia  sin considerar que mi caminar/desplazamiento lo produce mis brazos y no solo mi única pierna.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la decisión de no parar cuando tenía los brazos cansados/dolidos fue de mi mente sin considerar que el cuerpo físico presenta diferentes síntomas en formas de alerta para mostrarnos  con claridad que hay que “detenerse” y observar, sentido común.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no detenerme, no interrumpir el movimiento en los primeros síntomas de cansancio/dolencia  que se fueron manifestando.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado omitir  toda expresión de mi cuerpo para detenerme  sin considerar que hay que parar/detener para verse a sí mismo, y no caminar como un autómata controlado por los programas de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado vivir en movimiento con el deseo de avanzar, y por ende me perdono a mi mismo por haber permitido conectar el vivir con el “avanzar”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo en relación a vivir y avanzar  a través de definirme a mismo como persona que vive avanzando.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme como persona que avanza/camina/se desarrolla.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el "deseo" de avanzar con el movimiento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme como deseo y como movimiento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo en relación con el deseo y el movimiento a través de definirme a mismo como movimiento y deseo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado permitir que mi mente generara energía para realizar el movimiento a costa de consumir la sustancia física. De esta manera caminaba alimentado por el deseo de la mente y la mente alimentándose del cuerpo, provocando el deseo  de la mente, y el consumo y agotamiento del cuerpo fisico. Por lo que veo/me doy cuenta "Aquí" que la tendinitis está conectada con el deseo de avanzar para desarrollar mi ego, con el estar  en movimiento para generar energía para los Sistemas de Conciencia de la Mente que se alimentaban de la propia mente al generar movimiento en el cuerpo, y por ende esa energía se convertía en conciencia por creer que a mayor conciencia mayor desarrollo personal.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la vida consiste en avanzar para desarrollarse, para conocer, comprender, mejorar. Y por ello me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar  el movimiento con avanzar para desarrollarme y desplegarme como personalidad/ego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al “verme a mí mismo” Aquí y ver la creación de la tendinitis en los hombros, se produce  un movimiento dentro de mí de sorpresa, y que esa sorpresa es producida por no considerar  la aplicación del "sentido común", el cual no pude aplicar en aquel tiempo al estar atrapado dentro de la construcción de una personalidad cuya finalidad era moverse dentro de la trilogía: Deseo-Movimiento-Desarrollo cuyo producto fue la tendinitis.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al estar confundido por la mente, utilizando mi cuerpo para cumplir sus deseos de avanzar y generar energía, y no haber visto hasta este momento como mis hombros estaban dando la señal de alarma de que mis ideas/creencias no estaban respetando mi cuerpo físico, produciendo la insistencia de la mente la tendinitis.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que esa tendinitis, que produjo mi mente por querer “avanzar” ocasionó en mi mente la emoción de tristeza, de manera que conecté la tendinitis con la tristeza, creando una nueva subpersonalidad de un hombre “triste con tendinitis en los hombros”, apareciendo la tristeza cuando aparecía el síntoma/dolencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que esa tristeza atrajo otros pensamientos que me situaban en el futuro como una persona incapacitada para caminar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la incapacidad para caminar suponía la imposibilidad para moverme y desarrollarme en mi personalidad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como imposibilitado.

Me perdono ami mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo a través del movimiento y la icapacidad, definiendome a mi mismo como movimiento e incapacidad.

Me viene una imagen de pequeño donde me veía a mi mismo repitiéndome que “me sería imposible terminar los estudios” ante las dificultades que encontraba para aprobar las asignaturas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como una persona “incapaz” para desarrollarse ante las exigencias escolares/familiares/sociales, creando dentro de mí una “posesión mental”, creando una subpersonalidad que aparece/aparecía cuando tiene que realizar algún aprendizaje, cargándola con la energía de mi propia “mente secreta”. De ahí que el esfuerzo y la disciplina han sido los aliados  de la mente para llevar a cabo esa tarea para no mostrar la debilidad/inferioridad/incapacidad que sufría.

Continuara


miércoles, 27 de junio de 2012

Día 72 Memoria y Ego


memoria s. f.
1   Capacidad de recordar.
2   Informe del estado o desarrollo de una actividad
3   Exposición escrita de un tema de estudio.
4   Parte de un ordenador donde se almacenan datos.
— RAM Memoria principal del ordenador, donde residen programas y datos, sobre la que se pueden efectuar operaciones de lectura y escritura.
— ROM Memoria de un ordenador que contiene información que solo se puede leer pero que no se puede modificar: los programas para iniciar el ordenador están almacenados en la memoria ROM.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado estar constantemente instalado en las memorias, en cada acto, en una “nueva” experiencia, en cada situación. En todo instante aparece la memoria para recordarme quien es mi ego y como ese ego “necesita” controlar todo momento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar mi memoria con el ego que me he construido.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir  mi ego en relación con las memorias de mi mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que Uno mismo es el ego, cuando Uno mismo es lo que considera mejor para todos en igualdad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo en relación con mi ego y  con las memorias a través de definirme a mi mismo como ego y memorias.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que las memorias se almacenan en mi mente consciente, inconsciente y subconsciente. Seleccionando mi mente consciente aquel tipo de memorias que apoyan a mi ego y recordando aquellas que lo han herido. Y por ello me perdono a mi mismo por esconder dentro de mi mente aquellas memorias que eran vergonzosas/repudiadas/desagradables para la buena imagen de mi mente como ego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que el ego es la medida del recuerdo/olvido de mis memorias para mantenerlo en desarrollo y presente en todo momento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al conservar la memoria en mi mente, estoy aceptando y permitiendo que “yo soy las memorias”. De ahí que cuando me veo en una fotografía como niño "activo" dentro de mí el origen de mis patrones mentales inconscientes, el origen de mis conflictos con la realidad, el origen de la construcción de mi ego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que cuanto más evoco un acontecimiento, más estoy alejándome  de  ser Uno Mismo, trayendo el pasado al presente y actualizándolo en todo momento, sin estar Aquí apoyando la realidad física.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta de que la memoria que hay que considerar es aquella que aparece como síntoma en nuestro cuerpo, ya que es en nuestra fisicalidad el lugar donde el recuerdo de las experiencias ha quedado instalado como realidad. Siendo el cuerpo físico el lugar donde podemos acceder a las memorias y no la mente, la cual nos devolverá el engaño del ego. Es la memoria celular y no la memoria de la mente la que nos hace vernos a nosotros mismos en honestidad como Uno Mismo, en cambio al darle la dirección/interpretación/control  a la mente ante cada acontecimiento, nos convertimos en prisioneros de ella.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta de los síntomas de mi cuerpo más que en el dolor, cuando el cuerpo físico está saturado de deshonestidad y separación como Uno Mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi cuerpo físico no dándome cuenta que cada síntoma de mi cuerpo es la expresión de cómo me estoy dirigiendo dentro de este mundo como la mente.


Me comprometo a detener toda memoria, a estar Aquí como el respiro, viendo como mi cuerpo se posiciona delante de cualquier situación, para vivir desde lo físico y no desde la mente.

Me comprometo a investigar como la memoria es solo conocimiento/información del ego y que no apoya a la Vida sino a los Sistemas de Conciencia de la Mente.

Me comprometo a investigar como el desarrollo de la memoria en los sistemas educativos sirven para separar al individuo de la realidad convirtiéndolo en un elemento para cargar las baterías de los Sistemas.

Me comprometo a investigar como las memorias que aparecen como pensamientos, imágenes, emociones y experiencias están creando en nuestro mundo la destrucción, al no darnos cuenta que no estamos apoyando a la Tierra  y a lo físico sino que cada uno está apoyando la memoria de su ego en la mente.






martes, 26 de junio de 2012

Día 71 Una bicicleta de 3 ruedas


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado al pasear,  "verme pensando" en el dolor del hombro derecho, cuando caminaba con las muletas, y pensar que a lo largo del tiempo no podre caminar por la incapacidad de que mis brazos no aguanten  el esfuerzo realizado durante años.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al dar permiso a ese pensamiento me convierto en ese pensamiento, al cual he apoyado como “palabras  secretas” dentro de mi mente. Y lo que pienso es lo que creo, manifiesto y soy responsable.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el dolor del hombro derecho con la idea en mi mente de incapacidad para caminar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir el dolor del hombro derecho con no poder caminar con el tiempo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que el tiempo es el culpable de que en un momento de mi vida no podré caminar, al conectar el tiempo con la incapacidad de caminar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el caminar con el hecho de que cuando pase un tiempo estaré incapacitado.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a mi mismo separarme de mi mismo de la palabra dolor y de la palabra incapacidad a través de definir el dolor con la incapacidad en separación de mi mismo.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que yo era ese pensamiento y generar dentro de mí la emoción de la tristeza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el dolor con la tristeza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como tristeza a través de un pensamiento de dolor.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo a través del pensamiento de dolor y de la tristeza a través de definir el dolor con la tristeza en separación de mi mismo.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el dolor con una imagen de una bicicleta de 3 ruedas eléctrica cuando no pueda caminar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que imaginándome una bicicleta de 3 ruedas solucionare en el futuro el problema del dolor, sin darme la oportunidad de estar “aquí” y apoyar lo físico y vivir el momento dentro de mí mismo, y no dirigiéndome a través de los pensamientos que como nubes van y vienen dentro de mi mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir el dolor con una imagen de una bicicleta de 3 ruedas eléctrica.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que una imagen de una bicicleta de 3 ruedas exista dentro y como yo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar un pensamiento con una imagen: el dolor del hombro con una bicicleta de 3 ruedas eléctrica.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo de la palabra dolor y de una imagen de una bicicleta de 3 ruedas eléctrica a través de definir el dolor con una bicicleta de 3 ruedas en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que “necesito” una bicicleta de 3 ruedas para solucionar en el “futuro” el dolor del hombro.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el dolor  del hombro derecho con una memoria de mí con las tendinitis que tuve en los dos hombros.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no soltar las memorias de las tendinitis en los hombros aferrándome a esas experiencias, condicionando cada momento de dolor de hombro con ese recuerdo, sin darme la oportunidad de afrontar cada momento como único y vivirlo no ya desde la mente sino como la realidad física que tiene que ser atendida.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a mi mismo conectar el dolor de hombro con un pensamiento, una emoción, una imagen y una memoria.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado  vivir en separación de mi mismo a través del pensamiento causado por el dolor del hombro definiéndome a mí mismo como las palabras, emociones, imágenes y memorias que acudían en ese momento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente todos esos condicionamientos que impiden que pueda levantarme como Uno Mismo, a través del respiro y como lo que es mejor para todos en igualdad. En cambio fue mi propio ego/personalidad quien tomó la dirección de mi experiencia convirtiendo mi Vida en algo inferior a mi mente y sometido a ella.


Me comprometo a desmontar toda estrategia de mi mente condicionada por los Sistemas Mentales  para someterme a su dirección.

Me comprometo a utilizar el respiro como quien yo soy para vivir dentro de mí apoyando lo físico como la medida de la realidad de cada momento.

Me comprometo a estar atento a los movimientos de mi “mente secreta”, la que nadie ve, la que nadie conoce, la que nadie sospecha y sin embargo está en la trastienda de todo pensamiento, acto, experiencia, emoción, memoria e imagen.

Me comprometo a seguir apoyándome incondicionalmente en este Proceso de compresión de cómo nos hemos esclavizado/condicionado/engañado a través de las palabras en nuestra “mente secreta” y de la palabra hablada sin darnos cuenta.


lunes, 25 de junio de 2012

Día 70 Verbena de San Juan 2


En este post continuare viendo la red de palabras y experiencias que ido tejiendo alrededor de la Verbena de San Juan para ir realizando el proceso de liberación de toda conexión / definición /diseño mental que conlleva dicha Fiesta dentro de mí.

Mar/Fuego

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la Fiesta de la verbena de San Juan con el Mar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con el Fuego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir la Verbena de San Juan con una imagen en el mar y una hoguera, donde el mar significa la purificación del cuerpo y el Fuego la eliminación de las experiencias dolorosas del año anterior, segun la tradición. Y por ello me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado relacionar  dentro de mí el mar y el fuego con la purificación  del cuerpo y la eliminación de malas experiencias.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo de la palabra Fiesta y del Mar/Fuego a través de definir la palabra Fiesta con el Mar/Fuego en separación de mi mismo.

Montaña

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con la Montaña.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado  definir la fiesta de San Juan con una imagen en la montaña alrededor del fuego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo de la palabra fiesta y de la montaña a través de definir la Fiesta con la montaña en separación de mi mismo.

Sexo

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con el sexo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir la verbena de San Juan con tener sexo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo de la fiesta y del sexo a través de definir la Fiesta y el sexo en separación de mi mismo.

Vacaciones escolares. Fin de curso

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con el fin del curso escolar/universitario.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado dentro de mi mismo definir la verbena de San Juan con el fin de curso.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo de la fiesta y de la finalización del curso escolar/universitario en separación de mi mismo.

Magia

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con la Magia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la magia existe, cuando es nuestra mente quien interpreta los actos como mágicos, convirtiendo unos momentos más especiales que otros, dividiendo el tiempo entre especial y vulgar, definiéndome a mi mismo según el tipo de momento que estoy viviendo y apoyando la polaridad de buenos y malos momentos. Y por ello me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir la polaridad bueno/malo en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme a mí mismo de la fiesta y de la palabra magia, otorgando ese tiempo como mágico, como la noche donde los “espíritus de la naturaleza” otorgan favores a los humanos. Y por ello me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que los espíritus de la naturaleza pueden ayudarnos esa noche, sin tomar responsabilidad de mi propia vida, dejando que esos espíritus  solucionen mis problemas y los de la humanidad, aceptando que hay una fuerza superior fuera de mí que puede controlar y dirigir mi vida. Y por ende me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que hay una fuerza magica que controla mi vida.

Meditación

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con la meditación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir dentro de mi mente la verbena de San Juan con la Meditación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado  separarme de mi mismo de la verbena de San Juan y de la meditación a través de definir esta fiesta con la meditación. Y por ello me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado meditar=modelar con la mente, como huida de la realidad física como incapacidad/engaño para afrontar la propia responsabilidad de mis actos, pensamientos, sentimientos  y emociones, esperando que una solución mágica/energética solucionara el problema.

Energía

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la verbena de San Juan con la “energía”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definir en mi mente la verbena de San Juan con la manera de obtener más energía gracias a los rituales mágicos con el fuego y la meditación individual y grupal.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que al obtener energía de los elementos tiene consecuencias en la naturaleza al sustraer/robar suatancia organica de la naturaleza para el propio consumo de la mente, tomando lo que no nos pertenece para el uso de nuestro ego.


Me comprometo a  estar atento a mi mente en cuanto a las reacciones conscientes e inconscientes,  también en cuanto al movimiento o síntomas de mi cuerpo al experimentar de nuevo una Fiesta o la Verbena de San Juan para ver dentro de mí el camino realizado a través de este escrito.

Me comprometo a estar atento a cada una de las palabras y experiencias asociadas a la Fiesta y a la Verbena de San Juan para verme dentro de mí mismo.

Me comprometo a ir deshilando las palabras y experiencias que vayan apareciendo momento a momento hasta ver quien en realidad soy fuera de los Sistemas de Conciencia de la Mente.

Me comprometo a seguir investigando como en realidad funcionan estos sistemas y cual la manera concreta y específica para verse uno dentro de sí mismo para liberarse, con el apoyo incondicional de mi mismo y de las herramientas que propone Desteni a través del proceso de integración DIP.