martes, 31 de julio de 2012

Día 105 Mi Personaje Temeroso-Fantasioso



Para comprender este post


Esta mañana mientras conducía por una carretera pasando por un pueblo aparecieron  en la calzada después de una curva dos niños, uno menor de 10 años y otro menor de 4 años montado en una bicicleta de tres ruedas. Mi vehículo iba a una velocidad de unos 40 Km/h pero consideré que el lugar donde circulaban los niños era peligroso pues un coche a mayor velocidad podría no tener suficiente visibilidad para detenerse  y causar un accidente.

Unos minutos después acudió a mi mente una imagen de los mismos niños siendo atropellados por un vehículo, lo que pare de inmediato en mi mente y Me perdoné (=me di la oportunidad de verme y dar-me la oportunidad de corregirme) por la reacción de mi mente ante esa situación  que “interpreté” por Mi personaje Interprete como peligrosa, y ser dirigido de manera automática por la Fantasía-Temor  de mis  Personajes de Fantasía y Temeroso.  Esos pensamientos se los comenté poco después a mi pareja y le hablé sobre el artículo que escribí sobre mi Personaje Temeroso donde me imaginaba a mi mismo sufriendo un accidente saliéndome de la calzada.

Me escribiré para verme como en realidad los Personajes referidos van apareciendo en determinadas ocasiones, tomando mi mente para controlar  mi cuerpo físico y  manifestarse dentro de este mundo en situaciones de riesgo de mi vida física, desde la percepción del miedo de mi mente a desaparecer de este mundo como la mente.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado conectar la imagen de unos niños circulando en la calzada, con la imagen de mi mente atropellándolos un coche. Me doy cuenta que la imaginación dentro de mi está muy desarrollada por las horas de meditación/visualización/imaginación que he realizado a lo largo de mi vida, como vía de escape de esta realidad y como manera para atraer energía positiva. Ahora observo que ese trabajo se ha convertido en energía negativa a través de imágenes de accidentes y atropellos. La mente se mueve dentro de la polaridad. En el momento y cuando me veo a mi mismo con una imagen dentro de mi mente que se refiera a un accidente o atropello, me detengo y respiro, para dirigirme a mí mismo desde lo físico  apoyándome desde la realidad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que el mayor accidente/evento que tuve fue la enfermedad y amputación de mi pierna derecha desarrollando a partir de ese momento un camino alternativo a la realidad física que desembocó a lo largo de los años en muchas horas de visualización/meditación/imaginación. Así mi mente está cargada de una gran cantidad de energía dentro de los Personajes Fantasioso-Interprete-Temeroso y provocando estos tres personajes la aparición, hasta donde soy capaz de ver en este momento,  de otras entidades/personajes como el Religioso y Pornográfico, también vistos/caminados en este Blog.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta como mi mente actúa vinculando la huida de mi mente de la realidad a través  del riesgo previsto/imaginado por mi mente con situaciones de peligro de la vida humana, sea la propia o la ajena. En el momento que me vea que hay riesgo en cualquier vida humana y aparezca la imaginación/fantasía/interpretación me detengo y respiro. Yo no soy esclavo de las respuestas automáticas de mi mente creada por mi mismo como una programación que se activa automáticamente basado en memorias y creencias. Sino que me apoyo en el respiro momento a momento para expresarme como un ser individual y autónomo.

Continuará ……


domingo, 29 de julio de 2012

Día 104 Mi Personaje Manipulador


manipular v. tr.
1   Manejar una cosa con las manos.
2   Influir a una persona o intervenir en un asunto de forma maliciosa y poco honesta para conseguir un fin determinado. Manejar.
3   Controlar la conducta de una persona impidiendo que actúe con libertad: aquel hombre manipula los actos de toda su familia.
4   Mezclar o combinar un producto con otra sustancia para alterar su composición o para crear un nuevo producto.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que dentro de mi mente actúa un “Personaje Manipulador” que tiene el habito/característica/inercia de impedir que otra persona actúe de manera autónoma e independiente, queriendo  influenciar  en su pensamiento y conducta. Me doy cuenta de que esa actuación está basada en mi propia inseguridad sobre mi propia vida,  al indicar a otras personas a través del Personaje Manipulador como deben pensar o como deben actuar, sin darme cuenta que el llevar a otras personas a pensar o actuar de determinada manera es lo mismo que hace mi mente como sistema de conciencia conmigo mismo, convirtiéndome en un títere a través de este Personaje Manipulador.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que cuando aparece dentro de mi cuerpo físico este Personaje Manipulador subo el tono de voz, mi mirada es amenazante, y mi espalda se pone erguida.  No dándome cuenta que  actúo poseído por mi mente como el Personaje Manipulador y que él toma el control  y dirección de mi vida. De esta manera  me convierto en un títere de mi mente y esclavo de los sistemas que  he creado dentro de mí.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el Personaje Manipulador dentro de mi cuerpo físico con los gestos de mirada amenazante, con la espalda erguida y con el tono de voz.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como Personaje Manipulador a través de la expresión de mi cuerpo físico con la mirada amenazante, con la espalda erguida y con el tono de voz.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo con el Personaje Manipulador y la expresión de mi cuerpo físico con la mirada amenazante, con la espalda erguida y con el tono de voz, a través de ese Personaje y esa expresión de mi cuerpo físico en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado intervenir en diferentes asuntos de otras personas para conseguir que esas personas tomaran la decisión prevista. Todo ello en los ámbitos familiares, laborales, amistades y cualquier tipo de relación. Me doy cuenta que decir “medias verdades” es una forma de manipular, al no dar a la otra persona la oportunidad de tener todos los datos para tomar una decisión. Esa actuación forma parte del propio engaño al no darme cuenta que uno mismo es igual y el resultado de lo que permite y acepta realizar a otros. De manera que cuando me expreso conscientemente como medias verdades me estoy viendo como un ser poco verdadero y fiable para mí mismo y para los demás. De esta manera me convierto en menos de lo que yo soy= la totalidad de la existencia.

Me comprometo a estar atento a mi cuerpo físico, a la manera en cómo me expreso y me posiciono físicamente en cada momento, observando que el cuerpo refleja cómo me estoy dirigiendo a través de la mente. Así observare a través de lo físico quien en realidad soy.

Me comprometo a investigar y ver el cuerpo físico como Uno Mismo  como quien soy y como quien se expresa el ser.

Me comprometo a detener todo pensamiento, todo chat mental, toda idea y creencia de mi mismo, y ver a través del silencio que existo fuera de la mente, pues hasta ahora los pensamientos determinaron quien soy como la mente dentro de los sistemas.



Día 103 Mi Personaje Calculador



Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente a un “Personaje Calculador” cuyas características consisten en sacar ventaja de las situaciones en el ámbito de la familia,  el trabajo,  las amistades y cualquier tipo de relación. Me doy cuenta que la vida no consiste en actuar por interés propio, ni en tener una posición ventajosa, mental  o efectiva,  para conseguir un propósito, pues el propósito no es pensar con cuidado un asunto, sino en estar presente en cada momento para encontrar la manera más practica y efectiva de manifestar lo que es mejor para todos, siendo también lo que es mejor para mi, desde la Igualdad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que buscar dentro de mi mente la mejor estrategia para manipular y conseguir mis propósitos dentro del Personaje Calculador es la mejor manera de prevenir conflictos y de quedar en una posición ventajosa para mí.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado darle un valor positivo al Personaje Calculador ya que podía sacarme de aprietos o darme algún beneficio.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado darle una carga energética positiva al engaño y por lo tanto darle una carga negativa a la verdad dentro del Personaje Calculador.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear al Personaje Calculador dentro de la manipulación, usando las palabras adecuadas para que la otra persona acceda a un fin predeterminado por mí mismo. Me doy cuenta de que cuando ese Personaje actúa como yo mismo estoy permitiendo el engaño dentro de mi vida, convirtiéndome yo mismo en ese engaño y manifestándome como engañador. De manera que mi actuación como engañador favorece/aumenta el engaño en este mundo, donde después señalare que los gobiernos y la elite me engañan sin darme cuenta que yo mismo fui el origen, convirtiéndome en el creador, lo creado y la creación del engaño dentro de los sistemas de conciencia de la mente.

Acude a mi memoria la primera imagen que recuerdo de pequeño  donde empecé a manifestarme como el “Personaje Calculador”. Fue en la escalera donde vivía con mis padres donde se me cayó una botella de leche y me corté un dedo y no sabía cómo decírselo a mi madre para que no o me diera una reprimenda o me castigara.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar dentro de mí mente al Personaje Calculador con una imagen dentro de mi mismo donde se me caía una botella de leche de  cristal y se rompía, “interpretando”  dentro de mi mente esa situación como conflictiva y que podía derivar en una reprimenda o  castigo. No dándome cuenta que en lugar de atender la herida  en ese momento, pensaba en cómo podía decirle a mi madre lo sucedido para que pareciese que yo era inocente de ese accidente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que en esa situación me estaba definiendo como “culpable” y por lo tanto merecedor de reprimenda o castigo. Todo ello basado en la imágenes y sucesos que había visto dentro de mi familia y sociedad, creando dentro de mi unos códigos/programación de cómo se actuaba y cómo uno tenía que proceder en este mundo según veía e interpretaba.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que esa era la única forma de actuar dentro de este mundo, convirtiéndome en una copia o subproducto de mi familia y sociedad, sin dirigirme como Uno Mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que yo era culpable de esa situación, pensando que  cuando uno  es definido como tal merece una reprimenda o  castigo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado actuar dentro de ese accidente motivado por miedo a la reprimenda o castigo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente el  miedo a la reprimenda o castigo que se podía producir por el accidente, percibiéndome a mi mismo como menos que los demás al valorarme a mí mismo como culpable y a ese accidente como una necedad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente una emoción de tristeza o un sentimiento de alegría según los resultados que obtenía de la actuación del Personaje Calculador.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las emociones o los sentimientos son reales, cuando es una reacción/interpretación de los propios pensamientos y de la  propia programación de uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar gestos conciliadores como asentir con la cabeza, o un tono de voz suave como apoyo a sus pensamientos, todo ello  dentro del Personaje Controlador para crear el ambiente más favorable para que las otras personas accedan a mis pretensiones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que este Personaje Controlador está vinculado a Mi Personaje Ansioso, a Mi Personaje Temeroso, a Mi Personaje Interprete, caminados en este Blog, a los que he dado cabida dentro de mi mente y manifestándome como ellos mismos, siendo todos ellos creaciones de mi mente separados de mi mismo= como el Ser que se dirige como Uno mismo dentro de la mente.

Me comprometo a seguir investigando dentro de mi mente para parar todo personaje que quiera manifestarse dentro de este mundo a través de mi cuerpo físico, viendo como me manifiesto en el mundo físico a través de mi cuerpo para detectar cualquier gesto que no sea expresión como Uno Mismo.

Me comprometo a observar cuando asienta la cabeza o cuando utilice la voz de manera más suave quien en realidad se está manifestando si Uno Mismo como el Ser que se dirige o como el Personaje Calculador.

Me comprometo a que cuando vea emerger al Personaje Controlador me detengo y respiro, para vivir de manera práctica y efectiva dentro del mundo físico como punto de partida de la realidad, y desmontar de esta manera al Personaje Controlador creado por mí a través del pensamiento y  la energía emocional.







viernes, 27 de julio de 2012

Día 102 Mi Personaje Ansioso



Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente, en separación de mi mismo, a un “Personaje Ansioso” permitiéndome que apareciera con diversos síntomas, como irritabilidad, preocupación, indecisión y enojo. Me doy cuenta que este personaje aparece en determinadas ocasiones cuando las cosas no suceden como yo lo había previsto, de manera que este personaje está vinculado al “Personaje Controlador y al “Personaje Calculador” (todavía por caminar).

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que aparece dentro de mí la irritabilidad a través del “Personaje Ansioso” al ver que no controlo la situación del momento, viendo que las cosas no salen como lo tenía previsto o percibiendo que me falta tiempo  y se me “echa encima”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la falta de tiempo y el que las cosas no salgan según lo previsto con la irritabilidad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado  definirme a mí mismo en separación de mi mismo con las palabras tiempo, previsión e irritabilidad a través de conectar la irritabilidad con el tiempo y lo previsible, en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que la preocupación, dentro del “Personaje Ansioso” donde me represento a mí mismo y me identifico en un papel en separación de mi mimo, es una preocupación basada en lo que puede suceder en el futuro, sin ver que de lo que dispongo en realidad es de  ese  momento, para manifestarme como uno e igual. De manera que al actuar fuera de mi, como sistema de la mente, y no Uno Mismo como el principio director dentro de la mente, pierdo la oportunidad de manifestar mi Ser y de ahí las consecuencias de estar preocupado y no ocupado como Uno Mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la palabra ansiedad con la palabra preocupación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo a través de la palabra ansiedad y preocupación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo en separación de mi mismo de la palabra ansiedad y de la palabra preocupación a través de definir la palabra ansiedad y la palabra preocupación en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mente a un Personaje Ansioso manifestando indecisión como una de las características de este personaje, al igual que las de irritabilidad, preocupación, y  enojo, no dándome cuenta que este personaje tiene unos patrones/guion determinado que realiza cuando toma posesión de mi mente, dando permiso y siendo responsable de esa “posesión mental”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la ansiedad con la indecisión.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo a través de la palabra ansiedad y de la palabra indecisión.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo a través de conectar la palabra ansiedad y de la palabra indecisión a través de definirme como ansiedad e indecisión en separación de  mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mí mente el enojo dentro del “Personaje Ansioso” manifestando de este modo el malestar y contrariedad que estaba sintiendo al actuar con irritabilidad, estar preocupado y percibirme indeciso .

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado valorar  el enojo con una carga negativa  y percibir de esta manera al Personaje Ansioso dentro de las fuerzas de polaridad de este mundo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar la ansiedad con el enojo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado de finirme a mí mismo a través de la palabra ansiedad y de la palabra enojo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo a través de conectar la palabra ansiedad y de la palabra enojo a través de definirme como ansiedad y enojo en separación de mi mismo.

Me comprometo a que cuando me vea a mi mismo como el “Personaje Ansioso” apareciendo a través de irritabilidad, preocupación, indecisión y enojo, me detengo  y respiro.





Día 101 Mi Personaje Temeroso



Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que dentro de mi  mente hay un “Personaje Temeroso” que aparece en ocasiones cuando conduzco en carretera o autopistas y me imagino a mi mismo sufriendo un accidente  de coche saliendo de la calzada. Me doy cuenta de que en la mente aparece ese pensamiento e imagen no basada en la propia existencia/experiencia, pues después de más de 30 años conduciendo  solo tuve un accidente y  fue en la ciudad, sin ninguna consecuencia física.

Así ese pensamiento está basado en el propio miedo a sufrir las secuelas físicas de un accidente y además alimentado por la propaganda insistente de los medios  de comunicación  sobre las consecuencias físicas  y costos sociales que supone un accidente. No obstante revisaré escribiéndome que hay detrás de esos pensamientos y cual su origen , viendo que la presencia del “Personaje Temeroso” dentro de mi mente es quien aglutina ese tipo de miedo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que ese “Personaje Temeroso” aparece en el escenario de la carretera o autoposta cuando estoy conduciendo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el miedo del “Personaje Temeroso” con la carretera o autopistas cuando conduzco.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el miedo del “Personaje Temeroso” cuando voy a una velocidad superior a 100 Km/h.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar el conducir en carretera o autopistas, con la velocidad y con la imaginación/pensamiento de un accidente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo a través de la palabra conducir,  con la palabra velocidad y  la palabra accidente  en separación de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que cuando estoy conduciendo en carretera o autopista a una velocidad superior a 100 Km/h,  en ocasiones, en mi mente aparecen pensamientos de accidente, alimentando dentro de mi mente a los sistemas de conciencia que después se proyectan en el exterior como aquello que estuvo en mi mente.  Siendo uno mismo responsable de mis pensamientos y de las consecuencias que en mi mismo y dentro de la Campo Unificado de Conciencia/mundo puedan ocasionar. No dándome cuenta que los pensamientos están co-creando la realidad que he realizado previamente dentro de mi cabeza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que los pensamientos se retroalimentaban unos a otros creando un back-chat, una conversación dentro de mi cabeza, dejando de apoyarme efectivamente en la conducción, en el momento de mi realidad física.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mí mente, a través de esos pensamientos, la posiblidad de tener un accidente, con una emoción de tristeza, sin darme cuenta que esa era la energía que sostenía esos pensamientos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado conectar  el pensamiento de un accidente con mi vehículo, cuando  conduzco en carretera o autopistas a una velocidad superior a 100 Km/h con la tristeza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que la emoción de tristeza no es real, sino que es el resultado de alimentar con energía un pensamiento de la mente y calificar ese pensamiento como negativo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado valorar el pensamiento de un accidente como negativo, dándole una carga energética que lo valida como un pensamiento real y que adquiere mayor grado de eficacia cuantas más personas piensen de la misma manera, creando de este modo la realidad que nos encontramos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que ese pensamiento se manifieste en mi propio cuerpo y se caracterice encogiendo mis hombros y bajando la cabeza. Así el “Personaje Temeroso” toma su propia caracterización alimentándose de mi cuerpo físico.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que ese personaje tiene un guion basado en mi propio miedo de quedarme más imposibilitado físicamente por un accidente de tránsito, utilizando ese miedo para darle forma al “Personaje Temeroso” a través de esas situaciones donde existe cierto peligro basado en miedo a quedarme más imposibilitado.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que ese “Personaje Temeroso” no requiere de otras personas para interactuar sino que permanece escondido dentro de mi cabeza por miedo a ser desvelado, retroalimentándose a sí mismo con sus propios pensamientos, con los  accidentes de tránsito habidos,  y con la propaganda de los gobiernos.

Me comprometo a detener todo pensamiento sobre un accidente con mi coche, cuando voy por carretera o autopistas a una velocidad superior a 100 Km/h, como ya realicé esta mañana aplicándome el Perdón como Uno Mismo.

Me comprometo a investigar cómo el miedo a desparecer físicamente  de este mundo y no seguir desde la conciencia de la mente es el origen de todo miedo.

Me comprometo a no seguir alimentando la mente de mas personajes y estae atento a cualquiera de ellos que surja.