viernes, 30 de noviembre de 2012

Día 221 Mi Personaje Nervioso/ Ansioso. Parte 7



En este post estoy caminando a lo largo de este Viaje Hacia La Vida como es que fui creando un Personaje Nervioso/Ansioso a través de mi existencia, desarrollando en mi infancia las bases de este personaje, y donde me enfrenté a diversos conflictos familiares y sociales,  generando mecanismos de defensa/supervivencia. Con los años ese personaje fue evolucionando a través de información/conocimiento y conciencia, creando una personalidad más evolucionada/adaptada según las teorías y creencias que iba incorporando. No dándome cuenta que todavía me experimento inconscientemente dentro de ese personaje, determinado mi percepción y mi conducta. Así, veré a lo largo de este blog como es que todo ello no es quién soy, sino en quien me he convertido como la mente, en separación de mi mismo como energía a través del conflicto/fricción.  

Para comprender el contexto del personaje que estoy caminando se sugiere leer:


Dimensión Reacción (emociones/sentimientos)

Impaciencia al ver que me pongo nervioso

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro de la impaciencia como reacción a mi Personaje Nervioso/Ansioso, no dándome cuenta que cuando me veo como la impaciencia es porque hay una situación que no controlo, experimentandome como la falta de control de mi mente. Y en ese descontrol veo que hay un deseo no satisfecho, y el no realizado me hace reaccionar fuera de mi, es decir como un personaje nervioso/ansioso. No dándome cuenta que ese nerviosismo es generado por sentirme inferior y menos que la mente.

En y cuando me vea a mi mismo experimentarme como la impaciencia dentro del nerviosismo al creer que soy menos que la mente, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que generar una experiencia positiva/negativa es la inercia de la mente, a quien hemos otorgado el control de nuestra vida. Y el verme impaciente es creerme que esa experiencia es una manera de sentirme vivo, cuando en realidad existo dentro de un sistema que me controla. Así cuando me vea que soy controlado por la impaciencia veré que pensamiento ha generado esa situación, que idea/creencia está ligada al evento físico, y que emoción le está dando energía. Siendo el miedo al futuro y el miedo a la muerte los elementos que subyacen dentro del nerviosismo.

Me comprometo a investigar cómo es que existo en cada momento, si como apoyo a lo físico, o como experiencia de la mente, asistiéndome en cada momento como el respiro, como la manera de estar dentro del movimiento de mi mismo como lo físico.


Desasosiego al ver que soy controlado por el nerviosismo

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido experimentarme como desasosiego, al darme cuenta de que no puedo controlar el nerviosismo poniéndome aun más nervioso por ello, de manera que caigo en el desasosiego al ver que no hay una solución efectiva y permanente.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del desasosiego al ver que no puedo controlar el nerviosismo, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que el querer controlar el nerviosismo a través de las indicaciones de la mente, donde uno hace relajación, inspiraciones profundas, pensamiento positivo, etc., es una sandez, pues indica controlar la mente con mayor energía mental, entrando en una espiral, donde uno cree estar dentro de la solución, cuando en realidad está dentro de un círculo cerrado. Me doy cuenta de que es el respiro como lo físico, y deteniendo toda idea sobre cómo hay que parar el nerviosismo la manera de salir de ese círculo. Dejando de participar de toda lucha y de toda polaridad.

Me comprometo a asistirme como lo físico, viendo que cuando quiero dar una solución mental a una reacción física entro en la espiral de la mente, experimentándome como energía que sube y baja según el momento. En cambio, me doy cuenta de que cuando me veo a mi mismo como el movimiento físico que inspira y espira, cuando percibo la musculatura y tejidos me veo en la consistencia de mí ser aquí.


Frustración al ver que los ciclos de nerviosismo se repiten

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido experimentarme dentro de la frustración al ver como se repiten las situaciones donde aparece el nerviosismo, entrando dentro de un ciclo temporal de energía, sin encontrar una solución efectiva y permanente de la fricción/conflicto de la mente, donde hasta ahora busque soluciones como la mente, no dándome cuenta que el sistema de la mente es el origen de todos los problemas.

En y cuando me vea a mi mismo experimentarme dentro de la frustración al permanecer dentro de los ciclos de nerviosismo, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que una solución efectiva pasa por hacerme a mí mismo real, y vivir la realidad como lo físico. Así cuando me experimente como el nerviosismo veré que es una realidad que me he creado como miedo, expectativas, control, manipulación, y por lo tanto una ilusión. Así iré aprendiendo que es real como lo físico, y cuál es la realidad que me he creado como ilusión de la mente.

Me comprometo a desenmascarar la ilusión de la mente y nacer en lo físico como realidad compartida por todos los seres de esta Tierra, dándome cuenta que si existo y nazco a esta realidad veré que es lo mejor para uno y para todos desde la Unicidad e Igualdad de Vida.

En el próximo post me veré dentro de la dimensión del comportamiento físico.








Día 220 Mi Personaje Nervioso/ Ansioso. Parte 6



En este post estoy caminando a lo largo de este Viaje Hacia La Vida como es que fui creando un Personaje Nervioso/Ansioso a través de mi existencia, desarrollando en mi infancia las bases de este personaje, y donde me enfrenté a diversos conflictos familiares y sociales,  generando mecanismos de defensa/supervivencia. Con los años ese personaje fue evolucionando a través de información/conocimiento y conciencia, creando una personalidad más evolucionada/adaptada según las teorías y creencias que iba incorporando. No dándome cuenta que todavía me experimento inconscientemente dentro de ese personaje, determinado mi percepción y mi conducta. Así, veré a lo largo de este blog como es que todo ello no es quién soy, sino en quien me he convertido como la mente, en separación de mi mismo como energía a través del conflicto/fricción.  

Para comprender el contexto del personaje que estoy caminando se sugiere leer:


Dimensión Backchat/conversaciones internas

“Tengo que controlarme, no puede ser que la situación me domine”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del back chat “Tengo que controlarme, no puede ser que la situación me domine”, expresando dentro de mi mente secreta que no estoy en control y que puedo actuar de manera incontrolada debido a que cualquier situación que desconozca puede llevarme a una situación de nerviosismo/ansiedad. Me doy cuenta de que cuando una situación novedosa aparece tengo que “asegurarme” a través de información/conocimiento, de manera que no me permito existir dentro de una experiencia directa con el evento físico, sino como una experiencia energética a través de la mente.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del back chat “Tengo que controlarme, no puede ser que la situación me domine”, me detengo y respiro. Me produce risa ver como las palabras delatan quienes somosen realidad , si estamos atentos. En el párrafo anterior escribía “cuando una situación novedosa aparece tengo que “asegurarme” a través de información/conocimiento”. ¿Qué es lo que me estoy diciendo como Honestidad como Uno Mismo? Simple, que toda situación que aparece por primera vez tengo que pasarla por el filtro de la mente. Y en ello me doy cuenta de que en realidad es un filtro, como unas gafas que pongo delante de mis ojos físicos, colocando el cristal de la interpretación que hace mi mente según mis experiencias previas, ideas y creencias. Por lo que nunca me he dado la oportunidad de verme sin gafas, sin ver directamente la realidad como lo físico. Y eso es lo que estoy aprendiendo a través de todo este blog, verme a mi mismo como Uno Mismo en realidad.
Me doy cuenta de que tengo un seguro de vida: la información/conocimiento, y como tal, pago un precio, ocultarme a mí mismo la realidad física, de manera que el seguro me presta el servicio de ver por mi y de vivir por mí. Impresionante!!!  Ese es el precio que pagamos por asegurarnos, y tener la apariencia de control, de que todo está controlado. Donde siempre aparece la letra pequeña de todos los contratos: no cubrimos desgaste físico, ni decepción, frustración, depresión, etc.

Me comprometo a investigar sobre cómo es que la mente actúa como nuestro servicio de seguridad que hemos contratado inconscientemente, y  del cual estamos pagando un alto precio: abusos, guerras, violaciones, hambrunas, destrucción de la naturaleza, mal trato de animales.  Me comprometo a investigar por qué nunca nos hemos planteado si la vida es posible sin información/conocimiento  como condición para generar: poder, control y miedo. Me comprometo a investigar cómo es que podemos vivir desde los principios: Amar al prójimo como a uno mismo.  Dar lo que te gustaría recibir.  No hagas a otro lo que no te gustaría que te hicieran.


“Este tío, me está poniendo de los nervios”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del back chat “Este tío, me está poniendo de los nervios”, no dándome cuenta que si alguien “me pone” de alguna manera, como nerviosismo/ansiedad es que he dado el poder a mi mente, permitiendo que vea a otra persona como contrincante/competencia donde puedo ganar o perder algún tipo de experiencia energética, como la mente. No dándome cuenta de que no tomo responsabilidad de mi vida, sino que responsabilizo a otros de que me encuentre en ese estado de la mente. Cuando en realidad soy yo mismo que he creado la realidad definiendo/juzgando/determinando como es que las cosas están ocurriendo en mi mente.

En y cuando me vea  a mi mismo existir dentro del backchat “Este tío, me está poniendo de los nervios”, me detengo y respiro. Cuando alguna ocurrencia suceda dentro de mi mente secreta veré que en realidad estoy reaccionando al propio miedo, siendo el miedo al futuro y el miedo a la propia muerte como lo que subyace dentro del miedo al nerviosismo/ansiedad.

Me comprometo a apoyarme físicamente, integrando la mente en lo físico, y no como la mente en lo físico, dándome cuenta de que lo físico es como permanezco dentro del espacio y tiempo de esta realidad física, en cambio la mente es un sistema donde re-creamos un mundo hecho a imagen y semejanza de cada uno, siendo la realidad física que vivimos en este mundo, fruto de la imaginación de la mente. Así es como padecemos lo físico.


“Sería capaz de cualquier cosa”

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro del back chat “Sería capaz de cualquier cosa”, como la expresión de que cualquier evento puede ocurrir cuando existo dentro de la “posesión” de la mente como personaje nervioso/ansioso, donde, el  “ataque de nervios” es la manera de justificar el estado de una persona que ha cometido un abuso.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del back chat “Sería capaz de cualquier cosa”, me detengo y respiro, pues no permito, ni permitiré que un pensamiento secreto pueda dirigirme para abusar de una situación o persona.

Me comprometo a insistir en el apoyo, aquí, a lo físico desde la Unicidad e Igualdad, para que todo en lo físico tenga las mismas la oportunidad de expresarse y desarrollarse, aún las cosas aparentemente inanimadas.

En el próximo post investigaré/caminaré  sobre la dimensión reacción (emociones y sentimientos)






jueves, 29 de noviembre de 2012

Día 219 Mi Personaje Nervioso/ Ansioso. Parte 5

En este post estoy caminando a lo largo de este Viaje Hacia La Vida como es que fui creando un Personaje Nervioso/Ansioso a través de mi existencia, desarrollando en mi infancia las bases de este personaje, y donde me enfrenté a diversos conflictos familiares y sociales,  generando mecanismos de defensa/supervivencia. Con los años ese personaje fue evolucionando a través de información/conocimiento y conciencia, creando una personalidad más evolucionada/adaptada según las teorías y creencias que iba incorporando. No dándome cuenta que tanto el origen y la evolución de ese personaje todavía conforman mi personalidad. Así veré a lo largo de este blog como es que todo ello no es quién soy, sino en quien me he convertido como la mente, en separación de mi mismo como energía a través del conflicto/fricción.  

Para comprender el contexto del personaje que estoy caminando se sugiere leer:

Dimensión de Imaginación  

Me imagino como el hijo preferido

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro de la imaginación como el hijo preferido de mis padres, como el foco de atención y como ensalzado por mi comportamiento como hijo. No dándome cuenta de que esa imaginación era una compensación debido a la creencia sobre como me relacionaba con mis padres. 

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro de la imaginación como el hijo preferido, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que preferir es siempre excluir, pues la preferencia siempre incluye que alguien o algo es mejor, y las personas existimos no para ser mejores o peores sino para expresarnos como uno mismo, a través de nuestra manifestación genuina. Así cuando me imagino como el mejor de mis hermanos estoy diciéndome que ellos no tienen tanto “valor” pues son menos que yo, excluyendo y suprimiendo su individualidad. Me doy cuenta de que suprimí la individualidad de mis hermanos al tratarlos con agresividad y violencia en mi infancia; y por ello me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido ser agresivo y violento con mis hermanos, no dándome cuenta de que en la manera en que me relacionaba con ellos era la manera en que me consideraba a mi mismo, como menos e inferior. Así proyectaba quien en realidad me estaba experimentando como la mente.

Me comprometo a considerar a todo ser vivo como igual, sin necesidad de entrar en competencia, y de esta manera no entrar en el juicio de superior/inferior, preferido/excluido. Donde el juicio es la manera en que uno se posiciona para obtener poder y control, no dándonos cuenta de que eso es una reacción del miedo a la exclusión dentro del sistema.


Me imagino venciendo a mis compañeros en los juegos.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro de la imaginación venciendo a mis compañeros en los juegos, ganando prestigio y reconocimiento ante ellos por la habilidad de jugar al fútbol  carreras, juegos de mesa, etc. No dándome cuenta de que el querer ganar era como adquirir valor y poder valorarme como un niño de éxito y así obtener reconocimiento.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro de la imaginación venciendo a mis compañeros en los juegos, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que el personaje nervioso/ansioso surgió, entre otros motivos, a que tenía dificultades para estudiar, y ante mis compañeros aparecía como un niño mediocre, así busque dentro de mi mente-imaginación la manera de compensar esa percepción de mi mismo, generando ese personaje, como la tensión/conflicto que existía como la mente y como lo físico, como la realidad y como la ilusión.

Me comprometo a apoyarme en esta realidad física y detener toda idea de la mente en separación de la realidad física. Me doy cuenta de que existe una realidad que podemos objetivar a través de los sentidos y una realidad de la mente que la convertimos en un mundo alternativo. Me comprometo a investigar como la realidad de los sentidos es como existimos en lo físico, siendo la fisicalidad lo que permanece como este mundo, en cambio la realidad de la mente es nuestra ilusión, nuestra imaginación que convertimos en real. De manera que cuando decimos que la realidad es una ilusión/maya/matrix, es siempre lo que la mente crea, en cambio la realidad de lo físico es lo que permanece. Por ello podemos ser de este mundo como lo físico, pero sin ser de este mundo como la mente.


Me imagino teniendo éxito en mis estudios

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro de la imaginación teniendo éxito en mis estudios, equiparando el tener éxito con el tener reconocimiento de mis capacidades intelectuales. Así me convertiría en un alumno admirado y elogiado por profesores, compañeros y por mis padres. No dándome cuenta de que el buscar reconocimiento por mis capacidades intelectuales, es concederle a la inteligencia el poder de la vida, cuando la inteligencia se mide como la capacidad de ser competitivo dentro del sistema para producir productos y ganar dinero. No dándome cuenta de que la inteligencia no ha hecho una diferencia para mejorar las condiciones del ser humano en esta vida, sino como la manera de sacar más rendimiento de energía dentro de la realidad de la mente/ilusión/engaño, y mantener de esta manera al individuo esclavo de su propia creación.

En y cuando me vea  mi mismo existir dentro de la imaginación teniendo éxito en mis estudios como reconocimiento de mi inteligencia, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que la búsqueda de reconocimiento no es más que la huida del fracaso, pues una no existe sin la otra. Donde un individuo fracasado para re-conocerse a sí mismo, busca el reconocimiento en diferentes ámbitos para compensar su decepción. Me doy cuenta de que si uno tiene como punto de partida la unicidad e igualdad, como la vida, no existe el fracaso y es innecesaria la búsqueda de reconocimiento, pues uno es el origen de todas las cosas creadas por su mente.

Me comprometo a ver cómo es  que lo físico es la realidad en la cual existo y me desarrollo, apoyándome incondicionalmente en y como mi cuerpo físico, al cual rechace durante años, por existir en y como la imaginación/ilusión de mi mente creando mundos paralelos que nunca vi fuera de mi mente.

En el siguiente post me veré dentro de la dimensión backchat.



martes, 27 de noviembre de 2012

Día 218 Mi Personaje Nervioso/ Ansioso. Parte 4

En este post estoy caminando a lo largo de este Viaje Hacia La Vida como es que fui creando un Personaje Nervioso/Ansioso a través de mi experiencia de vida, en donde fui desarrollando en mi infancia las bases de este personaje, y donde me fui enfrentando a diversos conflictos familiares y sociales,  en el que genere un mecanismo de defensa/supervivencia. Con los años ese personaje fue evolucionando a través de información/conocimiento y conciencia, creando una personalidad más evolucionada/adaptada según las teorías y creencias que iba incorporando. No dándome cuenta que tanto el origen y la evolución de ese personaje todavía conforman mi personalidad. Así veré a lo largo de este blog como es que todo ello no es quién soy, sino en quien me he convertido como la mente, en separación de mi mismo como energía a través del conflicto/fricción.  

Para comprender el contexto del personaje que estoy caminando se sugiere leer:



Dimensión del Pensamiento

Imagen de mi mismo discutiendo con mis compañeros

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido pensar que los demás no me entendían y  siempre tenía que demostrarles que era yo quien tenía la “razón”. Los demás no veían la realidad como yo la veía y lo que yo veía es lo que "existe como realidad". Con los demás tenía que enfurecerme por su terquedad, y eso me ponía nervioso, porque realizaba un gran desgaste energético, me cansaba el tener que demostrárselo. Y por ello me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido pensar que los demás tienen que entenderme, cuando es a mí a quien le corresponde ver cómo es que existo en esta vida.

En y cuando me vea  a mi mismo discutir con mis compañeros pensando que no me entienden, me detengo y respiro. Tener razón, razonar es una cuestión del raciocinio=facultad de pensar, donde uno expresa los argumentos de cualquier asunto. Así nunca razonamos de manera igual, pues nunca nos paramos a cuestionarnos porque existen los pensamientos y como se producen. ¿Porque pensamos lo que pensamos? ¿Por qué cada uno piensa de manera distinta? Y para ello nos podemos contestar cada uno al ver que en todo existe un punto y un contra punto, un equivalente y su contrario, el positivo y el negativo, no dándonos cuenta de que todo ello es un sistema. De manera que siempre nuestras decisiones están tomadas de manera ordenada dentro de una sistemática de valores personales. Así existimos como sistemas donde las palabras actúan como codificadores/scripts de nuestro propio sistema de la mente. Me doy cuenta de que cuando discuto con alguien no lo realizo como uno e igual al individuo, sino como uno e igual a mi propio sistema. Me doy cuenta de que al reaccionar emocionalmente cargo de energía ese sistema mental. Me doy cuenta de que cuando actúo dentro del sistema, soy un biorobot sistemático.

Me comprometo a estar atento a cómo es que uso las palabras para apoyar a lo físico, pues me doy cuenta de que las palabras son quienes nos definen y nos muestran donde es que estamos cada uno en relación a la Unicidad e Igualdad de la Vida, como lo físico aquí. Me doy cuenta de que si yo reacciono dentro de mi Personaje Nervioso/Ansioso es porque me he suprimido a mí mismo y he permitido que un “parasito” exista dentro de mí alimentándose de mi propia sustancia física.

 
Imagen de mi mismo viéndome dentro de la impotencia de dominar este rasgo.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado pensar que este personaje no lo puedo dominar/controlar, estimulando en mi un sentimiento de impotencia y frustración. Me doy cuenta de que el enfrentarme en diversas ocasiones a este personaje me ha llevado a crear otro personaje tranquilo/sereno, generado y desarrollado  a través de creencias espirituales y con técnicas de control de la “energía universal” y de new age. Me doy cuenta de que no fue eliminado sino su transmutado y transformado en otro, convirtiendose en la otra polaridad de la energía, no dándome cuenta de que cuando había exceso de carga energética o un sobrestímulo, el personaje nervioso/ansioso surgía como siempre.

En y cuando me vea mi mismo pensar que a este personaje lo puedo dominar/controlar a través de la transmutación de la energía como pensamientos  positivos y sentimientos, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que cuando hay control hay miedo y autoridad. Me doy cuenta de que no se trata de controlar sino de detener los pensamientos a través del proceso del respiro, donde se puede enlentecer el movimiento de la mente y descubrir cómo es que un pensamiento surgió. Me doy cuenta de que cuando apoyo a mi cuerpo en lo físico, y aplico el respiro, el personaje no aparece, por lo que ese personaje no era yo mismo, sino que era en lo que me había convertido a través de pensamientos, sentimientos y emociones.

Me comprometo a seguir entrenándome en el respiro, acompañándome en el respiro, atento al respiro, dándome cuenta de que hasta ahora solo lo realizaba cuando buscaba experimentarme dentro de los pensamientos, sentimientos y emociones como energía de la mente. Me comprometo a detener cualquier  pensamiento que aparezca como el guion de un personaje.

En el siguiente post me veré dentro de la dimensión de la imaginación 








lunes, 26 de noviembre de 2012

Día 217 Mi Personaje Nervioso/ Ansioso. Parte 3. Perder la atención


En este post estoy caminando a lo largo de este Viaje Hacia La Vida como es que fui creando un Personaje Nervioso/Ansioso a través de mi experiencia de vida, en donde fui creando en mi infancia las bases de este personaje y donde me fui enfrentando a diversos conflictos familiares y sociales,  en el que genere un mecanismo de defensa/supervivencia. Con los años ese personaje ha ido evolucionando a través de información/conocimiento y conciencia, creando una personalidad más evolucionada/adaptada según las teorías y creencias que iba incorporando. No dándome cuenta que tanto el origen y la evolución de ese personaje todavía conforman mi personalidad. Así veré a lo largo de este blog como es que todo ello no es quién soy, sino en quien me he convertido como la mente, en separación de mi mismo como energía a través del conflicto/fricción.  

Para comprender el contexto del personaje que estoy caminando se sugiere leer:



En el post anterior cuando estaba pasando el escrito del Word al blog y repasar el contenido me despertó la atención este párrafo:

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido tener miedo a ser ignorado por mis padres al darme cuenta que tenía que compartir  la vida familiar con más hermanos, dándome cuenta que "perdía la atención", de manera que buscaba estrategias para recuperarla. 

En ese momento me di cuenta de que yo me había definido como un niño con falta de atención de mis padres, y por ello me percibía como un niño que “perdía la atención”, no dándome cuenta de que en ese momento mostraba desinterés por las cosas, acontecimientos y relaciones. A partir de ahí veo como la atención en lo físico y en la realidad no era de mi interés debido a la frustración que sentía de que mis padres no estuvieran por mí.

Considero que este es un punto relevante a explorar y desenmascarar de cómo es que dentro de este Personaje Nervioso/Ansioso había una “pérdida de atención” que percibía hacia mí, y que yo posteriormente lo introyecté y transforme en perder la atención en la realidad. Caminare todo lo que surja aquí y ahora sin buscar más que lo que en la mente aparece como atención.

atención s. f.
1       1. Aplicación intensa de los sentidos a un asunto. Interés
2       2. Demostración de respeto, cortesía o afecto. desatención, descortesía.
3       3. atenciones Obligaciones que hay que atender.
4       4. ¡atención! Se emplea para pedir la aplicación de los sentidos a un asunto o para avisar de algo

Diccionario Manual de la Lengua Española Vox © 2007 Larousse


Perder la atención

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que mis padres perdieron el interés por mí, interpretándolo como una pérdida de atención hacia mí.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que si ellos perdían atención por mí yo no podría darme atención a mi mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que los demás deben prestarme atención en la manera en que yo lo solicito.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que yo puedo solicitar atención de los demás, de manera que si ellos no me la “prestan” me sentiré ofendido, como una falta de cortesía.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que uno se puede sentirse ofendido

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que la ofensa es real.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que la atención es “prestada”.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado creer que la atención es algo de lo que se me puede "dejar! o "quitar"  según la decisión de otro individuo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que alguien fuera de mí puede hacerme perder la atención sobre cualquier asunto.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que yo he perdido la atención al desviar mi interés hacia otras dimensiones de la mente, como la imaginación.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que mi atención está en la decisión de los demás.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que la atención es la manera en que yo oriento mis sentidos.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que mis sentidos están filtrados/condicionados  por la mente.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que si mis sentidos están controlados por mi mente no soy yo quien ve la realidad, sino quien juzga lo que la vista recoge en lo físico.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que el juicio es una valoración que realizo a través de información/conocimiento.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que toda información/conocimiento es una forma de control y dirección.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que donde hay control hay miedo.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que donde hay miedo hay un mecanismo de protección.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que para crear ese mecanismo de protección hace falta energía.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que con esa energía es como se crea un personaje, en separación de uno mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado crear un Personaje Nervioso/Ansioso al interpretar que otras personas no me “prestaban” su atención, renunciando de esta manera a atenderme a mí mismo como uno mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que la energía viene de lo físico, donde el cuerpo humano es de donde se nutre, convirtiendo lo físico en menos que la mente.

Me perdono a mi mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que me he convertido en menos que yo mismo, en menos que la realidad, donde la realidad queda excluida del sentido común.



En y cuando me vea mi mismo que pierdo la atención de los sentidos en lo físico, convirtiéndolos en sentidos de la mente, a través de juicios e interpretaciones, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que este mundo es físico y es lo físico lo que permanece constante y permanente. Me doy cuenta de que cuando utilizo la mente creo una realidad paralela, donde nunca pude permanecer estable y como uno mismo, sino que  desarrollo una idea de cómo es que uno existe, sin darme la oportunidad de contrastarlo en lo físico.

En y cuando me vea mi mismo creer que alguna persona me “presta la atención”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que la atención a mi mismo es lo que debe permanecer dentro de mí, sin que nada ni nadie pueda separarme de ser/estar atento.  Me doy cuenta de que la manera en que permanezco atento es mediante el respiro, donde puedo observarme a mí mismo como lo físico.


Me comprometo a estar atento a mi cuerpo físico, a lo físico en esta Tierra, donde reconozco quien y como me experimento. Me comprometo a darme atención en lo físico como la presencia y constancia de mi mismo aquí.

Me comprometo a seguir investigando como es que la atención es dirigida fuera de nosotros y como la mente, para sacarnos de nosotros mismos. Donde todo está diseñado para que el consumo y objetos nos “distraigan la atención”, y nos proyecte fuera de nosotros mismos para nunca más devolvernos la atención.

En el próximo post continuare con la dimensión pensamiento