lunes, 31 de diciembre de 2012

Día 250 Hora de levantarse. Consecuencia



Este post es continuación de:

Día 247 Hora de levantarse. Backchat
Día 248 Hora de levantarse. Reacción


Dimensión Consecuencia


Sigo dando vueltas en la cama

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido seguir “dando vueltas en la cama”, postergando la acción de levantarme manteniéndome atrapado en mi mente y no dirigirme por mi mismo como lo físico.

En y cuando me vea a mi mismo seguir “dando vueltas en la cama” postergando la acción de levantarme, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que postergar una decisión es colocarme una carga en mi mente pues el hecho de retrasar la acción de levantarme me permite en un primer momento obtener una experiencia agradable/positiva, para después lamentarme por no haberme levantado antes para cumplir mis obligaciones, como experiencia desagradable/negativa. Me doy cuenta de así es como me mantengo atrapado en mi mente, creando experiencias negativa para generar posteriormente experiencias positivas, y viceversa.

Me comprometo a estar atento a mi cuerpo físico y observar cómo responde en cada momento y cuales movimientos ejecuta, para ver, darme cuenta y entender si el movimiento de mi físico responde a un comportamiento producido por la dirección de mi mente o es un movimiento que me apoya en mi realidad física.  


Sigo dándole vueltas a la cabeza buscando estrategias para sacar más tiempo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido seguir “dándole vueltas a la cabeza buscando estrategias para sacar más tiempo” no dándome cuenta de que en realidad el tema de fondo no es solo el crear experiencias en mi mente, sino en cómo es que experimento el concepto de tiempo en mi vida.  

En y cuando me vea a mi mismo experimentándome “dándole vueltas a la cabeza buscando estrategias para sacar más tiempo”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que darle vueltas a la cabeza/mantener la mente ocupada, es una manera de en realidad no ocuparme de mi mismo sino de existir como las palabras dentro de mi cabeza que se organizan en pensamientos para crear un estado como si me estuviera ocupándome de mi mismo cuando es la mente que vive separada de mi cuerpo.

Me comprometo a permanecer atento a todo lo que tengo “entre manos” y no lo que tengo “dando vueltas”, dándome cuenta de que de lo que se ocupan mis manos es lo que tengo que atender en el momento y de lo que se ocupa mi mente es existir en el pasado o en el futuro.


Todos los días igual, genero hábito.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido pensar que “como todos los días ocurre lo mismo, es que sucede de la misma manera”, lol,  generando un habito de comportamiento y tonificando a mi personaje dormilón, así el personaje subsiste por la energía de pensamientos, sentimientos y emociones.

En y cuando me vea a mi mismo pensar que “como todos los días ocurre lo mismo, es que sucede de la misma manera”, generando un habito, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que la mente no soporta la rutina, sino que necesita nuevos  estímulos y nuevas experiencias para generarse autosatisfacción, así la constancia y persistencia de lo físico es opuesto a la inestabilidad y variabilidad de la mente.

Me comprometo a apoyarme en lo físico como la constancia y persistencia de mi mismo en la realidad, viendo que la mente es inestable y variable al desarrollarse dentro de un sistema de polaridad y de interés personal.


Apatía

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como apatía como consecuencia de levantarme de la cama por las mañanas, dándome cuenta de que esa apatía es producida por la fricción/conflicto entre mi mente y mi cuerpo físico, en la manera en que he ido viéndolo a través de todas las dimensiones que he ido caminando en los últimos posts de este blog.

En y cuando me vea a mi mismo existir en y como apatía, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que el resultado de la apatía es en la manera en que me he relacionado con mi mente, y en la manera en que he creado experiencias energéticas para justificar a la propia mente. Así todo ha consistido en mi adicción a la energía y en mi esclavitud a los sistemas, donde he ido generando nuevas sensaciones con la ilusión de que era lo que estaba viendo/viviendo era real, cuando solo era real dentro de mi propia burbuja, en separación de mi mismo.

Me comprometo a ver cómo es que estoy existiendo en este mundo físico si como un ser humano en el espacio-tiempo de esta Tierra o como un ser energético como la mente. Dándome cuenta de que la mente, como energía, es la manera en que hemos existido hasta ahora obteniendo las consecuencias que estamos afrontando: abusos, desigualdad, destrucción, como naturaleza malévola de la mente.

Investiga
Material de Apoyo EQAFE 



 





domingo, 30 de diciembre de 2012

Día 249 Hora de levantarse. Comportamiento

Este post es continuación de:

Día 247 Hora de levantarse. Backchat
Día 248 Hora de levantarse. Reacción

  
Dimensión de Comportamiento

Dolor de cabeza

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido tener dolor de cabeza ante la tensión de creer que no he dormido lo suficiente, de la angustia de tener que levantarme y de la apatía por levantarme, no dándome cuenta de que todo ello son creencias inconscientes, viendo además  que mi cuerpo responde muy lentamente a los estímulos externos.

En y cuando me vea a mi mismo manifestar dolor de cabeza al levantarme de la cama me detengo y respiro. Me doy cuenta que todas esas manifestaciones físicas forman parte de cómo mi Mente Cuántica ha creado sus propias memorias y como esas memorias se ajustan en mi cuerpo físico. Me doy cuenta de que todos esos síntomas son debido a que he transformado mi existencia física en la expresión de un “Personaje dormilón” donde en el escenario de mi habitación voy representando dicho papel para después tomar otro personaje en mi vida laboral en el escenario donde “me gano la vida”/trabajo, y así de personaje en personaje voy por la existencia sin en realidad vivir como yo mismo.

Me comprometo a deconstruir todos los personajes que voy representando en las diferentes áreas de mi vida, siendo mi habitación de dormitorio el escenario donde veré quien en realidad se está manifestando como yo mismo con dolor de cabeza debido a todos los pensamientos, sentimientos y emociones que he ido almacenando dentro de mi Mente Cuántica. Me comprometo a que cuando vea cualquier expresión del “Personaje dormilón”, veré que pensamientos ocuparon mi mente y aplicaré el Perdón a mí mismo, para darme la oportunidad de ser yo mismo “aquí”.

Cansancio general

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido manifestar cansancio general al levantarme de la cama, no dándome cuenta de que el cansancio no es un síntoma real de mi cuerpo físico al dormir más de 6 horas, sino que es la manera en que percibe mi mente su propia desidia dentro del “Personaje dormilón”. Me doy cuenta de que el agotamiento/cansancio físico no es posible por la actividad física que realizo, sino por la manera en que realizo la actividad diaria. Así, me doy cuenta de que a mayor tensión emocional, mayor cansancio mental, de manera que el cansancio es valorado no en la manera que me muevo dentro de mi cuerpo físico, sino en la manera en que me relaciono con mi mente. Por lo que no existe un “cansancio” general (habría que definir primero que se entiende por ello) ya que el cuerpo físico cuando permanece en el respiro se manifiesta estable, siendo el respiro la medida del cansancio físico, como aceleración del pulso cardiaco entre otros elementos.

En y cuando me vea a mi mismo manifestar cansancio general al levantarme, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que el cansancio no proviene de mi actividad física siendo mi mente quien crea las circunstancias para que me perciba con cansancio. Me doy cuenta de que se trata de parar la mente como elemento que me provoca todas esas disfunciones y distorsiones en mi cuerpo y en mi percepción, pues si creo que estoy cansado, me manifestaré como tal.

Me comprometo a apoyar mi cuerpo físico y ver como se manifiesta en cada momento para acompañarme a mí mismo como yo mismo, y así disfrutar de la vida como la expresión de mi propia individualidad y no como un sistema pre-programado como hasta ahora.


Cuesta abrir los ojos

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido manifestar dificultad al abrir los ojos al levantarme, como no queriendo ver que es lo que tengo que afrontar como lo físico, dándome cuenta de que para abrir los ojos no tengo ningún problema oftalmológico, y si no es así se trata de abrirlos y ya estará hecho. Y para ello no se trata de pensar si quiero o no quiero ver con la mente como afrontar el día, sino que me dirijo como yo mismo abriendo los ojos y listo.

En y cuando me vea a mi mismo manifestar dificultad al abrir los ojos al levantarme, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que pasar de la oscuridad a la luz el ojo necesita adaptar la retina y acomodarse a la intensidad de luz, y eso a veces puede deslumbrar, de manera que eso es todo lo que puede costar/dificultar abrir los ojos, un instante. De otra manera es donde la mente toma la dirección y posesión de uno mismo para manifestarse dentro de un personaje, como mi “personaje dormilón”.

Me comprometo a “entrenarme” en vivir físicamente en este mundo físico, como nunca antes existí, sino que me manifesté como un sistema pre-programado y dirigido por personajes que existen como “entidades mentales” con autonomía propia como si fueran yo mismo, tomando de mi sustancia física para sobrevivir dentro de mi cuerpo.

En el próximo post continuaré con la dimensión consecuencia.



sábado, 29 de diciembre de 2012

Día 248 Hora de levantarse. Reacción



Este post es continuación de:

  
Dimensión Reacción

Tengo que hacer un esfuerzo físico para levantarme

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que tengo que realizar un esfuerzo físico para levantarme, no dándome cuenta de que el esfuerzo es proporcional a la resistencia de mi mente, dado que cuando tengo que levantarme de la cama lo que en realidad se está oponiendo es mi Mente Cuántica que a través de pensamientos, sentimientos y emociones ha almacenado “fuerza interior” que actúa como resistencia. Así la suma de todas las fuerzas que actúan dentro de mi sistema mental contrarrestan la decisión de levantarme, de manera que cuando en alguna ocasión he llegado tarde al trabajo en realidad ha sido por la “fuerza interior” del sistema de mi mente.

En y cuando me vea a mi mismo que la “fuerza interior” de mi sistema mental crea resistencia para que actué en el mundo físico con mi cuerpo, me detengo y respiro. Me doy cuenta que a diferencia de lo que se piensa la “fuerza interior” del sistema mental es un obstáculo y un peligro para que el cuerpo físico subsista en este mundo físico. Me doy cuenta de que los únicos que han sacado rendimiento es solo una elite, creyendo que esa elite es el modelo a seguir, cuando el sentido común practico indica que cada cuerpo físico tiene sus propias capacidades, de manera que cuando uno no llega a los cánones establecidos por la competencia del mundo capitalista  es relegado.

Me comprometo a apoyar a mi cuerpo físico y ver cuáles son las resistencias que existen al levantarme, si el obstáculo está en mis pensamientos o si es que tengo alguna dificultad física para realizarlo. Me comprometo a utilizar el respiro para que puedan expresarme como uno e igual a mi cuerpo físico, siendo mí ser físico quien puede llevar a cabo todas las realizaciones en este mundo.


Malestar general, el cuerpo no responde

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido percibir malestar general, viendo que el cuerpo físico tiene dificultades a responder para levantarme. No dándome cuenta de que el “malestar” no es impedimento físico, sino un impedimento mental; en cambio si tuviera una molestia/dolor en alguna parte seria cuestión de considerar porque me ocurre. Me doy cuenta de que esa es la manera de encontrarme dentro de la manipulación de la mente dado que esas dificultades a que mi cuerpo físico responda es creación de la mente. Así veo que el cuerpo responde o no en función de las experiencias positivas o negativas que almacene en mi memoria.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del malestar general y que el cuerpo no responde, me detengo y respiro. Para así poder detectar qué es lo que está ocupándome a mí mismo como la mente, qué pensamiento me posee  capaz de detener mi cuerpo físico, qué “fuerza interior” está impidiendo expresarme en Honestidad como Uno Mismo.

Me comprometo a apoyar mi cuerpo físico incondicionalmente, dándome cuenta de que el respiro es la expresión de mí mismo “aquí”, y que es lo físico y no la mente lo que me proporciona la materia/sustancia para actuar. Así sin el cuerpo físico no hay posibilidad de realizar un cambio en las condiciones de vida de todos los seres en la Tierra, y sin el cuerpo físico humano no es posible hacer lo que es mejor para la Vida en Igualdad.


Ganas de volver a estirarme a la cama

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del deseo de volver a estirarme a la cama de nuevo una vez levantado. Me doy cuenta de que al despertarme miro la cama y me veo como el deseo de volver a estirarme, lol. Es decir sigo manteniéndome dentro de los sistemas de la mente que me dirigen, viendo que mi cuerpo por las mañanas está “pesado”, siendo una pesadez no solo porque el cuerpo físico se va regulando/preparando para la actividad diaria, sino por la propia pesadez/inercia de la mente.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro de las ganas/deseo de volver a estirarme de nuevo a la cama una vez levantado, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que existo dentro de un juego de fuerzas donde actúa  la “ley de atracción”, no como la experiencia positiva de todos conocida, sino como la experiencia negativa, al ver que el pensamiento como “masa” genera una resistencia al cambio en lo fisico. 

Me comprometo a apoyar mi cuerpo físico y no como la mente donde veo el mundo que ha creado el sistema de la mente y las condiciones de vida que hemos creado para millones de personas sin alimento, techo, condiciones sanitarias, ni educación. Pensando que la solución consisten en crear sistemas económicos para generar dinero como el autentico valor, olvidando que el único valor es la vida sobre la Tierra.

En el próximo post caminaré la dimensión comportamiento








viernes, 28 de diciembre de 2012

Día 247 Hora de levantarse. Back chat



Este post es continuación de:


Dimensión  Backchat/Conversaciones internas

“¿qué día es hoy?”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta de que cuando estoy dentro del backchat  preguntándome “¿qué día es hoy?”, estoy dentro de la memoria para organizarme el día y validar todos los pensamientos que se me ocurran en ese momento, sin ver, darme cuenta, ni entender que los pensamientos son proyecciones de mi mente consciente, inconsciente y subconsciente, así las conversaciones internas tratan de mi mente y no de la realidad que ocurre momento a momento, de esta manera existo separado de la realidad, y en separación de mi mismo.

En y cuando me vea a mi mismo al levantarme preguntarme ¿qué día es hoy?, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que esa pregunta es la manera de reiniciar el programa de las obligaciones diarias según el funcionamiento de mi mente, donde me obligo a mi mismo a considerar todos los pensamientos y seguir dirigiéndome como la mente.

Me comprometo a que cuando me despierte por las mañanas lo primero que haré es estar atento al respiro, respirar como todo mi cuerpo físico, no para crear una técnica/experiencia, sino para percibir como existo dentro de mi cuerpo físico  Así si acude un pensamiento que no me acompañe el acto que esté realizando, volveré a respirar y lo detendré, para perdonarme de nuevo a mi mismo por la separación de mi mismo.


“no he dormido suficiente”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del backchat “no he dormido suficiente” creando con este pensamiento una idea/condicionamiento de que necesito dormir más, siendo dirigido de nuevo en y como la mente justificando que puedo quedarme unos minutos más en la cama, sin en realidad actuar en lo físico.

En y cuando me vea a mi mismo existir  como el backchat “no he dormido suficiente”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que es innecesario traer ese pensamiento a mi mente. En realidad no sé cómo es que vino ni cuál es su origen, sí en cambio puedo adivinar para que apareció en mi mente consciente, justificar mi continuidad en la cama. Pero desconozco porqué ese pensamiento acudió a mi mente cuántica, de manera instantánea y sin yo dirigirlo, sino que apareció como un "flash" dentro de mi mente, como las conexiones y relaciones que he establecido entre mi mente y el mundo, dando como resultado la vivencia de un mundo mental/virtual.

Me comprometo a ver cómo es que un pensamiento aparece en mi mente sin yo dirigirme como Uno Mismo, sin mi voluntad ni dirección, sino como los programas y diseños que he establecido en mi mente consciente, inconsciente y subconsciente. Dándome cuenta de que cuando soy dirigido por cualquier programa, es que en realidad vivo pre-programado, no dándome cuenta de que cualquier pensamiento me hace existir según la carga energética que he puesto en él.


 “mirare si hay algún mensaje de facebook  o email en el móvil/celular”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del backchat  “mirare si hay algún mensaje de facebook o email en el móvil/celular”, como lo que quiero hacer sin en realidad hacerlo, sino existiendo dentro de las cosas que se lo ocurren a mi mente, para mantenerme en la idea/pensamiento de que si todavía no me he levantado es porque estoy ocupado en “organizarme”, sin en realidad moverme.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del backchat “mirare si hay algún mensaje de facebook o email en el móvil/celular”, sin en realidad hacerlo, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que la mente utiliza muchas estrategia para cargarse de energía, así si no hago una cosa que he pensado, después me diré a mi mismo que no cumplo con lo que me propongo, de esta manera me creo una experiencia negativa, después de crearme una experiencia positiva de deleitarme en la cama con pensamiento de “ufff, que bien se está aquí”, lol.

Me comprometo a paulatinamente detener todo pensamiento que no apoye el acto que esté realizando, para vivir desde la integración de mi mismo en lo físico y en la mente, me doy cuenta de que eso es posible a través del Perdón a Uno Mismo, donde uno va desprogramándose y dándose la oportunidad de vivir “aquí” como un ser real.


“qué bien se está aquí calentito, fuera hace frío”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del backchat “qué bien se está aquí calentito, fuera hace frío”, como una experiencia de mi mente en la que me digo a mi mismo lo bueno que resulta quedarme en la cama y esperar un poco más para levantarme, demorándome y postergando mis decisiones debido a una experiencia mental de placer como compensación de algún otro displacer experimentado dentro de mí mismo.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del backchat “qué bien se está aquí calentito, fuera hace frío”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que mi mente en todo momento busca compensarse a sí misma dentro de todas las experiencias que ha creado, así, si tuvo alguna experiencia que interpretó como negativa/mala/desagradable, buscará compensarse así misma dentro de una experiencia que valora como positiva/buena/agradable, sin en realidad nunca salir de ese circuito cerrado de polaridad, donde solo existe como esclavitud del sistema.

Me comprometo a entrenarme para ver, darme cuenta y entender como me estoy dirigiendo en el mundo físico, si como un sistema o como mi cuerpo físico en una realidad física. Me comprometo a ver que lo físico es lo único que permanece constante y estable, en cambio la mente oscila de un lugar a otro sin nunca saber que pensamiento acudirá de nuevo, hasta que uno mismo no investiga como es que existimos dentro de un pensamiento, para ello se sugiere investigar en la serie Mente Cuántica.  


 “todavía tengo tiempo para llegar al trabajo”

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como el backchat  “todavía tengo tiempo para llegar al trabajo”, como el pensamiento de mi mente donde me veo que puedo seguir en la cama y mirando el reloj y me doy cuenta de que todavía puedo llegar puntual.

En y cuando me vea a mi mismo existir dentro del backchat  “todavía tengo tiempo para llegar al trabajo”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que tal y como indican las investigaciones sobre la ley del movimiento y de la inercia según Newton de Maya Rote en su blog, los cuerpos/conciencia tienen resistencia al cambio, donde se mantienen dentro de la inercia conservando la energía de que disponen para mantenerse siempre en el mismo estado. Me doy cuenta de que el miedo al cambio es lo que subyace en todo proceso de conciencia, donde el miedo a lo desconocido y miedo a perder la identidad que han creado por largos años conforman la dificultad de cambio, prefiriendo mantenerse en la esclavitud, antes de avanzar a lo desconocido fuera de la mente, es decir la realidad física como lo físico.

Me comprometo a apoyarme en y como lo físico para convertirme en un ser físico real.


En el próximo post caminaré la dimensión reacción.