domingo, 30 de junio de 2013

Día 382 Mi Personaje Calculador como supresión. Parte 5



Este post es continuación del día  378,  379 380 y 381
 


Continúo con esta versión de mi Personaje Calculador como supresión de mi mismo, donde hasta ahora he ido caminando/comprendiendo las dimensiones del miedo y del pensamiento, y sucesivamente seguiré con las dimensiones de la imaginación,  backchats/conversaciones internas, reacciones (emociones y sentimientos), comportamiento y por ultimo las consecuencias derivadas de la creación energética de esta caricatura de mí mismo, que representa quien soy yo como la mente en mi entorno laboral en referencia a mi “postura” de seriedad y actitud reservada. Ya que me doy cuenta que quien soy como la mente ha sido programado/condicionado a través de copias, pensamientos y experiencia previas que he ido acumulando en mi existencia, pero en separación de mí mismo, es decir como una idea y no como quien soy en realidad como el ser, lo físico y la mente. Entonces hoy veré la dimensión de la imaginación en donde me veo a mismo como actuaré cuando me encuentre en mi puesto de trabajo como Personaje Calculador, y así poder crearme una idea/imaginación en mi mente para no afrontar quien soy yo como uno, y tomar responsabilidad por ello.

Dimensión de la imaginación

Problema

Me imagino a mismo en mi entorno laboral donde veo cómo puedo “actuar” para que la imagen que quiero transmitir sea de una persona responsable y que realiza su trabajo con premura. Para ello me imagino serio y reservado, de manera que la seriedad que manifiesto sea el pretexto/justificación para que no haya dudas de que realizo mi trabajo de manera responsable, por lo que asocio la seriedad con la responsabilidad, siendo todo ello creación de mi propia imaginación en separación de mí mismo.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido crear deliberadamente una imagen de mí mismo, de seriedad y actitud reservada, creyendo que con esa imagen podría proyectarme en mi entorno laboral para de esta manera generar una idea en mi mente de un profesional responsable, no dándome cuenta que al existir dentro de esa imagen estaba creándome una experiencia ficticia, irreal y paranoica. Por lo que me doy cuenta que esa imagen no es quien soy sino quien he creado dentro de mí mente a través de energía como reacción a mi inseguridad para realizar mi trabajo. Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido creer que la inseguridad existe, ya que sencillamente si uno tiene dificultades para aprender sobre un asunto, uno puede estudiarlo y asesorarse para realizarlo eficazmente. Me doy cuenta de que con esa proyección de mi mente me estaba saboteando a mí mismo al impedir expresarme quien soy en realidad y desarrollar todo el potencial de quien soy, en lugar de existir dentro de una jaula que representa mi personaje, no dandome cuenta  que si salía de esa jaula/ personaje podría entrar en crisis de identidad, al creerme que si no me manifiesto como ese Personaje dejaría de ser yo. Por lo tanto no me daba cuenta que ese yo, era un pensamiento/imaginación. Así la mente no existe como el principio rector de la vida en lo físico, pues observo que cuando actúa en separación de la realidad física, se crea un mundo alternativo, y así cada uno vive dentro de su propia paranoia, es decir dentro del propio delirio, como lo que va en contra del sentido común practico.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo existir dentro de la imagen de seriedad y actitud reservada como proyección de mi imaginación en mi entorno laboral, me detengo y respiro. Entonces veré lo que tengo entre manos, lo que estoy realizando en ese momento, y actuaré en consecuencia de lo que esté viviendo, sin necesidad de verme dentro de la seriedad o la actitud reservada, sino que respiraré para traerme al momento, y darme la oportunidad de disfrutar de lo que llevo a cabo, de disfrutar de mí mismo como quien soy, y sin dejarme llevar por la situación/entorno, pues en realidad soy yo en todo. 
Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo imaginarme una escena donde quiera proyectar una imagen de mí mismo con una carga negativa, como seriedad y actitud reservada, para obtener una experiencia positiva, como reconocimiento a mi profesionalidad, me detengo y respiro. Me doy cuenta que quien soy no viene definido por cómo me defino en mi trabajo, y así experimentarme dentro de la polaridad, como negativo fuera y positivo dentro, para obtener un re-conoci-miento. Por lo que el respiro me traerá aquí en lo físico, y me traeré a la estabilidad de mí mismo al comprobar que soy real en lo físico y no una idea en mi imaginación.

Recompensa

Darme cuenta que cuando uno elude la responsabilidad para afrontar la realidad tal cual es en lo físico, proyecta con su imaginación una caricatura de sí mismo, no dándose cuenta que eso requiere de energía de la mente para experimentarse dentro de su propia paranoia. Darme cuenta que la imaginación es el recurso que he utilizado a lo largo de mi vida para crearme mundos alternativos que han provocado una supresión de mí mismo y una represión de mí mismo  en lo físico. Darme cuenta que cuando he creado escenas en mi imaginación dando vida a personajes/caracteres se ha invertido mi percepción, como una autentica paranoia,  creyendo que lo que había en mi mente era lo verdadero y lo que existe en lo físico lo falso, no dándome cuenta que con ello estaba aceptando y permitiendo abusar de mi cuerpo físico y que el abuso permaneciera en este mundo, como la realidad física en la que todos hemos tomado para existir. 

Continuaré 





martes, 25 de junio de 2013

Día 381 Mi Personaje Calculador como supresión. Parte 4




Este post es continuación del día  378,  379 380

Problema

De cómo el pensamiento dentro de mi Personaje Calculador fue creando deliberadamente una experiencia energética para creerse sus propios argumentos, debido a la inseguridad con la que me percibía en mi mente e intentar con ello conseguir el afecto. Así fui articulando imágenes de mí mismo para de esta forma no asumir la responsabilidad del problema que me había creado. Es decir, en lugar de preguntarme como es que utilizaba/me expresaba con seriedad/rigidez/reserva en el entorno laboral, utilizaba esas expresiones para existir dentro de una experiencia energética que compensara mi inseguridad. Por lo que me resultó más cómodo/fácil crearme un mundo en mi imaginación que ver lo que en realidad me estaba sucediendo.

Ahora caminaré/investigaré la dimensión del pensamiento de este personaje.

Dimensión del pensamiento
Imagen de mí mismo serio/rígido/reservado para así crear distancia con mis compañeros de trabajo y mantenerme aislado, de manera que no comprometan la imagen que quiero transmitir, y paradójicamente esperar ser valorado por mi responsabilidad/compromiso con la tarea que estoy realizando.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido crearme una imagen de mí mismo, como una fotografía en mi mente, en la que aparezco serio/rígido/reservado, para obtener una experiencia energética, y de esta manera ser aceptado por lo demás. Creyendo que demostrando mi responsabilidad y compromiso con la tarea que realizo en mi trabajo podré obtener el beneficio de otros. No dándome cuenta que  todo ello no es más que una máscara que tapa la debilidad en la que me percibo, ya que utilizo esta estrategia para ser aceptado, por lo que esa imagen no es más que para atraer la atención, por tanto manipulación, y así conseguir la valoración de los demás. Me doy cuenta de que al desconocer quién soy como la mente y como me experimento, trato de encontrar elementos dentro del sistema de la mente que me proporcionen algún valor añadido por el que pueda parecer distinto y único. Cuando en realidad no es más que una respuesta de mi mente a un programa, la copia de un programa que descubrí en mi infancia al ver que a mi padre le gustaban las personas serias y responsables, y yo entonces adopté ese personaje para que mi él me aceptara y pudiese darme el afecto/valoración que buscaba. Entonces no es una expresión de mí mismo sino la respuesta a una carencia que fue compensada a través de la creación de este personaje calculador que estoy investigando/caminando.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo crear una imagen de  serio/rígido/reservado en mi lugar de trabajo para obtener el beneficio de los demás, como respuesta para ser aceptado, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que yo no me defino como serio/reservado/rígido, sino que es la imagen que me he construido en mi trabajo dentro del Personaje Calculador como estrategia para conseguir ser aceptado y valorado. Me doy cuenta que ese personaje suprime la expresión de mí mismo como simpático/expresivo/comunicador, por lo que desde la liberación de aquella carga negativa para experimentarme como energía positiva en mi entorno, puedo realizarlo aquí y en todo momento. Para ello me posicionaré en la presencia de mí mismo y chequearé/observaré quien se está manifestando como yo mismo, si un personaje que chupa energía de mi sustancia física, o la plenitud de mí mismo. Entonces podré tomar control de quien soy, integrando mi ser, mi mente y mi físico, como la integración de quien soy aquí en este mundo, y no como una caricatura de mí mismo copiando un programa de los sistemas de la mente.

Recompensa

Darme cuenta que no necesito crearme una imagen de lo que no soy, sino vivir en honestidad como uno mismo donde puedo expresarme y desarrollarme teniendo control y dirección de cómo y quién existe como yo aquí. Darme cuenta que la creación de un personaje/caricatura es creado por una compensación en nuestra mente, que actúa como polaridad,  por no saber afrontar la realidad con total responsabilidad de quien somos. Darme cuenta que las pensamientos/imágenes que tenemos en nuestra mente es la manera en que nos experimentamos, sin ver, darnos cuenta ni entender que están condicionando y encadenando nuestra existencia, ya que estamos dándole energía para existir dentro de nuestra propia paranoia.

Continuaré







martes, 18 de junio de 2013

Día 380 Mi Personaje Calculador como supresión. Parte 3



Este post es continuación del día 378 y 379

Problema

Hasta aquí el entendimiento que hasta ahora he visto y me he dado cuenta de cómo cree un personaje calculador en mi ámbito laboral, donde suprimí la expresión de mi mismo como simpatía y  gentileza, para buscar reconocimiento y aceptación mediante la seriedad y la reserva, no dándome cuenta que "reservándome" me estaba suprimiendo en la expresión de mi mismo.
Ahora caminaré las dimensiones de este personaje.

Dimensión del miedo

Solución

Aceptación
Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido tener miedo a no ser aceptado, y crear de este modo un Personaje Calculador como supresión de la simpatía y la gentileza, ya que cree una imagen de mi mismo serio y reservado creyendo que de esta manera seria aceptado por los demás. No dándome cuenta de que esa creencia proviene en la manera en que interioricé/programé la relación de mi mente con mi mundo, en lugar de caminar la relación entre el yo y la problemática que rodeaba en el interior de mi mente. (Así es como actúa una paranoia, lol).

Me comprometo a que cuando me vea a mi mismo existir dentro de la seriedad y reserva de mi mismo en el ambiente laboral, me detengo y respiro. Me doy cuenta que tanto la seriedad como la simpatía no son ni buenas ni malas, sino que cada una es una cualidad que forma parte de la expresión como uno mismo, por lo que el problema surge cuando Yo la utilizo como una carga energética cuyo origen es una emoción en respuesta a la frustración de no encontrar una solución práctica a los problemas que acontecen, como la inferioridad. Por lo que cuando me vea “actuar”/interpretar un rol de seriedad y reserva veré si es una reacción subconsciente para ser aceptado como un buen trabajador y como la aceptación de mi mismo.

Recompensa

Darme cuenta de cómo el miedo a no ser aceptado surge del YO/ego utilizando un personaje/carácter para conseguir relevancia en mi entorno, aunque suponga la supresión de uno mismo (paradójico). Darme cuenta como el miedo a no ser aceptado es una reacción de mi mente al no desarrollar la habilidad para enfrentarme con el problema de mi propia mente, como inferioridad. 

Continuaré



lunes, 17 de junio de 2013

Día 379 Mi Personaje Calculador como supresión. Parte 2




Estoy caminando el proceso de cómo me he convertido en un Personaje Calculador, como una personalidad/carácter en la que he suprimido  de mi mismo la simpatía/alegría, como consecuencia de haber interiorizado/programado  la búsqueda de afecto a través del desempeño de un trabajo. No dándome cuenta que con la creación de ese personaje lo que en realidad estaba buscando era el afecto de simpatía/aceptación a través de la valoración de mi esfuerzo. Por lo que mi seriedad y reserva en el trabajo es consecuencia de la relación que establecí en mi infancia con mis padres al buscar el afecto/simpatía/aceptación a través de mostrar mi responsabilidad y cumplimiento en los quehaceres que me ordenaban. Me doy cuenta que entonces  el trabajo para mí, como la mente, no es solo la manera de obtener bienes y servicios, sino que a través de este personaje ha representado la manera  en que he buscado inconscientemente reconocimiento.

Ahora entiendo cómo y porqué viví de manera extensa la frustración de no finalizar la carrera universitaria de Psicología y dedicarme profesionalmente a ello, ya que me sentí extensamente infravalorado y como decepción de mi mismo por no poder obtener el título y dedicarme a esa profesión.  Y de manera “causal” lo que lo impidió fue la aparición de una miocardiopatía, cuyo desencadenante, además de los antecedentes médicos fue la separación con una pareja, aumentando la infravaloración y la frustración como identidad masculina. 

Me doy cuenta de que la zona del pecho tiene que ver con el “amor”, con las muestras de cariño, afecto, y que se inicia en primer lugar en el ámbito familiar, por lo que  fui “creando” progresivamente en mi vida diferentes experiencias  para verme dentro de la frustración. Ya que me resultaba más fácil verme a mí mismo como frustrado y vencido, y experimentarme como débil y disminuido, que desarrollar las habilidades para desarrollarme en la realidad, como lo inevitable, lo persistente y lo constante en la vida: lo físico.

Lo que quiero ver es como el ovillo de este personaje se va deshilando y van apareciendo todas las conexiones que se han creado en mi mente hasta convertirme en la caricatura de la seriedad y reserva que he interpretado en el ámbito laboral.

Continuaré




domingo, 16 de junio de 2013

Día 378 Mi Personaje Calculador como supresión. Parte 1




En mi post del Día 103 Mi Personaje Calculador estuve viendo/caminando como este personaje aparecía para aprovecharse sobre diferentes situaciones cotidianas, y como experiencia positiva, ahora he descubierto un aspecto de este personaje que realiza una supresión de mi mismo, apareciendo como experiencia negativa. Es decir lo que estoy observando es como un mismo personaje actúa en nuestra mente como polaridad: como dominio y represión, como positivo y negativo. Lo que me confirma que en cada personaje, por muy “negativo” y perjudicial que aparezca en cuanto a la imagen de uno mismo y hacia los demás, el individuo intenta sacar algún tipo de ventaja personal.

Este nuevo aspecto del Personaje Calculador, que no había visto hasta ahora, se trata de una apariencia/experiencia que suprime la expresión de mí mismo como alegría/simpatía, que impide manifestarme con espontaneidad en mi lugar de trabajo. No es que me vea como un “ogro” pero si me veo con limitación, y como una carga energética negativa, en cuanto a la falta de fluidez para relacionarme como iguales y sin ningún tipo de limitante mental.  Lo he descubierto analizando mi postura seria en mi lugar trabajo al crearme una imagen de responsabilidad y pesadez,  en el cumplimiento de mis obligaciones. Y lo que he descubierto es que esa "apariencia"/aparición proviene de las relaciones que establecí con mis padres en donde la simpatía, como la manera de ser agradable hacia una persona, estaba vinculada  al cumplimiento de un cometido, por lo que la simpatía la fui definiendo como la propia responsabilidad al trabajo y no como una expresión de consideración hacia el otro como uno e igual. Por lo que cuando me veo en el trabajo, me veo como la tensión energética de responder/actuar dentro de un papel  donde he suprimido la simpatía, adoptando una apariencia/aparición de seriedad. Así es como lo vivo en mi mente.  De aquí que el Personaje Calculador lo experimente como una supresión de mi mismo.

Me doy cuenta de que cada momento y situación tiene su propia expresión, no por ello significa que lo vivamos con una carga energética suplementaria debido a las experiencias previas que nos han definido quienes somos y como nos manifestamos. Por lo que la solución consiste en deconstruir este personaje y manifestarme sin condicionamientos que limiten la expresión de mi mismo.

 
Continuaré