sábado, 31 de agosto de 2013

Día 398 Personalidad consumidora. Comportamiento


Este post es continuación del día: 391392393395, 396 y 397

Dimensión comportamiento

Problema

Lo que aquí quiero ver es como los pensamientos, imaginaciones, back chats/conversaciones internas y reacciones emocionales dentro de mi Personalidad Consumidora, al surgir cuando tuve una avería en mi vehículo, cambió mi cuerpo físico. Por ende me vi experimentando agitación del sistema nervioso, molestias en el plexo solar, tensión en cabeza y hombros. Lo que indica que no solo no estaba en control de mí mismo, sino que había caído en una dinámica energética que modificó el estado de mi cuerpo. Con ello me doy cuenta que el ser actúa como un todo en la mente y en lo físico, y cuando actúo como un sistema de conciencia creando mi propia realidad alternativa, donde la mente dirige y controla el cuerpo físico, este recibe las consecuencias. Nada nuevo en cuanto las diferentes teorías que circulan sobre la relación mente-cuerpo. Lo apreciable es que el cuerpo físico no solo reacciona con lo negativo, sino también con lo positivo y lo neutro, donde la humanidad está experimentando las consecuencias de las desigualdades a través de polaridad, que es cómo funciona el sistema de conciencia. La prueba la podemos ver en las consecuencias que estamos viendo en nuestro mundo, donde la ambición, el interés personal y el ego, están generando dolor y muerte, y destruyendo la vida en la tierra, creando seres demoníacos/monstruosos que provocan muertes, abusos y destrucción, a imagen y semejanza de nuestra mente, pues la vida es lo que hemos creado a imagen y semejanza de cada uno, como un todo. Investiga Desteni

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crearme agitación en mi sistema nervioso, molestias en el plexo solar, tensión en cabeza y hombros, como las consecuencias de mi relación cuerpo y mente. Donde en mi mente aparecieron diferentes patrones mentales, como inseguridad, desconfianza, sospecha y miedos a no tomar la decisión adecuada. Por ende el único responsable de todo ello soy yo mismo, ya que me deje controlar por mi sistema de conciencia, heredado y adquirido, y así guiarme por mi propia programación, en lugar de hacer las diligencias y poner los medios necesarios para contrastar mis pensamientos con la realidad. Sin embargo me dejé arrastrar/empujar/influir por mi mente y crearme una bola de energía donde me vi dentro de una Personalidad Consumidora. No dándome cuenta que lo que en realidad estaba consumiendo no era solo un producto, sino que estaba consumiendo/desgastando mi propio organismo. Así el cambio que tenía que haber realizado en el mundo, como lo que es mejor para uno y para todos, lo realicé desgastando mi cuerpo físico, influenciado por mi sistema mental. Y en ello veo que no solo abusé de mi cuerpo físico, sino de mi propia vida. Así me doy cuenta cuenta que con mis decisiones también participa/toma parte la Vida Una , ya que con mis decisiones hago perdurar mi sistema de conciencia individual y colectivo, y de esta forma pre-dominan sobre la realidad con las consecuencias que estamos viendo. Cuando el sentido común práctico/útil, como lo que es mejor para uno y para todos, es el principio de la Vida Una y como un Todo.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo crearme agitación en mi sistema nervioso, molestias en mi plexo solar, tensión en mi cabeza y hombros, como las consecuencias de mi relación de mi cuerpo y mi mente, me detengo y respiro. Ya que estas manifestaciones físicas son la “señal de alarma” que tenemos para ver cómo estamos existiendo, por lo que la modificación o síntoma en mi organismo no es más que, en su gran mayoría, consecuencias de cómo estamos experimentándonos en nuestra mente. Me doy cuenta que la manera en que contacto con mi organismo la respiración como el principio de la vida física, donde la inspiración marca el inicio de la vida en la Tierra, y la expiación el final del organismo físico. Así, me doy cuenta que la respiración me apoya para estabilizarme como un ser en esta realidad física y me sitúa como un ser real y no como un ser virtual/alternativo de este mundo físico. Y como ser físico me moveré desde el principio de Igualdad, ya que todo ser vivo, es una expresión propia/diferenciada/genuina de la Unidad, como un Todo. Así el proceso que estoy caminado/explorando es integrar mi mente bajo este principio de Igualdad y Unicidad, ya que quien he sido hasta ahora, no ha sido más que las consecuencias de mi sistema de conciencia en separación de mí mismo, que ha funcionado como un sistema/programa y no como quien soy en esta realidad física. Así iré viéndome día a día, momento a momento y respiro a respiro, quien se expresa como yo mismo, si una personalidad/mascara, o la expresión de quien soy en lo físico, como uno y como un todo en Igualdad..

Recompensa

Darme cuenta que todo pensamiento, positivo, negativo, neutro, en separación de lo físico, y como lo que No es mejor para uno y para todos en igualdad, genera consecuencias físicas en mi cuerpo; al darme cuenta que soy parte de un ecosistema, y lo que hago con mi organismo físico, no solo tiene consecuencias en mi cuerpo sino a la forma/expresión de vida en todos.

Darme cuenta que hay una relación entre lo físico y los sistemas de conciencia, y cuando doy preferencia a los sistemas, me convierto en uno e igual a ese sistema, perpetuando/haciendo vivo ese sistema en mi cuerpo, y por ello convertirme en un biorobot debido a mi propia programación mental.

Darme cuenta que hasta ahora he vivido como un sistema, por lo tanto actuando como mi propia programación, heredada y adquirida,  con diferentes diseños de espiritualidad/religión/energía/dinero, sin “nunca” expresarme yo mismo como una identidad orgánica que forma parte de un ecosistema biológico como un Todo, e igual a otro ser vivo con identidad genuina. Por lo que voy deconstruyendo todos estos sistemas hasta verme en Igualdad y Unicidad.

En el próximo post continuare con la dimensión consecuencias de este personaje








miércoles, 28 de agosto de 2013

Día 397 Personalidad consumidora. Reacción

Este post es continuación del día: 391, 392, 393, 395 y 396

Dimensión back chat/ conversación interna.

Problema

En los anteriores posts he visto como las dimensiones de la mente interactúan y se fusionan como una Personalidad Consumidora en la forma de miedos, pensamientos, imaginación y back chat/conversaciones internas, creando una realidad alternativa donde uno se va experimentando a sí mismo en separación de la realidad física. En este post investigaré sobre las reacciones (emociones y sentimientos) que han proporcionado a los pensamientos la energía necesaria para que esa personalidad permaneciera y se desarrollara. Así veré como el enojo y la tristeza se manifestó dentro de este personaje para subsistir en mi mente.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir en, dentro y como el enojo al “creer” que el mecánico no estaba actuando con honestidad ante la avería de mi vehículo, sino que dejaba pasar el tiempo sin actuar y tomar una decisión definitiva. No dándome cuenta que la ira era una reacción ante la desazón de quedarme sin vehículo y tener que comprar otro. Por lo que la ira en realidad no era contra el mecánico sino por tener que hacer un gasto imprevisto. Y en ello darme cuenta que el problema es de dinero, de cómo me he relacionado yo con el dinero. Así el dinero es en última instancia el objeto de mi ira, no dándome cuenta que el dinero es simplemente un intercambio de bienes y productos, y sin embargo he convertido el dinero en el centro de mi estabilidad como individuo. De tal manera que ante un imprevisto o escasez me veo dentro de la infravaloración. Por lo que en la avería me estoy valorando como menos/inferior al tener que crearme una deuda/crédito para adquirir un nuevo vehículo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir en, dentro y como la tristeza al “creer” que no se me estaba dando una solución a la avería del coche y tendría que comprar otro. No dándome cuenta que todo estaba ocurriendo en mi mente separada de la realidad física. Y que la tristeza era la estrategia de mi mente para subsistir dentro de esta Personalidad Consumidora, donde uno actúa mediatizado por la mercadotecnia y controlado por la propia programación que he ido estableciendo desde siempre. Por lo que existir como la tristeza no es ninguna solución sino una autocomplacencia para no tomar responsabilidad de los hechos y buscar una solución que sea lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo existir en, dentro y como el enojo, me detengo y respiro. Así podré estabilizarme en lo físico y dirigirme efectivamente dentro de la realidad en la que estoy encarnado como ser físico. De esta manera podre ponerme “en los zapatos del mecánico” y tener una comprensión de las decisiones que toma, como uno e igual. Ya que me doy cuenta que cuando me dejo controlar por el pensamiento/ reacción / energía estoy dentro de mi propia burbuja, la creación de mi realidad alterna, mi mundo virtual, en separación de lo que está sucediendo. Así ante una situación, tomaré una decisión y una solución orientada a lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.

Me comprometo a investigar una y cada una de las decisiones y soluciones que voy tomando e ir integrándome progresivamente en la mente y en lo físico, dándome cuenta que debo seguir caminando hasta que esa integración esté hecha. Mientras, iré escribiéndome diariamente pública y privadamente, como hasta ahora, ya que me da la oportunidad de ver en mis palabras como me he ido programando, cómo utilizo la mente, y cual el interés personal que he ido anteponiendo en cualquier decisión y solución. Y en ello darme cuenta que en todo soy yo como mi mente, y que en mi mente he creado mi propio sistema de conciencia, como mi propia responsabilidad que he ido creando en mi propia historia, como copia y repetición de otros sistemas y en separación de la realidad física, pues en todo actuaba como energía de la mente en un sistema de polaridad e interés personal.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo en, dentro y como la tristeza por creer que un mecánico no actúa con honestidad, me detengo y respiro. Ya que la tristeza no es más que el resultado del juicio que he realizado en mi mente al creer que él no está actuando correctamente por lo que me sitúo en una posición de superioridad, ya que me considero juez de ese individuo, en lugar de “ponerme en sus zapatos” y ver que en realidad no es más que el reflejo de mí sistema de conciencia, ya que quien soy como uno y como un todo, pertenezco a lo que existe aquí. Así en lugar de resistirme a la realidad buscaré una solución efectiva expresando mis dudas y todo cuanto sea necesario para aclarar/esclarecer cualquier situación.

Recompensa

Darme cuenta que cualquier reacción (emociones y sentimientos) no son una solución, sino un problema en la que permanecemos atrapados en nuestra propia mente, ya que son la energía que damos a los pensamientos para atraer nuestro interés personal y obtener alguna ganancia psicológica: atención, a través de mostrar superioridad o inferioridad, comparación, o cualquier otro tipo de interés personal consciente o inconsciente. Investiga

Darme cuenta que detrás de una emoción hay un pensamiento, y detrás de un pensamiento, separado de la realidad física, hay una idea o creencia sobre cómo estamos autoprogramados, y que esa autoprogramación es lo que en realidad está controlándonos y dirigiéndonos, sin conocer cual fue el punto de partida y como llegamos a ser lo que manifestamos.

Darme cuenta que como me he construido en mi mente es una caricatura formada por múltiples personalidades/entidades energéticas que luchan por permanecer y alimentarse cada día de las emociones que genero.


En el próximo post continuare con la dimensión comportamiento de este personaje






jueves, 22 de agosto de 2013

Día 396 Personalidad consumidora. Back chat





Este post es continuación del día: 391, 392393 y 395



Dimensión back chat/ conversación interna.

Problema

Hoy voy a investigar sobre la dimensión del back chat/conversación interna que se produjo en mi mente dentro de la personalidad consumidora al ver que mi vehículo tenía una avería que no se solucionaba definitivamente y encontrarme ante la decisión de comprarme otro coche nuevo. En esta situación me vi en mi mente secreta teniendo las siguientes conversaciones internas: “Este mecánico  no pone interés en solucionar la avería”, “No esperaba comprarme un coche ahora”, “Hay poca venta de vehículos buscaré la mejor negociación”. Todo ello como pensamientos negativos, neutros y positivos en la participación de mi mente, creando resistencia y culpabilidad al mecánico por los hechos que se había producido (negativo), después aceptación de la realidad  (neutro)  y por ultimo aprovechar la situación para sacar alguna ventaja (positivo).  Y todo ello como el juego de la mente que se retroalimenta de las emociones que genera cada pensamiento. Así el problema consiste en que la realidad es experimentada como la mente, desgastando el cuerpo físico, y no como las soluciones prácticas donde lo físico es apoyado por la mente, sin necesidad de hacer valoraciones y juicios que corresponde al diseño de mi sistema de conciencia.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro del back chat/conversación interna “Este mecánico no pone interés en solucionar la avería”, como muestra de la desconfianza que he ido desarrollando a través de mis propios miedos, pensamientos e imaginación, y ahora se manifiesta en mi mente secreta como los pensamientos que guían mis acciones, como el destino de mi conducta, sin ser transparente e íntegro en mi expresión, sino que guardo en mi mente un mundo secreto que no soy capaz de mostrar a nadie y sin embargo es quien en realidad soy como la mente. No dándome cuenta que no solo estoy apoyando la desconfianza en mí mismo, y como proyección a otras personas, sino que estoy aumentando la desconfianza en el ser humano, y por ende como uno e igual a todos los seres humanos estoy manteniendo una sociedad y un mundo donde unos desconfiamos de otros, en lugar de, ante alguna duda, investigar y hacer las comprobaciones necesarias para descubrir si el mecánico está en lo cierto hasta llegar a la propia convicción. Por lo que en lugar de actuar en la realidad, entro en la vorágine de pensamientos y emociones siendo dominado y controlado por mi sistema de conciencia y no por quien soy, un ser físico que se manifiesta físicamente en la realidad.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo existir dentro del back chat/conversaciones internas “Este mecánico  no pone interés en solucionar la avería” me detengo y respiro. Y si en esa situación u otra similar en mi mente apareciese alguna duda o desconfianza, antes de entrar en el bucle de pensamientos y emociones, tomo control con la respiración, y si continúa, hago de 3 a 5 respiraciones rápidas, inspirando rápido expandiendo el abdomen, como una D, y espirando contrayendo el abdomen, como una C, para no entrar en nerviosismo o ansiedad, y después sigo respirando lentamente.  Así he podido lograr controlarme en alguna ocasión y ver con más claridad el paso siguiente que debo realizar en ese momento, e ir caminando paso a paso con mayor seguridad, y no ir generando consecuencias en mi mente y en cuerpo físico. Me doy cuenta de que este proceso de respiración lo tengo que seguir realizando debido a las múltiples consecuencias que he creado a lo largo de mi vida y que voy deconstruyendo desde la honestidad como uno mismo, la escritura, el perdón a uno mismo, la aplicación correctiva y desarrollando el sentido común practico como lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.


Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro del back chat/conversación interna “No esperaba comprarme un coche ahora”, como la respuesta de mi mente ante la sorpresa de tener que realizar una inversión inesperada, y en esa sorpresa encontrarme que tenía que hacer un esfuerzo en invertir tiempo y dinero. Por lo que suponía romper las previsiones que tenía en cuanto tiempo y dinero, y en ello no darme cuenta que con lo que estaba tratando era con lo que me muevo dentro de este mundo: tiempo y dinero. Así los que tienen tiempo, normalmente no tienen dinero (parados, pensionistas, etc.), y los que tienen dinero, normalmente no disponen de tiempo (profesiones liberales, empresarios, etc.).  Así el mensaje que estaba enviándome inconscientemente es que iba a “perder” tiempo y dinero, al ver ambos como un valor importante en mi vida. Y en ello me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle un valor positivo al tiempo y al dinero como quienes controlan y determinan mi vida.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo existir dentro del back chat/conversaciones internas “No esperaba comprarme un coche ahora”, me detengo y respiro. Y en esa situación u otra similar observo cómo es que estoy creando una realidad alterna en lugar de ver los patrones que se están manifestando en mi mente como si fueran quien yo soy, siendo mi sistema de conciencia de la mente quien ha tomado todo mi ser y mi cuerpo físico, confundiéndome a través de un pensamiento, y en ello no darme cuenta que ha tomado todo el control de mi existencia generando consecuencias en mi cuerpo físico: intranquilidad, excitación del sistema nervioso, molestias en el plexo solar, tensión en cabeza y hombros. Convirtiendo mi cuerpo en un sistema-de-mente, donde el trastorno afecta a mi fisicalidad. Debido a que el patrón que estaba experimentado era de perdida, y en ello manifestarme como el “duelo” ya que tenía que perder tiempo y dinero. Y por ello me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que estaba perdiendo el tiempo, cuando la manera de utilizar el tiempo ha sido creado por mí mismo, viendo el tiempo como un valor positivo, o en ciertos momentos como negativo, del que puedo disponer, cuando en realidad de lo que puedo disponer está aquí, como yo mismo existiendo en esta Tierra. Entonces el dinero no es más que todo lo que he permitido y aceptado del sistema económico actual y que me he convertido y determinado por él, en lugar de investigar si la manera de relacionarme con el dinero es lo mejor para uno y para todos en igualdad. Por lo que el dinero lo he convertido en el único valor, en el dios de este mundo, quien decide no solo como vivir, sino quien vive y quien muere, como así lo podemos ver en nuestro mundo. Entonces el tiempo como el desarrollo de quien soy y el dinero como la manera en que puedo manifestarme era algo que me estaba “perdiendo”.


Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro del back chat/conversación interna “Hay poca venta de vehículos buscaré la mejor negociación”, no dándome cuenta que con esa afirmación estaba reconociendo que quería aprovecharme de la situación de crisis económica que estamos viviendo, y buscar la mejor ocasión para que el gasto fuese inferior, y en ello permitir y aceptar este sistema económico en mi mente y desde donde me he convertido en uno e igual al sistema, donde busco el propio interés y ganancia, en lugar de caminar hacia una investigación y promover un sistema económico igualitario, donde la vida sea el único valor. Entonces el patrón consiste en solo mirar mi propio interés y negociar sin involucrarme en cómo está montado el sistema financiero, sino en actuar en provecho propio. Lo cual no se puede reprochar, pero sí no dar por aceptable y permitir en mi mente las reglas de juego a las que estamos sometidos, como imagen y semejanza de quienes somos como humanos. 

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo existir dentro del back chat “Hay poca venta de vehículos buscaré la mejor negociación”, me detengo y respiro, y así no especularé/haré suposiciones sobre la situación económica personal y social en lo secreto de mi mente, sino que me dirigiré investigando sobre las opciones que tengo para comprar un producto sin más participación de la mente, como back chat, imaginación, pensamientos o miedos, sino con los datos objetivos para adquirirlo.

Recompensa 

Darme cuenta que cuando estoy dentro de un back chat/conversación interna, genero energía de la mente provocando situaciones desde el punto de partida de interés personal, sin investigar si lo que he generado como miedos, pensamientos, imaginaciones y back chats tiene que ver con la realidad o es producto de mi sistema de conciencia. Donde mi sistema de conciencia procede de múltiples variables personales: educación, cultura, experiencias previas, expectativas, etc. Así me convierto en el producto de mi mente y no la objetividad de lo que estoy participando en lo físico. Por ello me manifiesto como un biorobot. 

Darme cuenta que las conversaciones internas forman parte de mi mente secreta y es allí donde “maquino” todo lo que viviré como futuro, así los pensamientos que allí aparecen son quien en realidad soy como la mente, por lo que cuando aprezcaqn las detendré y respiraré para disolverloas en la nada.


En el próximo post continuaré con la dimensión reacciones de este personaje






lunes, 19 de agosto de 2013

Día 395 Personalidad consumidora. Imaginación

Este post es continuación del día: 391, 392 y 393

Dimensión de la Imaginación

Problema

Lo que aquí quiero investigar es como mi mente fue más lejos de mi yo y se separó de la realidad ante un acontecimiento concreto de una avería en mi automóvil y la posterior decisión de comprarme otro. Así el problema fue crearme una experiencia mental dentro de la imaginación y condicionar mis decisiones a las imágenes,  pensamientos y emociones que determinaban quien era y como interpretaba la realidad. Los condicionamientos aprendidos y la interpretación de la realidad me llevaron a una realidad alterna, que solo yo experimentaba y como único responsable. Por lo que voy a caminar las imágenes referentes al imaginarme que el mecánico me había engañado, imaginarme que la gente especularía por verme con un coche nuevo.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido imaginar que el mecánico me había engañado con el cambio automático en garantía, ya que al producirse la avería encontró un cambio para mi automóvil en tres días, y ahora que lo tiene que volver a cambiar porque no funciona correctamente, no ha encontrado otro después de dos meses, lo que me hace imaginar que no quiere invertir más horas de trabajo en el cambio ya que tendría que ir a su cargo. No dándome cuenta que tener esa imagen en mi mente no ofrece una solución al problema, sino que me hace aumentar la energía de la duda/desconfianza hacia otra persona, como la proyección de desconfianza en mí mismo en aquello que realizo, ya que a veces antes de tomar una decisión no la realizo reflexionando en sentido común, sino como lo que voy a ganar o perder en mi interés propio, sin tener en cuenta la realidad de los hechos.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido imaginarme que con el coche nuevo la gente especularía, y en ello sentirme vigilado por los demás, no dándome cuenta que eso forma parte de cómo me experimento en mi mente, al especular/suponer sobre mi propia vida, y en ello no darme cuenta que mis imaginaciones/pensamientos es quien soy como la mente, yo en relación a un objeto de consumo.


Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo activar mi Personaje Consumidor mediante mi imaginación, imaginando situaciones que no se han producido en la realidad y que permanecen en lo secreto de mi mente, me detengo y respiro, y así detener mi participación de mi sistema de conciencia y experimentarme en la sospecha de lo que puedan especular/suponer los demás.

Me comprometo a que cuando me vea dentro de la imaginación creándome imágenes de mí mismo en escenarios/situaciones donde me experimento como energía de la mente, utilizando el diseño de la duda como la punta del iceberg de mi desconfianza en mí mismo y la sospecha hacia los demás, me detengo y respiro. La duda como diseño es la forma en que evaluamos las situaciones sin el principio de Unicidad e Igualdad, la duda funciona para seguir existiendo solo como la mente, sin investigar como el cuerpo está reaccionando ante determinada situación sin control de uno mismo en lo físico. Así cuando exista como la duda observare mi cuerpo, me estabilizaré con el respiro y veré si me estoy dando dirección.

Recompensa

Darme cuenta que imaginarme lo que los demás puedan especular/suponer no es ninguna solución a situaciones que aparecen cotidianamente sino que yo mismo entro en un bucle de pensamientos y emociones donde pierdo el sentido de la realidad, me desestabilizo y genero una energía toxica para mi organismo. Por lo que la solución es el respiro para estabilizarse como una unidad, y unirse a si mismo, para integrarse en la realidad y no alejarse hacia donde la mente lo quiere llevar.

En el próximo post continuare con la dimensión backchat/conversaciones internas de este personaje.







martes, 13 de agosto de 2013

Día 394 Bernard Poolman, Gracias



 Voy a hacer un paréntesis en el proceso que estoy caminando sobre mi personalidad consumidora  para realizar un tributo  de reconocimiento, respeto y consideración a Bernard Poolman fallecido ayer día 11 de agosto del 2013. Quien ha representado dentro de mí una nueva manera de entender el mundo en el que participo, y que me ha abierto la posibilidad, a través de las herramientas que propuso,  de tomar responsabilidad y dirección de mi propia vida, y en ese cambio seguir caminando hacia la Unicidad e Igualdad de todo ser vivo, como un Todo. Es por ello que su mensaje, integridad y testimonio de vida ha creado dentro de mí el mayor cambio que se ha producido en mis últimos 37 años cuando empecé a leer sobre espiritualidad y esoterismo. Para mayor referencia ver los artículos sobre Desteni y yo, días 387, 388, 389 y 390 de este blog.

Fue ayer cuando después de recibir un email me enteré de su fallecimiento, no tuve ninguna reacción inmediata pero tuve que leer por dos veces la información, me pareció “impensable”. Después, cuando tuve oportunidad de compartirlo con otros Destonians  empecé a sentir tristeza y una ligera opresión en el pecho. Desde que lo conozco, junio del 2011 solo tuve una tuve ocasión de comunicarme con él, y fue por email, el resto lo conozco por su blog, videos, audios y gran cantidad de escritos que nos ha legado.  

Me doy cuenta  que su personalidad era muy controvertida y en cualquier búsqueda de internet podemos ver que era considerado como el líder de una culto, un gurú, un estafador, etc. Y personalmente llegué a la conclusión que si esas personas lo veían así era por maldad, manipulación o una gran ignorancia por no haber investigado y aplicado en su propia vida el mensaje que el continuamente repetía.: “No hacer a los demás lo que no te gustaría que te hicieran”, “Dar a los demás lo que te gustaría recibir”, como la aplicación más radical del “Amar al prójimo como a uno mismo”. Por ello sus principios eran la “Unicidad y la Igualdad de toda Vida, como un Todo”. 

Pero más allá de su personalidad que se experimentaba en este mundo de la misma manera en que cada uno se experimenta a sí mismo, como proyección de la propia mente. Lo que en realidad fue más importante para mí es la propuesta de cambio que uno puede aplicarse a sí mismo y comprobar sus resultados. La escritura, el perdón a uno mismo, la aplicación correctiva, el sentido común practico, y lo que es mejor para uno y para todos y siempre, son herramientas conocidas desde siempre para realizar ese cambio pero nunca se utilizaron desde la perspectiva de la Igualdad que tiene todo ser vivo. Para ello creo la Fundación de Vida en Igualdad para crear en este mundo las condiciones socioeconómicas necesarias para desarrollar un sistema de dinero igual, donde la última propuesta consiste  en apoyar el Ingreso Básico Garantizado como un primer paso hacia un Sistema Igualitario Monetario.

Por ello hablar de Bernard es hablar de su obra, su integridad y su ejemplo, de manera que sirve de muy poco lamentarse de su perdida para convertirlo en el último crucificado de este mundo. Se trata de ver, darnos cuentas y entender que el cambio en este mundo debe hacerse uno a uno, que nadie puede realizarlo por nosotros, ni podemos esperar que un nuevo Mesías baje de una nube. Bernard dejó un camino para facilitar ese proceso que debe uno caminar en honestidad como uno mismo para deconstruir todos los condicionamientos que han hecho de la Tierra un verdadero Infierno.

Personalmente estoy agradecido a Bernard de hacerme ver a través de su mensaje  que el mundo que vivimos es justo al revés de cómo tiene que ser vivido. Es decir durante más de 35 años estuve mirando arriba al Cielo, como la mente, viajando en el mundo de los estados de conciencia sin considerar el mundo en lo físico, como la Tierra abajo. Y en ese periodo estuve expuesto a religiones, espiritualidades, esoterismos y New Age, sin realizar un verdadero cambio, sino en ir añadiendo personalidades/caricaturas de mí mismo que tapaban/ocultaban mis miedos, maldades y reacciones que no quería afrontar por el dolor que suponía a mi ego de la mente, y como excusa para no verme en la realidad. Así el o-cultismo, es el verdadero culto a nuestros propios demonios, donde permitimos barnizarlos/recubrirlos de positividad creyendo que habrá que enfrentarnos con ellos. Mientras el cuerpo físico recibe todas las cargas energéticas de nuestros pensamientos suprimiendo/reprimiendo quienes somos en realidad. 

Por ello me mantengo estable y con el compromiso de seguir caminando por al menos durante 7 años  Mi Viaje hacia la Vida y compartirlo en este blog donde como indico en la presentación de este blog “iré redefiniéndome a mí mismo como la expresión de la Vida, y así crear un nuevo ser humano donde pueda liberarme de todas las reacciones y programas de mi pasado como biorobot”. 

Gracias Bernard.





sábado, 10 de agosto de 2013

Día 393 Personalidad consumidora. Pensamientos


Este post es continuación del día: 391 y 392

Dimensión del pensamiento

Problema

Observaré como se desarrolló mi Personalidad Consumidora cuando apareció una avería en mi automóvil y tomo la decisión de adquirir otro. Pasando por diferentes fases de la dimensión del pensamiento, y como la energía de mi mente creó una experiencia positiva, adquirir un coche, y se sustentó de la energía negativa en mi mente a través de pensamientos automáticos que surgieron espontáneamente, sin saber de dónde venían y porque aparecieron en ese momento Y en ello condicionar mi decisión experimentándome como la duda, al no saber si era la mejor decisión.

Solución

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido pensar que no era el momento para adquirir un vehículo debido a la situación económica que estamos viviendo y ante la incertidumbre de lo que pueda suceder en el futuro de la economía española. No dándome cuenta que es algo que personalmente no puedo controlar, sino que son las consecuencias de lo que hemos aceptado y permitido cada uno hasta ahora como sistema capitalista. Por lo que para que se produzca un cambio real el primer paso consiste en re-educarnos hacia una vida donde el ser humano, y todo tipo de vida sea el único valor. No como hasta ahora que la vida depende del dinero que uno tiene, de manera que lo hemos convertido en el “Señor de la Vida”. El elemento que decide quien vive, quien sobrevive, quien padece escasez de alimento, vivienda, educación y sanidad, y quien muere por su carencia. Entonces tanto en el sistema de conciencia como en el sistema de dinero participamos de la misma inconsciencia y por lo tanto como marionetas de ambos. Donde la energía como conciencia, y el dinero como poder, condicionan nuestra existencia. Así el ser humano se mueve dentro de dos Fuerzas: como conciencia y como dinero, y de ambas hemos perdido el control, tal y como podemos ver en la paranoia que uno vive dentro de su mente y en el control que ejerce el dinero dentro de nosotros, tal y como estoy viendo en este personaje.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido pensar que ante el vehículo que había escogido podía hacer ostentación de mi situación económica, y por lo tanto no tenía que comprar un coche que aparentemente es grande para mí. Así me refugiaba en mi mente cargándome de energía para convencerme a mí mismo que al pensar que podía hacer ostentación en realidad era como seguir escondiéndome de mi mí mismo, que yo no era merecedor de un coche de esas características. Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido pensar que yo no soy merecedor de un elemento que me facilite mis desplazamientos y el uso que le pueda dar a un automóvil.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo pensar que la decisión de la compra de un vehículo u objeto de consumo que necesite depende de la situación económica de un país y de su futura evolución, me detengo y respiro. La decisión es sencilla y práctica, es contar cuánto dinero dispongo y cuánto dinero puedo financiar, y en ese posibilidad ver que automóviles están a mi alcance y tomar la decisión, simple. Lo demás corresponde a mi propia paranoia de sentirme inferior/superior, menos/mas, confiado/desconfiado, vivir desde las apariencias y no como uno es en realidad. Así puedo dirigirme como un ser humano y no como un biorobot  preprogramado por mi propio diseño de conciencia que funciona por polaridad y como la imagen de mi mente hacia mí mismo.

Me comprometo a caminar desde la honestidad como uno mismo integrando lo físico y la mente y utilizar el sentido común práctico, y en ello ver que las decisiones deben ser tomadas desde el principio de “dar a otros lo que te gustaría recibir”, y “no hacer a los demás lo que no me gustaría que me hicieran”. Por lo que las decisiones deben ser tomadas considerando toda vida en igualdad, como uno mismo.

Recompensa

Darme cuenta que las decisiones que he tomado para adquirir mi coche o cualquier objeto de consumo hasta ahora han sido tomadas bajo el control de mi sistema de conciencia, como la moda y propaganda sin considerar la necesidad y funcionalidad del objeto, sino como objeto de consumo de la mente, consumiendo de ese modo mi propio cuerpo físico que obtenía energía de mi propia sustancia. De manera que el sistema de conciencia y el sistema de dinero me controlaban quien era y como me manifestaba.


En el próximo post continuare con la dimensión de la imaginación de este personaje


miércoles, 7 de agosto de 2013

Día 392 Personalidad consumidora. Miedos


Este post es continuación del día: 391

En el post anterior estuve viendo cómo ante la aparición de una avería en mi vehículo mi mente buscaba  información en mis memorias para actuar según mi programación mental, sin, ver, darme cuenta ni entender como esa base de datos basada en pensamientos, imaginación, sentimientos y conversaciones internas/ back chats fueron creadas. Por lo que a partir de ese momento surgen dudas sobre si la inversión económica que hice en la reparación fue un acierto o no, dada la antigüedad del coche. Y cómo ante la falta de soluciones claras empiezo a plantearme cambiar de vehículo por el temor de quedarme sin medio de desplazamiento, pues el coche es un medio necesario para desplazarme por mi discapacidad. 

En este post quiero ver, como mi mente reaccionó con miedo. En primer lugar miedo a quedarme sin vehículo y no poder desplazarme en mis quehaceres cotidianos con comodidad. Y después de tomar la decisión de comprarme el vehículo, miedo a precipitarme en la decisión y no esperar a que pongan un nuevo cambio de segunda mano. Y por ultimo miedo a equivocarme en la elección del vehículo que he escogido, un Skoda Yeti con cambio automático DSG.

Dimensión del miedo de la mente

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido tener miedo a quedarme sin vehículo, ya que he relacionado mi coche como un elemento imprescindible para desplazarme, cuando en realidad hay mas opciones. Así mi coche no solo se ha convertido en un medio de transporte sino en un elemento que me da seguridad. Y en esto acude la memoria de cuando meses después de la amputación de la pierna empecé a llevar un coche. Recuerdo la “sensación” de que podía moverme en las mismas condiciones que los demás personas, ya no era la percepción de mi cuerpo físico, sino que el coche como extensión de mi fisicalidad, ya que con él me experimentaba en igualdad a otras personas. Y en ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido relacionar la seguridad e igualdad con otras personas en mis desplazamientos con llevar mi coche, no dándome cuenta que era algo ajeno a mi cuerpo físico y sin embargo dependiente de ese elemento.

Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido relacionar el coche con la palabra seguridad, no dándome cuenta que he puesto el control de mí mismo en un objeto fuera de mí, y al mismo tiempo convertirlo en algo más que yo, pues me he visto que si no dispongo de vehículo me siento en inferioridad de condiciones.

Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido sentirme inferior a un vehículo, ya que he situado en mi mente a este objeto como si en realidad me diera más valor a mi personalidad, en el sentido de poder valorarme como igual a otras personas, ya que cuando me desplazo me experimento como igual a otros, no así cuando caminaba por mi discapacidad física.


Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido tener a miedo a precipitarme en la decisión de comprar un nuevo vehículo y no esperar por mas tiempo a que coloquen un nuevo cambio automático de segundo mano, ya que tengo la garantía de la pieza y puedo esperar a que aparezca un nuevo cambio en la empresa de desguace de vehículos donde se adquirió el que tengo actualmente instalado. No dándome cuenta que este miedo es el movimiento de mi mente para mantener mi sistema de conciencia energetizado y experimentarme en la duda.

Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido experimentarme en la duda, como la falta de determinación en mi decisión, al no tener clara la mejor opción, y en esa incertidumbre tener miedo a equivocarme, como si el resultado de mi decisión cambiara algo de quien soy. Y en ello veo que perdería mi “autoconfianza” en mi sistema de conciencia por el desacierto en evaluar la situación y entonces experimentarme como menos que mi sistema de conciencia. Así dando el poder a mi mente podría seguir controlando a mi cuerpo físico a través del miedo y paralizarme, no dándome cuenta que el miedo provoca la parálisis de la confianza en uno mismo, de mi expresión y desarrollo. Por lo que seguiría esclavo de mi mente  y de los programas de polaridad inferior/superior.


Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido tener miedo a equivocarme en la elección del vehículo que he escogido, como resultado de todos los procesos anteriores de miedo experimentados: miedo a quedarme sin vehículo y miedo a precipitarme en la compra. No dándome cuenta que el punto de partida de la compra del vehículo era el “miedo quedarme sin vehículo”, por lo que en la elección me fui experimentando en la duda, y en esa duda sobre el coche a escoger entraba en juego  la imagen de mí mismo que podía dar a los demás con ese vehículo, en cuanto a juicios y valoraciones.

Y por ello me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido relacionar la elección de un vehículo con la imagen de mí mismo, no dándome cuenta que un coche es simplemente un objeto para uso humano en un mundo fisico, y no un objeto para experimentar en mi sistema de conciencia que determina quién soy en mi relación con los demás.


Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo tener miedo a quedarme sin vehículo, me detengo y respiro. Me doy cuenta que un vehículo para mi es necesario para trasladarme a trabajar y realizar diversos desplazamientos habiéndolo convertido en un objeto de comodidad y seguridad por lo que el verme sin mi coche me hacía sentirme aislado, cuando es solo una idea en mi mente ya que en una ciudad hay múltiples transportes y vehículos que pueden llevarme de un lugar a otro. Entonces cuando me vea sin vehículo buscare la opción más cómoda para mi situación física y así dejar de “sentirme” mediatizado por una idea de mi mente, pues hay soluciones prácticas y útiles que puedo utilizar sin necesidad de verme en inferioridad si no dispongo de mi propio vehículo.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo tener miedo a precipitarme en la decisión de comprar un nuevo vehículo, me detengo y respiro. Cuando me encuentre ante una toma de decisión sobre la adquisición de un objeto de consumo el planteamiento es en cuanto el servicio, la necesidad, la mejora de bienestar y el dinero disponible para adquirirlo, por lo que cualquier miedo y prejuicio no es más que mi propia paranoia sobre la separación de la realidad, con lo que estoy experimentando en mi mente. Por lo que si me dejo controlar solo en mi mente veré que no soy más que una base de datos programados según mis memorias y experiencias basadas en polaridad de bueno/malo, superior/inferior, confianza/desconfianza, y demás juicios de valor. Por lo que mi valor lo pondría en mi juicio y no en quien soy como la totalidad del ser, lo físico y la mente.

Me comprometo a que cuando me vea a mí mismo tener miedo a equivocarme en la elección del vehículo que he escogido, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que inicie la búsqueda del coche adecuado pensando en un tipo de vehículo y ante las dudas sobre el tamaño, el tipo y la potencia de motor, me fui experimentando en mi mente sin tener clara la mejor opción, y así mantenerme en la duda. Finalmente al investigar encontré el que se puede adaptar mejor a mis necesidades del mejor cambio automático, seguridad, comodidad y espacio interior.


En el siguiente post continuaré con la dimensión del pensamiento de esta personalidad.