lunes, 28 de octubre de 2013

Día 405. Quien es “nosotros”


“… somos nosotros. Los políticos son la manifestación pública, el síntoma de una enfermedad que somos nosotros. El acriticismo, la incultura, el cainismo, la vileza, la envidia. Eso somos nosotros. Somos los españoles, somos nosotros. Los políticos no son más que la manifestación exterior, la oficialización de nuestra esencia”. (Arturo Pérez-Reverte, Salvados 2013)

Estas palabras pertenecen a parte de la entrevista que ha realizado Jordi Évole al periodista y escritor Arturo Pérez-Reverte en el programa de TV Salvados titulado  ¿La vida sigue igual?  (La entrevista aparece a partir del minuto 32, aunque lo anterior es interesante para conocer la situación de socioeconómica y de algún movimiento ciudadano en España)

Sin duda el que traiga  este párrafo a mi blog  es porque me ha llamado la atención la coincidencia en el proceso que estoy llevando aquí. Así es, de muchas maneras y en numerosos artículos de este blog, he expuesto que aquello que vemos y experimentamos no es más que una representación simbólica, pero real, de lo que hay dentro de la mente de cada uno. La diferencia es que Pérez-Reverte lo limita a la clase política que la ve como si fuera una proyección de lo que somos nosotros, cada uno, los españoles, como nación. Y se queda en esa comprensión, sin distinguir que ese mecanismo de proyección ocurre primero en la mente de cada uno y por tanto es responsabilidad de cada cual. Como también es responsabilidad de cada uno el poder detenerlo y cambiarlo. 

Por lo que si queremos dar una solución permanente al problema, ya que tenemos la indolencia de culpar a los demás de nuestros males, tiene que realizarse a través de la comprensión de los mecanismos de la propia mente, de la revisión de nuestra propia historia, y de llegar a comprender como es que hemos creado la situación personal y social que estamos viviendo en la actualidad. El inconveniente es que la información y conocimiento que nos ofrecen las ciencias de la mente Psiquiatría y Psicología, y otras ciencias esotéricas, no ha servido para realizar un cambio permanente, sino más bien al contrario, se está utilizando para nuestra manipulación. (Ver El Siglo del Yo).

Entonces la propuesta es considerar que lo que vemos fuera no es ni más ni menos lo que somos dentro, y que lo que vemos como la manera de ser de los demás, no es más que uno mismo. Entiendo que esto pueda crear rechazo, admitir que el político, el economista, el terrorista, o el violador forme parte de yo mismo, de uno mismo. Pero si nos detenemos a investigar y a explorar con las herramientas que propone Desteni, podremos ver que la conciencia de cada uno se rige por unas leyes muy simples, las de polaridad y energía. Y así podremos entender lo que dice el escritor en la entrevista:

En España somos más reaccionarios. Somos furibundos y violentos. Somos de trinchera, y aún más de barricada. El español es muy consecuente con sus odios y con sus amores; sobre todo con sus odios. Somos, o conmigo o contra mí. Somos del Betis o del Sevilla, del Barça o del Madrid, del PP o del PSOE.

Así es, mediante la polaridad de lo bueno/malo, positivo/negativo, conservadores/socialistas,  la confrontación de los opuestos,  creamos un campo de energía por fricción en nuestra mente donde cada uno mantiene un sistema de conciencia en la que formamos nuestra identidad, y a esa energía que hemos cristalizado a través de la herencia de nuestros padres y la influencia sociocultural la denominamos individualidad. Cuando en realidad no es más que una personalidad del sistema de la mente de la que somos esclavos inconscientes.

En otra parte de la entrevista añade:
"La parte positiva de esto es que si la crisis dura bastante para ser agónica, saldrá un hombre nuevo, pero hará falta una generación nueva, con niños educados de otra forma, en la austeridad... Y ese hombre nuevo será mejor, sin duda, porque tendrá la certeza de que el desastre está ahí y habrá recordado que el mundo es un lugar peligroso".
Error, el ser humano no ha aprendido a lo largo de la historia, lo podemos ver si quieres, en las guerras, revueltas de la primavera árabe, 15M, etc., y demás propuestas que no han tenido en cuenta el origen del problema, sino que se ha tratado de afrontar los síntomas mediante posiciones reaccionarias. Coincido en que es muy difícil que las actuales generaciones que ostentan el poder hagan un cambio personal que modifique la actual estructura social. Por lo que solo la autoeducación, la comprensión de los propios pensamientos, sentimientos y emociones, de dónde surgen y cómo se crean, pueden ayudar a formar un mundo que sea lo que es mejor para uno y para todos en Igualdad. Ya que el origen de lo que existe y vemos como mi mundo es lo que somos cada uno. Entonces uno  mismo tiene el poder para cambiarlo todo, pues es el origen de todas las cosas. Solo hace falta sumar esfuerzos  para que la ecuación de la igualdad sea posible, o no seremos.
Empecemos por crear situaciones más equitativas y apoyemos un Ingreso de Vida Garantizado. Para ello podemos sumarnos a la Iniciativa Ciudadana Europea por una Renta Básica Incondicional, y en Catalunya a la Renda Garantida Ciutadana. Para que ninguna persona carezca de lo básico.
Investiga