domingo, 2 de febrero de 2014

Día 418 Aprendizaje y pensamientos


Este post es continuación del Día 416 417

Estoy viendo como a través de los juicios que hice hacia/ y como uno mismo en relación a los estudios, construí una personalidad  desde mi infancia que ahora estoy desactivando a través de verme estudiando el idioma inglés. Para ello he denominado a esta personalidad como “estudiante de inglés” pues mediante su aprendizaje estoy descubriendo toda la acumulación de información que he almacenado en mi memoria con respecto a mi relación con los estudios.

En primer lugar observé cómo existía dentro de mí una triada mente-inglés-estudio como un triángulo que se retroalimentaba a través de pensamientos de infravaloración, comparación y devaluación de mi individualidad. Para después ir detallando el origen de esta personalidad a través de los miedos que aparecían.

En este post veré la dimensión del pensamiento/imaginación en donde uno motiva para sí mismo la decisión de vivir una experiencia “sobreañadida” a lo que está sucediendo en la realidad. De manera que uno a partir de ese momento decide crear su propia realidad para defender la primacía del ego de su mente sobre lo que en realidad está sucediendo en el mundo físico. Cómo la manera en que uno mismo escribe su propio guion que le conducirá  a ser víctima de las propias experiencias que uno ha creado. Sin en realidad darse uno cuenta del porqué uno rechaza/confronta/resiste/niega los acontecimientos que se ha establecido para sí mismo.

Dimensión pensamiento/imaginación

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado pensar que lo que me estaba sucediendo al no aprender y memorizar las materias de estudio en mi infancia era “culpa” mía, por lo que me definí a mí mismo como un “mal estudiante”. No dándome cuenta que mí sistema nervioso estaba alterado debido a los conflictos que vivía en mi familia, en la escuela y en mi entorno. Por lo que en lugar de buscar una solución a mi estabilidad, decidí ponerme la etiqueta de “mal estudiante” y de esta manera validar mi propia mente considerando esa definición como real, y a mi mente como determinista de mi propio futuro, y como causa de los acontecimientos que experimentaba. Por lo que en ese momento emití un veredicto sobre mí mismo en la que me declaré como “mal estudiante”. No dándome cuenta que ese veredicto fue emitido por otro personaje dentro de mí mismo: el personaje Juez. Así de manera sucesiva fui creándome diferentes personalidades fragmentadas dentro de mí mismo las cuales utilizaba para el interés de mi sistema de conciencia y su protección. Por lo que me doy cuenta lo dividido que estaba dentro de mí interior, y como esa división aparecía en mi presente y futuro como conflicto.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que el sistema  educativo establecido en aquella época era la única forma de adquirir conocimiento sobre el funcionamiento de los elementos de la realidad física y su comprensión. No dándome cuenta que fue un aprendizaje basado en la separación del individuo con la realidad, definiendo  esa realidad dentro de la polaridad, positivo/negativo, bueno/malo, religioso/ateo, autoridad/subordinados, profesor/alumno. Donde según la posición que uno se coloque se relaciona desde la superioridad/inferioridad. En lugar de ver que uno mismo es quien se va educando según la manera en que se relaciona con su propia mente, como uno mismo o en separación de uno mismo, en honestidad con uno mismo o en deshonestidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado verme en mi pensamiento con una imagen de inferioridad en relación a mis compañeros de clase, al no verme capaz de dar una solución al estado alterado de mi sistema nervioso, y que ello tuviera consecuencias en mi aprendizaje, y desde ahí como una imagen de mí mismo de encontrarme aburrido, sin interés y distraído. Por lo que en lugar de verme sentado frente a mi tarea aplicando los cinco sentidos y atendiendo a lo que tenía entre manos, me experimentaba en mi interior con aburrimiento, desinterés y distraído, ya que era la manera en que me había definido como la “manera de ser”, como quien “yo soy así”, y no puedo cambiar.

Sin embargo me doy cuenta que tal y como me programé a mí mismo a través de esos pensamientos e imágenes puedo darme la oportunidad a mí mismo de hacer el esfuerzo de cambiarlo. Así en lugar de vivir bajo la experiencia de este “personaje estudiante”, puedo aplicar los cinco sentidos, y buscar la metodología necesaria para aprender como uno e igual, como mi ser, mi físico y mi mente utilizando mis cualidades para aprender cualquier materia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que un pensamiento/imagen de mí mismo sea algo más que una acción física de poner mis sentidos en un punto de atención para extraer su contenido. Y para ello apoyarme en la respiración para mantenerme estable en mi fisco como el punto de estabilidad.

En y cuando me vea a mí mismo definirme a mí mismo como un “mal estudiante”, a través de mi personaje Juez, alimentando con argumentos inquisidores mi participación en lo físico, me detengo y respiro. Entonces me pondré delante del libro, audio o vídeo de inglés y simplemente  me educaré desarrollando las habilidades necesarias para aprenderlo y utilizando la metodología que esté a mi alcance. En ello me doy cuenta que he ido probando diferentes sistemas de estudio sin aplicarme a una metodología, sino que he ido probando para ver cual me resultaba más fácil, sin encontrarla, lol. Entonces lo que veo es que el factor tiempo e impaciencia provocan que permanezca inestable en mi proceso de estudio, por lo que investigaré como solucionarlo.

En y cuando me vea a mí mismo experimentarme en inferioridad a otros estudiantes, para sí manipularme y tener la coartada para “no aprenderé inglés”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que es un acto físico el ponerse delante del libro, audio, vídeo, ordenador, y se trata de “ponerme” el tiempo” necesario para ir integrando el lenguaje. Así me doy cuenta que no se trata de pensar y experimentarme en mi mente, sin realizar ningún acto físico donde me sitúe delante del libro/ordenador, sino de que el primer punto es tan sencillo como coger el libro/ordenador y dedicarle un tiempo diario para su aprendizaje. Lol

Me comprometo a no dedicar más energía en mi mente para verme como culpable y en inferioridad para estudiar inglés, sino que simplemente realizaré el acto de dedicarle un tiempo y buscar una metodología que pueda aplicarme con la mejor eficacia.

Me comprometo a no crear más consecuencias con mis pensamientos respecto a mi aprendizaje del inglés, pues puedo dirigirme como uno mismo, realizando el acto físico necesario para llevar a cabo mi propósito.

Continuaré con la dimensión backchat

Gracias



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada