martes, 28 de enero de 2014

Día 417 Aprendizaje y Miedo


Este post es continuación del Día 416 Relación mente-inglés-estudio

En el post anterior estuve exponiéndome para ver, darme cuenta y entender cómo existe dentro de mí la triada “mente-inglés- estudio”,  a través de la cual he ido formando una personalidad que denominé “estudiante de inglés”. Y cómo esa personalidad ha repercutido en mi aprendizaje del idioma, cuyas consecuencias han derivado en su rechazo inconsciente, y en la definición de tedioso, difícil y poco atractivo. También expuse que esta percepción me ha llevado a observar que he creado un sistema de conciencia a través de poner insistentemente la atención en la definición negativa de esta triada.

En este post quiero investigar sobre el origen de esta personalidad basada en miedo, como causa original del tipo de experiencia energética que he creado dentro de mí. Este será el primer paso paro deconstruir está personalidad que toma energía de mi propio cuerpo físico para subsistir como una entidad que me debilita físicamente y hace percibirme en inferioridad y devaluado.

Me doy cuenta que no es la primera vez que me enfrento ante este condicionamiento sobre el aprendizaje del idioma inglés, sino que ya lo empecé a caminar para mí mismo y en el Foro de Desteni  , ya que el tema de los estudios ha supuesto desde mi infancia un tema que me ha generado conflicto a pesar de estudiar Maestría Industrial, Teología, Astrología Psicológica, Esoterismo y tres cursos de Psicología en la universidad. Pero veo que todavía hay condicionamientos que no han sido vistos, programas personales que no han sido hackeados y descubierto su influencia en cómo me experimento al respecto, es lo que caminare en los sucesivos posts. Hoy comenzaré con la dimensión del miedo de esta personalidad.

Dimensión miedo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado como niño no darme cuenta ni entender la función del aprendizaje en la escuela, al experimentar el estudio como algo tedioso, aburrido, complicado y poco atractivo. Sin darme cuenta que a partir de ese momento estaba definiendo no solo mi relación con el estudio, sino la manera en que iba a experimentarme, por lo que esa imagen que cree se convirtió en las gafas a través de las cuales vería todo aprendizaje. Entonces deje de ver el aprendizaje en sí como información y conocimiento de mí mismo en relación con mi mundo, para mirarlo a través de esa imagen. No dándome cuenta que esa imagen fue en lo que me convertí como mi propia responsabilidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no ver, darme cuenta ni entender cómo es que mirando a través de esa imagen donde se dibujaba una experiencia tediosa, aburrida, complicada y poco atractiva, cuando tenía que enfrentarme a algún aprendizaje lo hacía desde el miedo a no responder de manera adecuada a la información que recibía. Por lo que reaccionaba físicamente tensionando mis músculos y entristeciendome.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que al desplegar ese miedo me bloqueaba mentalmente y me impedía atender con los cinco sentidos lo que estaba aprendiendo, llevando la atención a lo que estaba experimentando dentro de mí. Así la fuerza de las emociones que estaba desplegando poseía mi mente y me sacaba de la realidad “como alma que lleva el diablo”, para experimentarme en mi mundo interno.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que con la experiencia del miedo y mediante las emociones que desplegaba al verme en inferioridad y disminuido en mis capacidades intelectuales, la relación con mis compañeros se basó en competencia al verlos a ellos como mejores estudiantes que yo. No dándome cuenta que con ello estaba situándome en una posición de inferioridad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que a través de todo ello cree una relación entre escuela-aprendizaje-miedo, como la triada que determinaba mis estudios. Así cualquier experiencia relativa a aprender, cualquier materia, la situaba dentro de ese triángulo de conciencia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no ver, darme cuenta, ni entender que aquello que estaba creando en mi mente en relación a los estudios estaba determinando mi personalidad como estudiante y que se ha ido extendiendo a lo largo de numerosas experiencias, donde me he visto realizando un gran esfuerzo para estudiar. Y finalmente me vi como fracasado en mi estudios al no poder acabar la carrera universitaria que había decidido estudiar, aunque fuese por enfermedad. De manera que llevé a mi cuerpo físico al máximo de tensión al desencadenar una miocardiopatía después de finalizar unos exámenes. Por lo que puse en riesgo mi propia vida debido a que no había comprendido porqué estaba realizando tan gran esfuerzo en busca de "re-conocimiento".

Por ello me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una entidad energética en la búsqueda de re-conocimiento, creando consecuencias tan dolorosas para mi cuerpo físico.

En y cuando me vea a mí mismo existir como el miedo en el aprendizaje de cualquier materia, y en concreto con el idioma inglés, me detengo y respiro. Así cuando esté estudiando veré el objeto de estudio como yo mismo es decir, moveré  lentamente mi cuerpo físico y llevaré los cinco sentidos a la comprensión de la materia que esté estudiando, y repetiré tantas veces como sea necesario para que la información se transforme en comprensión y la comprensión en capacidad para entender el objeto de estudio, y aplicarlo.

Me comprometo a dejar de experimentarme como una personalidad energética determinada por los miedos a no ser adecuado en los estudios debido a verme en inferioridad y disminuido intelectualmente. Entiendo que cada uno tiene unas cualidades intelectuales determinadas, y por ello un ritmo diferente para comprender una materia, sin que eso signifique ser más o menos. Ya que me doy cuenta que eso pertenece al sistema educativo que hemos creado. Cuando lo que existen son individuos que expresan sus facultades según su herencia genética y el estímulo que han recibido de pequeños, determinado generalmente por la posición social y el dinero. Así como en casi todo, entiendo, que hay una parte genética y una parte adquirida, y lo que se adquiere depende siempre de dinero, la energía que mueve el mundo, y en lo que nos hemos convertido por la influencia del dinero que uno tiene y la energía que utiliza, como uno mismo.

Continuaré con la dimensión pensamiento.

Gracias.


lunes, 27 de enero de 2014

Día 416 Relación mente-inglés-estudio


Sigo estudiando inglés, lol, y veo como me juzgo cuando estudio y cuando no, definiéndome como un mal estudiante, creyendo que no avanzo lo suficiente para aprender el idioma. Y me doy cuenta que en realidad no le dedico mucho tiempo, los lunes tres horas de clase en una sesión, y durante la semana apenas 1 hora en mi casa. 

Por las tardes, cuando  tengo tiempo para hacerlo me acuerdo que tengo otra tarea que me resulta más atractiva y cedo en el empeño. Humm,  también tengo que organizar mejor mi agenda. Me doy cuenta que en todo esto está el tema del tiempo, sobre cómo experimento el factor tiempo, ya que es algo que toma el control de mí, en lugar de aplicarme a buscar una solución, y dejar de ser una experiencia energética, sino en un aliado con el que cuento.

Por otra parte me doy cuenta que en ocasiones cuando no realizo la tarea del estudio suprimo mi pensamiento y la emoción, me reprimo a mí mismo para acallar mi conciencia pensando que si no hay una reacción nada sucede, cuando en realidad pongo una tapadera a ese energía que después aparece como conflicto en otro momento.

Me doy cuenta de que con todo ello he creado un estado emocional de animadversión hacia el estudio del inglés encontrándolo tedioso, difícil, y poco atractivo. Así que no se trata solo de estudiar mucho o poco, e ir aprendiendo el idioma, sino en cómo me experimento en mi mente, qué relación he creado entre mi mente y el estudio como si el sujeto y el objeto fueran algo diferente. Me explico.

Este punto es importante para mí: la observación de que hay una mente, yo mismo, un objeto de estudio, el inglés, y entre mi mente y el inglés he creado una relación, una relación negativa: tedioso, difícil y poco atractivo. Así me doy cuenta de que en el triángulo: mente-inglés-estudio he creado un sistema de conciencia que lleva a experimentarme de determinada manera. Y como decía en el post anterior allí donde pongo la atención creo la conciencia. (Día 415)

En todo esto me doy cuenta que en la experiencia mental que origino concurren varías definiciones de mí mismo cuyo fin es recargar mi “conciencia como estudiante” en base a mis experiencia previas, y en base a la experiencia que estoy formando ahora. Y lo que veo es que he creado un tipo de personalidad energética, una entidad que tiene energía propia que se activa en determinadas ocasiones y que denominaré "estudiante de inglés".

Voy a investigar en ello y darme una solución para mí mismo enfocado a eliminar toda esa carga energética y toda esa presión física que supone para mi mente y mi cuerpo, y así poder liberarme como yo mismo, como uno y como todo. 


Activación del personaje

El personaje aparece especialmente por las tardes cuando tengo programado estudiar inglés y pienso en que debo hacerlo. Entonces sentado en mí escritorio frente al ordenador acude a mi mente esa idea: "tengo que estudiar inglés". Y lo que ocurre es que cuando veo que tengo que hacerlo empiezo a notar un peso en los hombros, un malestar y nerviosismo. Por lo que no quiero verme en esa situación y opto por navegar por internet o directamente suprimir/relegar/posponer esa tarea para otra ocasión. Y en ello dejo de dirigirme a mí mismo y llevarme por esa percepción, no dándome cuenta que no soluciono el problema sino que lo acumulo. Ya que veo que si esa carga energética que se manifiesta como tensión/nerviosismo se apodera de mí es que estoy siendo víctima de mis propios pensamientos y emociones, y por tanto responsabilidad mía el darle una solución.

Para ello en los próximos posts voy a investigar en todos aquellos componentes que forman esta personalidad:

1.     Miedo
2.     Pensamientos/Imágenes
3.     Backchat/conversaciones internas
4.     Reacciones (emociones/sentimientos)
5.     Conductas/comportamientos
6.  Consecuencias


Gracias






sábado, 25 de enero de 2014

Día 415 Atención, distracción y conciencia


Este post es continuación del Día 413 y 414

En los últimos posts estuve explorando sobre la relación de mi mente con la atención, y como la voluntad no es suficiente para evitar la distracción si uno no conoce las causas y las aplica. Y en ello estoy descubriendo como durante la atención que ponía en los objetos o ideas se producía una división en mi mente entre lo que quiero observar/entender y la interferencia que produce mi imaginación.

Estuve viendo las causas de esa desatención y como de ello fui creando una autoprogramación que fue condicionando mi psique, en el sentido de dificultar mi entendimiento.  Y lo que voy revelando aquí es como mi falta de interés en la información/comunicación que me proponía entender, no participaba de mi ser en lo físico en la aplicación de los sentidos, sino que me manipulaba/boicoteaba a mí mismo con la imaginación/fantasía/magia, en el sentido de “salirme” de la realidad. Y en ello veo que era un mecanismo de compensación para sostener el ego de mi mente, y así crearme una identidad/personalidad disfuncional. Por lo que ahora puedo corregirme como uno mismo.

Entonces una vez conocida la manera de autoprogramarme y después de per-donarme a mí mismo (Día 414)  para así hackear mi propia mente y explorar los códigos de mi programación, a continuación voy a escribirme sobre mis compromisos y cómo manejarme para corregirme como mi ser, mi físico y mi mente.


Me comprometo a mí mismo a restablecer mi relación de mí mismo como la mente, no disociándome entre lo que aparece como realidad y fantasía. Me doy cuenta que no existe una atención/distracción tal cual la mente, sino es en referencia a un objeto de percepción. Así la distracción no es más que el desplazamiento "involuntario" e "inconsciente" de la atención de un objeto a otro objeto/estímulo que me causa mayor interés, abandonando el primero. Por lo que si lo que estaba observando/percibiendo no me resultaba de interés entonces me separaba de ese objeto, entrando en una dinámica de imaginación/fantasía y así excusarme para no penetrar/profundizar/conocer el objeto de percepción.

Me doy cuenta de que el desplazamiento de mi atención/interés del objeto de atención, por ejemplo en mi infancia con la asignatura de historia, donde desplazaba mi percepción del texto a la percepción de imágenes dentro de mi cabeza que yo creaba, como por ejemplo mis imágenes/pensamientos sobre mi futuro, y como me vería yo entonces, era la manera en que me fui educando. No dándome cuenta que me estaba evadiendo de la responsabilidad que tenía en ese momento de estudiar, atender y comprender. Y por otra parte manipularme a mí mismo excusándome de que yo no era un estudiante apto y verme como inferior a otros compañeros. Así preferí  verme débil fuera, en mi entorno social y potenciar mi mundo interno, para así compensarme y mantener el equilibrio de mi ego de la mente. Entonces me sentía fuerte en la creencia de lo que había dentro de mí, y débil en cuanto a lo que experimentaba en la realidad física. No dándome cuenta que esta saboteando mi propia mente.

Cuando me ve a mí mismo existir dentro de la distracción, desviación de lo que uno debe hacer/aplicarse, y manipulándome para disociarme y verme como débil y en inferioridad, me detengo y respiro. Me preguntaré porque mi percepción se ha desviado a otro estímulo, y observaré si ha sido por falta de interés, dificultad de comprensión, cansancio, tensión psicológica producida por emociones o sentimientos, nerviosismo producido por falta de tiempo, preocupación por otro tema, dolor físico, percepción de calor o frío, etc. Entonces tendré los elementos para conocer el origen y causa de porqué me separo de “aquí” en lo físico como la desatención en lo que quiero aplicarme.

Me doy cuenta que la atención soy yo mismo, y la manera en que sé/conozco cómo me atiendo, puedo comprenderme a mí mismo como uno e igual al objeto de atención. Por lo que me doy cuenta de que si mi atención está fraccionada, es que yo estoy dividido en diferentes personalidades/energías. Entonces es que he dejado de ser un individuo: un ser indivisible, único y formando una unidad con lo que observa. De aquí que el ser humano es uno e igual a lo que experimenta. Y la sociedad, como uno mismo, es el mundo que proyecta: fragmentada, dividida y antagonista.

Me comprometo a profundizar en lo que la atención significa como creación de mi mundo interno y del mundo externo en el que participamos. Ya que en donde pongo la atención es en lo que estoy participando y siendo responsable de sus consecuencias. Así la atención no es solo una cualidad de percepción y concentración de la actividad psíquica, sino un proceso de conciencia a través del cual damos amplitud e intensidad a aquello en lo que participamos cada uno.

Entonces me doy cuenta que mi atención en mi mundo interno como imaginación, fantasías, y mundo mágico me ha llevado a participar en la creación del engaño en este mundo, pues el primero que participó y se manipuló a mí mismo como el engaño fui yo mismo en mi mente y como proyección el mundo que nos rodea. ¿Acaso no me engañé/manipulé en mi infancia, en lugar de buscar una solución al problema de comprensión/interés? Entonces mi interés personal se proyectó a mi realidad: creando un mundo donde la realidad física fuese negada para que el mundo de la fantasía, engaño y magia prevaleciera. 

Así participé de espiritualidades, religiones, New Age como escapismo de la realidad física, creando una separación entre los muy evolucionados y los poco evolucionados, entre los que tienen mucha energía y los débiles, entre la gente positiva/guay y los negativos/agoreros. No dándome cuenta que mi conciencia era una e igual a donde ponía mi atención. Y sí defino, juzgo algo como positivo/negativo, bueno/malo, verdad/mentira participo de la polaridad generando así la fricción y los antagonismos: imagen y semejanza de nuestro mundo, del que todos somos responsables, no importa la posición que uno ocupe, sino en cómo uno participa.

Entonces se trata de ver, darse cuenta y entender que la atención depende de nuestra autoprogramación que decide cómo existimos, si como una mente con desatención al mundo físico a través de la imaginación/fantasía, o como ser integrados en lo físico y en la mente aplicando la percepción y la concentración al objeto o idea.  De ver, darse cuenta y entender que donde ponemos nuestra atención es en lo que participamos como uno e igual, y por tanto responsables de su creación. De ver, darse cuenta y entender que nuestra atención crea conciencia positiva/negativa cuando nos experimentamos como polaridad, a diferencia de cuando uno existe como Vida, es decir cuando encontramos lo que es mejor para uno y para todos, siempre y en Igualdad.

Esto es lo que quería compartir de mi proceso.

Gracias.








martes, 21 de enero de 2014

Día 414 Distracción, mundo interno y externo. Parte 2


Este post es continuación del 
Día 413 Distracción,mundo interno y externo, donde exploraba como es que mi mente al tener la voluntad de realizar una actividad intelectual como escribir, leer o estudiar, acudían pensamientos e imágenes que me distraían, sin darme cuenta que no solo me encontraba atrapado en un mundo imaginario que nada tenía que ver con lo que quería realizar, sino que nada efectivo podía producir que fuese lo mejor para mi y para todos.

En el anterior post descubrí como es que esa conducta de distracción fue integrada desde mi infancia, cuando empecé a crear un hábito de desatención a la realidad física, que me llevó a tener dificultades para la concentración. Y ahora mientras estoy escribiendo estas líneas acuden recuerdos cuando de joven estudiaba delineante de construcción y ponía música de Pink Floyd,  Kraffwert, y otros, a través de la cual imaginaba un mundo en mi mente que nada tenía que ver con lo que estaba leyendo. 

Lo que veo es la poca utilidad de esa imaginación para dirigirme como uno mismo efectivamente en mi vida personal, ya que si esa imaginación hubiese estimulado la creatividad de algún elemento efectivo hubiese sido un nexo de conexión con lo físico. Sin embargo desde mi infancia fui realizando el aprendizaje de la separación de la realidad con el mundo de fantasía de los dibujos animados de Walt Disney  y otros  (Los efectos de la TV/Disney en los niños). Y todo como la manera en que hemos utilizado nuestra mente como un elemento para refugiarnos en nuestra propia burbuja y para convertir las propias frustraciones en energía emocional.  No dándonos cuenta que con ello utilizamos nuestra mente como medio de separación en lugar de integrarnos en lo físico, como uno e igual. En ello me estaba disociando entre lo que tenía que aprender y lo que en realidad ocupaba mi mente: emociones y sentimientos. Es decir, me doy cuenta que la carga emocional de las imágenes me mantenían distraído de las materias que estudiaba, por lo que estudio se convirtió en algo tedioso. Sin embargo seguía estudiando por el placer de utilizar el estudio como medio para aislarme de la realidad, curioso.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que al distraerme en mi mundo interno a través de la imaginación me estaba aislando/separando de mi mundo externo, por lo que el mundo que vivía en lo físico dejó de interesarme para crearme un mundo paralelo que me distraía de lo que estaba ocurriendo aquí como lo físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle un valor positivo a mi mundo interno en contraposición al valor negativo que le daba a mi mundo externo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado pensar que el mundo interno es diferente al mundo externo, no dándome cuenta que los dos interaccionan por polaridad a través de la conversión psicológica como supervivencia de la mente, creyendo que la mente es más importante que lo que me estaba ocurriendo en la realidad física. No dándome cuenta ni entendiendo que es uno e igual quien participa en el mundo de dentro y en el mundo de afuera. Por lo que valorar positiva o negativamente cualquier experiencia interna o externa, soy yo mismo quien me estoy valorando como mi mente.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que si me refugiaba en mi mundo interno nadie ni nada podía interferir, cuando en realidad estaba siendo víctima de mis propios pensamientos y emociones que me aislaban dentro de mi sistema de conciencia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle una carga energética a mi mundo interno mediante emociones y sentimientos, no dándome cuenta que cuando vinculo un pensamiento a una emoción creo un punto de tensión en mi propia carne como la memoria de mi experiencia  en lo físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que ese mundo lo estaba llenando de contenidos donde yo me veía como superior/mágico/poderoso en oposición a como me veían las personas de mi entorno como distraído/olvidadizo, por lo que utilizaba mi mundo interno como compensación psicológica de lo que estaba experimentando fuera.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta de que en lugar de buscar una solución a los problemas que experimentaba como distraído/olvidadizo me definía como fracasado, siendo  la renuncia que había realizado por no saber dirigir mi propia vida, dejando que la energía del pensamiento como imaginación/fantasía dominara mi mente convirtiéndome en una personalidad distraída/fracasada.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado definirme a mí mismo como personalidad distraída: con la falta de atención necesaria para atender y aplicar los sentidos a una idea o acontecimiento, y entender para conocer el sentido de esa idea o acontecimiento. Atender como entender forman parte de los elementos necesarios para obtener conocimiento de los objetos y acontecimientos. Por lo que si yo sitúo mi voluntad en atender mi mundo interno en detrimento de lo externo tendré dificultad para vivir como un ser en lo físico, ya que entonces me convertiré en una ideación que nada tiene que ver con mi encarnación en lo físico.

En el próximo post continuaré con la aplicación correctiva y los compromisos para caminar en lo físico.

Gracias







martes, 14 de enero de 2014

Día 413 Distracción, mundo interno y externo



Últimamente estoy observando que cuando me pongo a realizar una actividad como escribir, leer, escuchar audios, estudiar, noto cierta dispersión. No me veo lo suficientemente atento a la tarea que llevo entre manos y me impide realizarlo satisfactoriamente.  En ocasiones tengo que releer el texto o escuchar de nuevo el audio, y así repetir hasta una comprensión que considere aceptable.

Me doy cuenta que siempre he “prestado atención”, pero solo eso, prestado, lol, he cedido una parte de esa atención por un tiempo escaso. En lugar de verme aplicando todos mis sentidos en determinado asunto por un momento. Y esa aplicación indica la consideración de que ese momento, aquí, es de lo único que dispongo en realidad, lo demás forma parte del contenido de mi mente en separación de lo físico.

El desarrollo de mi atención siempre ha ido combinada con un significado del acontecimiento, atribuyendo al contenido una interpretación simbólica.  De lo que estoy hablando es de la creación de un mundo interior que interfiere en el mundo exterior distorsionando la realidad. Así cuando me sucedía un evento o leía cualquier tema  me veía a mi mismo en una posición sobresaliente,  interpretando los acontecimientos como la preparación de un futuro especial/prometedor. De esa forma quedaba satisfecho aunque no tuviera una experiencia "positiva" de mi imagen, esperando que lo venidero fuera sin duda. mejor.

Así empecé a cargar de pensamientos emociones y sentimientos mi mundo interno, y buscando en cada acontecimiento un elemento más para agrandar ese escenario paranoico. Y eso se originó desde pequeño, donde empecé a disociarme de la realidad que no aceptaba, en cuanto a mi relación con mis padres y la escuela. Entonces fue cuando me instalé en un mundo de fantasías, creado dentro de mi cabeza donde yo era el creador e interprete, y por lo tanto responsable de todo lo que experimentaba.

Recuerdo cuando mi profesor en la escuela me veía distraído y me preguntaba si estaba “pensando en las musarañas”. Y de esa actitud fui creando un hábito, ya que me aburrían  las materias que enseñaba, pues no me gustaban, no entendía y no me atrevía a preguntar. Ese estado distraído era mi estado habitual, absorto en mis pensamientos,  escondido en mi mundo imaginario. Y esa conducta de mi infancia me llevó a tener dificultades en la escuela primaria suspendiendo muchas asignaturas.

Como sabemos,  las circunstancias familiares y sociales de los niños las pueden experimentar de manera conflictiva produciéndoles serios problemas de adaptación social. Lo que produce desajustes en su proceso de integración en la sociedad, acarreando graves problemas de atención, nerviosismo e impulsividad. Y no me refiero a niños diagnosticados con déficit de atención por hiperactividad (TDAH). Que por otra parte no son más que víctimas, precisamente, de la falta de atención por parte de padres y educadores a las necesidades de su desarrollo . Así ha aparecido un nuevo trastorno mental para etiquetar un problema creado por el sistema educativo y familiar, donde el niño es quien recibe todas sus contradicciones. Estoy seguro que en mi época hubiese sido diagnosticado de ese trastorno mental y estaría actualmente drogado por el Ritalin  o cualquier otro narcótico. No obstante ya he caminado algunos de estos síntomas en este blog: ansiosotemeroso-fantasioso y nervioso-ansioso

Pero en este caso quiero caminar las causas de la falta de atención/distracción motivado por la huida de la realidad desde mi infancia y que tuvo su máxima expresión/consecuencia  en mi existencia como adulto en la búsqueda de estados alterados de la conciencia a través de espiritualidades, religiones y técnicas de la New Age. Y así ir viendo/eliminando capas de los patrones mentales  que después condicionaron mi  conducta como "distraído en mi mundo interno".  Eso significa que he configurado mi mente con una dinámica en la que ante un acontecimiento me experimento de manera dual, donde por una parte experimento el  hecho en cuestión, y por otra recurro a elementos de mi mente como información/conocimiento atribuyendo un contenido simbólico al asunto en cuestión. No permitiéndome ver/percibir lo que está lo que está aquí con los sentidos y  con la mente, como Uno e Igual a lo que esta delante de mí en lo físico. Así pues hackearé mi mente para ver como fueron creados mis programas mentales y ver que ahí detrás. 

Me doy cuenta que mis sentidos estaban separados de esas palabras que leía, escuchaba o escribía, y que la mayor atención de mi mente estaba en mi mundo interno. De ahí que la realidad que experimentamos en lo físico como expresión exterior de nuestro mundo interno sea tan patológico y bizarro: abusos, crímenes, guerras, pobreza, delincuencia. Imagen y semejanza de lo que somos como humanidad. Y eso podemos verlo en los acontecimientos diarios. ( si así te permites ver la realidad sin reservas y en honestidad como uno mismo). No hay duda que lo que vivimos es resultado de lo que hemos creado, individual y colectivamente. ¿O todavía tenemos agallas para culpar al demonio, o a la energía negativa?. Si claro, eso que hay en nuestra mente como polaridad   

Me doy cuenta que mi mente intenta codificar/analizar/clasificar cualquier acontecimiento a través de lo que hemos almacenado como información/conocimiento  y no como lo que en realidad está sucediendo aquí. Por lo que siempre vivimos del pasado. De ahí que en última estancia sean los miedos el mayor condicionamiento de la mente humana y la mayor represión/supresión que hacemos de nosotros mismos al experimentarnos como miedo.

Cuando alguien no pone atención a una cosa es atribuido a que no le resulta gratificante o no ve ningún beneficio, por lo que uno prefiere abstraerse/distraerse en su propio mundo interno (tan valorado por los sistemas de espiritualidad, y sin embargo apesta de paranoias). También esa abstracción puede ser debido a que uno se encuentra preocupado por una situación que le resulta lo suficientemente intensa/absorbente como para que no pueda desligarse de ese pensamiento, por ejemplo una separación con una pareja, la muerte de un familiar, una enfermedad grave, etc., donde siempre va ligado a una experiencia emocional, que le lleva a uno a crear en la propia mente mucha energía y un gran desgaste del cuerpo físico.

Me doy cuenta de que hay una manera de pararme y es con la voluntad de detenerme por un momento, y con la respiración traerme a la especificidad de mi cuerpo físico, aquí, como quien se manifiesta como uno mismo. Y entonces darme cuenta de lo que he experimentado en mi mente como pensamientos, emociones y sentimientos, y escribirlo de la manera más específica según la secuencia que he vivido. Y en esta escritura per-donarme: dar-me a mí mismo la oportunidad de verme en honestidad conmigo mismo y aplicarme una corrección.

Es lo que haré en el próximo post.

Gracias.





viernes, 10 de enero de 2014

Día 412 Ingreso de Vida, Empleo vs Trabajo


No es posible cambiar la realidad sin revisar el modelo económico en el que se sustenta. En este post quiero revisar/redefinir la función del trabajo como uno de los factores de producción de la economía capitalista, junto con el capital y los recursos naturales. Pues a nadie le pasa desapercibido cómo va disminuyendo el trabajo asalariado, y sin embargo se incrementan los beneficios y la producción. Lo que indica que cada vez se necesitará menos mano de obra para producir. Pero no significa que haya una distribución equitativa de la riqueza,  sino que cada vez se encuentra más concentrada en un porcentaje menor de la población, en un 1%, mientras más de 3.000 millones de ciudadanos  viven en la pobreza.

Son cuatro los factores que inciden en la economía actual:
a) cambio y renovación tecnológica,
b) concentración de capitales y operaciones financieras 
c) reorientación de muchos negocios que combinan la nueva economía, los mercados financieros y la globalización del mercado
d) traspaso de los servicios públicos a manos  privadas

Todo está provocando que se devalúe el trabajo, que las condiciones laborales vayan empeorado, que los derechos laborales de los trabajadores conquistados se vayan perdiendo, y se produzca una disminución del poder adquisitivo. Lo que nos hace plantear si el trabajo asalariado  debe ser la única fórmula para obtener una vida satisfactoria.  Hasta ahora habíamos relacionado el status personal con nuestro trabajo profesional y sin embargo la escasez de empleo es  cada vez mayor, y las clases medias se van empobreciendo cada vez más.

Nos encontramos en una situación laboral en la que la población activa, la que está en disposición de ser empleada, cada día lo tiene más difícil para encontrar una ocupación que sea remunerada. En España actualmente existe un paro del 26,7% y en Europa una media del 12,1%, y lo que es más preocupante es que el paro en los jóvenes menores de 25 años es del 57,7 %. Se calcula que en Europa hay más de 26 millones de desempleados. Esto tiene una consecuencia grave para los desempleados mayores de 45 años y menores de 25, donde en España tres de cada cuatro ven poco probable que encuentren trabajo en el plazo de un año. 

Las previsiones indican que difícilmente se llegará al pleno empleo, no solo por culpa del denominado  desempleo estructural, sino por los avances tecnológicos de las sociedades modernas. Incluso se plantea que el desempleo llegue a cotas del 50%. No es solo una opinión de un bloguero, sino que hay estudios que revelan que el proceso de automatización en el sistema productivo tiene como consecuencia que cada vez se necesite menos mano de obra humana. Y lo que es peor para nuestro sistema económico, los trabajadores tienen y tendrán menos capacidad de consumo, la base de la sociedad capitalista. Así lo expone Martin Ford en su libro Las Luces del Túnel. En donde sostiene que la innovación dejará en paro alrededor del 40% de estadounidenses que trabajan en ocupaciones tradicionales. Y aunque se creen nuevos puestos de trabajo serán insuficientes para que casi la mitad de personas en edad de trabajar como empleados puedan realizarlo.

Entre las grandes de la era digital, Apple emplea a 80.000 personas en todo el mundo, Google 54.000, y Facebook 4.300. En conjunto, estas tres empresas emplean a menos de una cuarta parte de los 600.000 empleados que tuvo General Motors, en la década de 1970. Y hoy, GM da trabajo a 202.000 personas, en un momento en que fabrica más coches que nunca. elEconomista. es


Hasta ahora la sociedad capitalista se basa en los medios de producción y en el trabajo asalariado, pero al encontrarnos en un mercado laboral cada vez más precario en ofertas y sueldos, nos vemos abocados a encontrar una solución para garantizar una vida digna de los trabajadores y de toda la población. Entendiendo una vida digna: con libertad para decidir, con autonomía para subsistir y con acceso a la alimentación, vivienda, sanidad y educación. Ya que no es aceptable  que solo los empleados puedan acceder  a estos bienes y servicios, y los demás queden marginadas,  o en manos de la beneficencia o de la caridad ofensiva.
Entonces el estado tiene que proporcionar  los medios para que eso sea posible, y no aboque a sus ciudadanos a la marginación social, la delincuencia,  la prostitución, o lo que es peor, a la pobreza. No obstante esa es la dirección que han tomado los dirigentes políticos. Solo en la Unión Europea hay más de cien millones de pobres, una cuarta parte de la población total. Y donde el Parlamento Europeo está destinando fondos millonarios para alimentar a los más pobres, como solución paliativa, lo cual no deja de ser un reconocimiento del problema. 

Ante esta situación hace falta que nos planteemos la definición de empleo y trabajo. Hasta ahora lo utilizamos indistintamente, pero todos sabemos que no todo trabajo es remunerado. Como el que realizan las amas de casa, los pensionistas con sus nietos, los familiares que cuidan a ancianos o discapacitados,  activistas de ONGs, o de cualquier asociación de caridad.

Así podemos definir:
Empleo: como la ocupación u oficio remunerado.
Trabajo: como toda actividad o dedicación que requiere un esfuerzo físico o mental.

Entonces se trata de ver como definimos el esfuerzo humano para la consecución de una sociedad que procure bienestar a los ciudadanos. Pues el empleo es una formula caduca donde muy pocos tienen acceso. Se trata de que cualquier tipo de trabajo prestado a la sociedad de manera directa o indirecta pueda recibir un dinero que garantice su subsistencia. Mi propuesta es la de hacer más hincapié en el trabajo como actividad humana que procura un bien propio y un bien común, a diferencia del empleo que requiere de una remuneración por parte de un empresario o administración pública. Por lo que todo trabajo que procure un  bien común tiene que ser remunerado por el estado, no estoy hablando del desfasado comunismo.

Se trata de avanzar en la propuesta que realiza la Renta Básica o el Ingreso de Vida Garantizado, en cuanto que todo ciudadano desempleado debe recibir un ingreso económico de manera individual que garantice su subsistencia. Aunque la RB propone que sea universal e incondicional. Su aplicación puede iniciarse primero con los desempleados y posteriormente ir extendiéndose a toda la población: amas de casa, pensionistas, discapacitados,  etc. Mediante la fusión de  todas las ayudas y subvenciones que reciben estas personas del estado podría financiar parte de esta Renta Básica. Como también es una fuente de ingresos la nacionalización de servicios básicos: bancos, electricidad, gas, agua y telefonía.   

El año 1955, Eric Fromm escribe en su obra “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea” sobre la necesidad de un ingreso anual garantizado, con el cual muchos males, dice, de las sociedades comunistas y capitalistas desaparecerían:

 “La esencia de esta idea es que todas las personas, trabajen o no, deben tener el derecho incondicional de no morir de hambre ni carecer de techo. Recibirán sólo lo que necesitan básicamente para mantenerse, pero no recibirán menos. Este derecho expresa un nuevo concepto en la actualidad, aunque es una norma muy antigua… Otorgamos este derecho a nuestros animales favoritos, pero no a nuestros semejantes. El campo de la libertad personal se ampliaría enormemente. Una persona que es económicamente dependiente de otra ya no se vería obligada a someterse. Las personas talentosas que deseen prepararse para una vida diferente podrán hacer esto. Los estados modernos “benefactores” han aceptado este principio, pero no en realidad. La burocracia aún administra a la gente, aún la domina y humilla, pero el ingreso garantizado no requiere ninguna prueba de necesidad. No se necesitaría un programa para administrar un programa de seguridad social. Un ingreso garantizado asegura una libertad y una independencia reales. Por ello es inaceptable para cualquier sistema basado en la explotación y en el dominio del otro. La idea parecerá impracticable o peligrosa a los que creen que la gente es básicamente perezosa por naturaleza, sin embargo no tiene una base real, simplemente es un lema que sirve para racionalizar la resistencia a renunciar al sentimiento de poder sobre los individuos indefensos”.