lunes, 24 de febrero de 2014

Día 424 De cómo uno se manipula así mismo


En el día de ayer se emitió un “falso documental” en TV denominado “Operación Palace” en el que se elaboraba una trama donde se explicaba que el golpe de estado del 23-F fue un rodaje premeditado por actores políticos y dirigido por un cineasta. El documental contó con la participación de políticos de la época, periodistas de prestigio, un catedrático de Historia, un exdirigente de la Agencia Nacional de Seguridad, y un director de cine, José Luis Garci, quienes argumentaban una versión de los hechos nunca oída. Todo ello daba consistencia a la información a pesar de que la versión oficial hasta ahora era completamente diferente.

Personalmente el documental fue bastante creíble, vamos me lo trague todo hasta el final,  a pesar de que mi esposa me había informado previamente sobre sobre el contenido. Ya que ella estuvo presente en una convocatoria del equipo “Salvados” previa a la emisión,  donde pudo ver 20 minutos del programa  para para posteriormente conocer las reacciones de los espectadores. Precisamente suyas fueron las palabras que utilizaron para la promoción: "No recuerdo haber visto algo con este nivel de sorpresa" Confieso que fue hasta el final que vi que todo fue una falsa.

El programa estaba inspirado en otro documental “Operación Luna” realizado en EE.UU, en el que se aseguraba que Stanley Kubrick había rodado en un plató de cine la llegada del hombre a la Luna. Y en el que también participaron personalidades relevantes como Henry Kisinguer y Donald Rumsfeld. Lo cierto es que “Operación Palace” consiguió 5,2 millones de espectadores, un 23,9 de cuota de pantalla y fue trending topic mundial en Twiter.

Ha habido muchas opiniones a favor y en contra de este experimento, en la que muchos periodistas reputados y ciudadanos nos vimos engañados. También se ha resaltado la valentía del periodista Jordi Évole  por realizar un programa en donde se cuestiona la veracidad de la información: “nosotros hemos reconocido que era mentira lo que hemos contado, y seguramente ha habido otras veces que también les han contado mentiras y nadie se lo ha dicho”.  

Pero lo que quiero ver aquí  es como uno mismo acepta y permite ser engañado por el valor que uno da a la información,  y lo fácil que resulta culpar a los demás de nuestra propia manipulación en el autoengaño.

Nadie puede engañar a otro si uno no da su propio consentimiento. Vamos a verlo aplicando el sentido común. En el caso del golpe de estado del 23 F no se tiene acceso a los documentos que relatan los hechos  que se produjeron, ya que es material clasificado de seguridad nacional, y hasta el 2031 no se puede desclasificar, por lo que cualquier dato siempre será sesgado al no disponer de la totalidad de la información. Entonces la mayoría de información que recibimos sobre este evento tendrá una orientación en la que se podrá observar el interés que se defiende, por lo que si uno acepta una determinada información como verdadera, en el fondo estará defendiendo su posición ideológica, y no los acontecimientos que ocurrieron en la realidad. 

Quiero decir, ante una información no actuamos como una “tabla rasa” en la que uno imprime la realidad tal cual sucede, sino que uno mismo ha establecido dentro de su mente una relación ideológica y de creencias que determinan su propia experiencia dentro de cualquier evento. De manera que la información nos define quienes somos, sin comprobar que aquello que hemos aceptado como realidad sea real en lo físico, sino que lo hemos hecho real para nosotros mismos en nuestra mente. De ahí que cuando discutimos y nos confrontamos estamos defendiendo el ego de nuestra mente, lo que nos define como lo que  “yo soy” en relación a un evento.

Entonces cuando declaramos que hemos sido engañados, por la mass media, políticos, científicos, etc. es debido al “valor añadido” de nuestras propias creencias e ideologías  que uno mismo ha aceptado como la orientación y dirección de su vida. Entiendo la dificultad que entraña el investigar dentro de uno mismo como responsable de sus propias decisiones y experiencias de “sentirse” engañado, y como responsable de lo que ocurre en su propia existencia y en el mundo que compartimos. Ya que por sí mismo ese sentimiento es su gran engaño y manipulación, al verse uno mismo incapaz de descubrir por sí mismo lo que en realidad ocurre como realidad.

Pero si uno quiere verse tal cual es como la vida en la realidad de lo físico, uno tiene que ver por sí mismo la información que uno mismo introdujo en su mente y que ahora dirige a uno mismo desde la conciencia. Es decir el ver, darse cuenta y entender que uno ya no está en control de sí mismo, sino controlado por su propia ideología y creencias, que es en lo que nos hemos convertido, y en lo que hemos convertido el mundo en que vivimos: el escenario del rodaje de nuestros propios pensamientos secretos: abusos, guerras, violaciones, hambruna.

Si en realidad puedes verlo Investiga.

Gracias.

Material de Apoyo EQAFE 
Formación gratuita DIP LITE  (en inglés)  


domingo, 23 de febrero de 2014

Día 423 Consecuencias de la conciencia

Este es el último artículo de la serie que estoy viendo/caminando en referencia a la personalidad/personaje de “estudiante de inglés” que he descubierto al realizar el aprendizaje de este idioma. Dándome cuenta que cuando estudiaba aparecían una serie de pensamientos, imágenes, conversaciones internas y reacciones emocionales que determinaban/condicionaba mi aprendizaje en el sentido de que “añadía” al propio aprendizaje una carga energética que hacía del mismo una experiencia de la mente, y no como una herramienta que uno utiliza para poder entender y comunicarse en ese idioma.  Por lo que ese “añadido” es lo que había tomado relevancia, y todo como interés del ego de mi mente.  Ya que “añadiendo” pensamientos y emociones al evento subsistía esta personalidad, como la conciencia de mí mismo, como el dios que guiaba mis pasos, crucificando de este modo mi ser y lo físico. La objetividad, la honestidad como uno mismo, la realidad física y el sentido común.

En este proceso he ido deconstruyendo este personaje investigando las diferentes dimensiones:
Dimensión del miedo  Día 417 
Dimensión pensamientos/imaginación Día 418
Dimensión backchat Día 419 y 420
Dimensión reacciones (emociones y sentimientos) Día 421
Dimensión comportamiento Día 422

Me doy cuenta que es difícil, o mejor imposible, realizar un cambio dentro de uno mismo si uno no puede ver por sí mismo las consecuencias de lo que uno ha creado como resultado de sus propias decisiones. En los anteriores artículos de esta serie pude ver la estrategia que mi mente había utilizado para sabotéarme  en el aprendizaje del inglés, y descubrir el patrón que  he ido repitiendo a lo largo de mi existencia para suprimirme y no finalizar los estudios que me había propuesto.

Hoy caminaré la Dimensión consecuencias

Dimensión consecuencias

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado no darme cuenta que la experiencia de frustración como consecuencia de ver que no avanzaba en el estudio del inglés era debido a todos los juicios que estaba declarando sobre mí mismo, sin ver que esos juicios eran la excusa para no tomar responsabilidad por mí mismo y no buscar una solución práctica para poner remedio a los obstáculos que ponía yo mismo delante de mí. Por ello me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado poner obstáculos a través de miedos, pensamientos, conversaciones internas y reacciones, como la información que había acumulado en mi mente para después utilizarlos contra mi mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado experimentarme dentro de la desconfianza en mí mismo como la excusa para renunciar a los estudios, pensando que “ya era tarde para mí para estudiar un idioma”, “que no tengo la capacidad necesaria”, “que tengo un mal oído para los idiomas”, no dándome cuenta que esos juicios nada tienen que ver con el idioma, sino en la manera que había decidido experimentarme en relación con el idioma. Por lo que el problema es un problema de “relación” donde  me definían quien soy yo en relación con el idioma: frustrado, desconfiado… Por lo que esa relación estaba basada en juicios cuyo origen han sido caminados en diferentes artículos de este blog, y que todavía aparecen en diversas ramificaciones no vistas/caminadas. Por lo que me doy cuenta que afrontar un tema no significa eliminarlo “ya”, en su totalidad, sino que requiere deconstruirlo en sus conexiones,  ir caminándolo capa por capa hasta llegar a su núcleo. De ahí que el Viaje hacia la Vida que estoy/estamos caminando sea por un periodo mínimo de 7 años para ir viéndolo/deconstruyendo en todas sus dimensiones.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado experimentarme dentro de la apatía como consecuencia de haber creado esta personalidad de estudiante de inglés, en el que aparecía la “desgana” de estudiar, sin ver darme cuenta y entender que esa apatía/desinterés provenía de no querer tomar responsabilidad de mis actos, sino excusarme en mis pensamientos y emociones dándole la dirección y control de mi propio estado general. Así con la creación de una conciencia sobre la trinidad: mente-inglés- estudio y haberme experimentado dentro de esa trinidad como algo tedioso, difícil, y poco atractivo, había renunciado no solo al aprendizaje sino a la supresión de uno mismo. Es decir darme a mí mismo la oportunidad de investigar, buscar estrategias para el estudio y avanzar en la habilidad de comunicarme en ese idioma como la expresión de uno mismo.

En y cuando me vea a mí mismo experimentarme dentro de la frustración, desconfianza y la apatía como consecuencia de “añadir” declaraciones en las que me doy a mí mismo información sobre quien soy yo y como me relaciono con el estudio del inglés, me detengo y respiro. Me doy cuenta que estudiar es ejercitar el entendimiento para comprender una materia, y para ello es necesario utilizar las estrategias al alcance de uno para utilizarlo en el desarrollo de la expresión de uno mismo. Así estudiar es como uno mismo se despliega delante de la información y el conocimiento para hacer de esa materia de estudio un elemento de comunicación como uno mismo.

Me comprometo a detener las consecuencias de experimentarme como un “estudiante de inglés”, y para ello apoyarme en mi respiro para de esta forma enlentecer mi mente para que pueda observar cómo es que estoy existiendo dentro de ella, si como una personalidad energética, en deshonestidad como uno mismo, engañándome y saboteándome a mí mismo en mis propias decisiones, o como ser integrado en la mente y en lo físico que toma su propia dirección en honestidad como uno mismo.

Me comprometo a ver, darme cuenta y entender como es que con cada pensamiento, imaginación, conversación interna, emoción y sentimiento que realizo en separación de mí mismo o de la realidad física que estoy viviendo forma parte de una “personalidad energética”, a la cual estoy otorgando a ese personaje el control de mis decisiones, como si fuera yo mismo.

Me comprometo a ver, darme cuenta y entender como es que cuando existo separado de mí mismo y mi entorno estoy creando “relaciones”, donde esas relaciones crean una idea/conciencia de quien soy yo separado de mi mente, en lugar de ver, darme cuenta y entender que soy uno mismo en todas las formas y manifestaciones en unicidad e igualdad, lo cual iré aplicando detalladamente en este Viaje hacia la Vida.

Gracias

  
Investiga

Material de Apoyo EQAFE 
Formación gratuita DIP LITE  (en inglés)  




sábado, 22 de febrero de 2014

Día 422 La creación del malestar físico


Para leer este articulo hay que entender que estoy describiendo/caminando los pasos que dio mi mente, como yo mismo, para construir un personaje/personalidad que he denominado “estudiante de inglés”. Me doy cuenta de que de la misma forma que cree en el pasado este personaje a través de declaraciones y reacciones, ahora en el presente puedo deconstruirlo, y crearme un futuro donde no sea ya más condicionado por mi mente en relación a este "paquete de información" que he ido acumulando y manifestando como energía , para así dejar de sentir sus consecuencias. 

Lo característico de esta personalidad, a modo de entidad energética, es que fue creada por mí como coartada para no tomar responsabilidad de mi decisión de aprender el idioma inglés, a través de boicotear mi propia confianza y decisión, teniendo como consecuencia experimentarme dentro de la frustración para no finalizar lo que me he propuesto.

Hoy caminare la dimensión del comportamiento físico. En los posts anteriores estuve recorriendo/caminando/deconstruyendo las siguientes dimensiones:

Dimensión del miedo  Día 417 
Dimensión pensamientos/imaginación Día 418
Dimensión backchat Día 419 y 420
Dimensión reacciones (emociones y sentimientos) Día 421


Dimensión física del comportamiento


Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado establecer una relación entre mi cuerpo y los diferentes miedos, pensamientos, backchats/conversaciones internas y reacciones de tristeza y apatía, no dándome cuenta que en mi cuerpo físico se estaba cristalizando una respuesta biológica debido a la separación que se había realizado entre mi mente y mi cuerpo. Por lo que aparecieron diferentes síntomas: encogimiento de hombros, pesadez en la cabeza y presión en el estómago.

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado no darme cuenta que con el desarrollo de miedos, pensamientos, y reacciones emocionales en relación a como estaba experimentándome cuando estudiaba inglés no solo estaba creando una separación entre la realidad física y mi mente, sino que mi cuerpo físico estaba recibiendo sus consecuencias. No dándome cuenta del origen del encogimiento de hombros, pesadez de cabeza y presión en el cuello como la creación de mi propia mente.

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado no darme cuenta que con la manipulación de mí mismo el primer perjudicado era yo mismo, consumiendo la sustancia de mi cuerpo físico y creando malestar.

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado no darme cuenta que al modificar/manipular/autoengañarme al realizar e aprendizaje de inglés estaba modificando el estado de mi cuerpo produciendo un encogimiento de hombros, pesadez en la cabeza y presión en el estómago.

En y cuando me vea a mí mismo observar cualquier cambio en mi cuerpo, como malestar o dolor, me detengo y respiro. Me doy cuenta que la mayoría de cambios que se producen en mi cuerpo son producidos a como me experimento en mi mente, debido a pensamientos y reacciones, por lo que observando en que consistieron esos pensamientos y reacciones emocionales podré investigar, en honestidad como uno mismo, su origen. Por lo que cuando esté estudiando observaré si aparece algún pensamiento o reacción para detener toda consecuencia en mi cuerpo físico.

En y cuando me vea a mí mismo experimentar en mi cuerpo físico encogimiento de hombros, pesadez en la cabeza y presión en el estómago, me detengo y respiro. Ya que entiendo que esa reacción de mi cuerpo es producida por mí mismo al afrontar un evento/situación y como consecuencia de mis pensamientos en relación a ello. De manera que entonces podré “tomar las riendas” de mi propia existencia y no experimentarme como las consecuencias inconsciente de mi mente, convirtiéndome en un biorobot.


Me comprometo a mí mismo a ayudarme y apoyarme a mí mismo cuando observe algún malestar en mi cuerpo físico, entonces utilizaré la escritura, la honestidad como uno mismo, y el sentido común para ver cómo es que a través de mis pensamientos y reacciones emocionales he recibido sus consecuencias en mi cuerpo. Pues me doy cuenta que cuando me experimento dentro de la energía positiva o negativa de una emoción/sentimiento como consecuencia de un pensamiento, mi cuerpo físico reacciona activándose o suprimiéndose en función de ese estímulo, y todo para desgaste de lo físico, por lo que la experiencia se convierte en un consumo de energía física, consumiéndonos a nosotros mismos. Lo curioso es que el cuerpo no participa sino para recibir las consecuencias en lugar de ser el punto de referencia de quienes somos y manifestamos, ya que lo físico tiene su propia presencia y dirección.

Me comprometo a que cuando siga estudiando el idioma tomaré un respiro para ver cómo estoy existiendo en y como mi cuerpo físico, y cuales los pensamientos que acuden a mi mente. Así, como uno e igual en lo físico y en la mente, podré dirigir mis cinco sentidos para entender, comprender y comunicarme en el idioma que quiero aprender.

En el próximo post caminaré la dimensión consecuencias.

Gracias.






lunes, 17 de febrero de 2014

Día 421 ¿Por qué una emoción tiene más valor que un acto físico?


En este post seguiré caminado mi personaje/personalidad que he creado mediante información, y que inconscientemente fui almacenando como bloques, determinando una experiencia en mi mente como estudiante, y que ahora ha aparecido como una subpersonalidad que he denominado “estudiante de inglés”. Hasta ahora he caminado diferentes dimensiones de esta información:

dimensión del miedo  Día 417 
dimensión pensamientos/imaginación Día 418
y la dimensión backchat Día 419 y 420

Aquí caminaré la Dimensión reacción (emociones y sentimientos)

Dimensión reacción

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado a mí mismo conectar la experiencia de verme estudiando inglés con la emoción de tristeza. No dándome cuenta que al definir la situación como tediosa, aburrida y complicada, y verme a mí mismo como inferior al compararme con otros estudiantes, y así experimentarme dentro de la tristeza me estaba eximiendo de mi responsabilidad de buscar una solución, para así complacerme en ese sentimiento y justificar el estado de mi mente. De esta manera estaba realizando una coartada para no avanzar en el estudio para cuándo llegará un determinado tiempo abandonarlos por falta de resultados y cansancio.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle una carga negativa a la tristeza como emoción para apoyar la decisión posterior de abandonar los estudios, debido a que el estado en la que me estaba experimentando no era “positivo”/brillante/de autoafirmación. Como si el experimentarme dentro de una carga positiva fuese la solución. Ya que tanto uno como otro tipo de carga forman parte de la polaridad en la que se experimenta la mente para abastecerse de energía. Sin ver, darnos cuenta, ni entender que la vida no es una "experiencia" que garantiza conocimiento y sabiduría. Ya que si así fuese todos los ancianos serían sabios y mostrarían una solución definitiva a los problemas que continuamente repetimos la humanidad: abuso, odio, venganza y muerte. Entonces si la vida no es una experiencia que se vive en la mente, la solución podemos encontrarla en ofrecer una solución práctica sobre lo que es mejor para uno y para todos en igualdad, y siempre. De manera que el principio de “hacer a los demás lo que nos gustaría que nos hicieran”, sería no una regla moral, sino una regla práctica y efectiva para realizar lo mejor de cada uno.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle mayor valor a esa emoción negativa que a un hecho practico, como si esa emoción tuviese más fuerza que la realización de un acto, por ejemplo estudiar. Ya que si me experimento como la mente me someto a ella, en cambio sí utilizo mi mente para apoyar lo físico podré vivir como uno, integrado en el ser, lo físico y la mente, por ejemplo buscar una estrategia para aplicarme con más eficacia en el estudio. Y no experimentarme como un sistema de conciencia autorregulado por la energía de la polaridad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado experimentarme dentro de la apatía al estudiar inglés, no dándome cuenta que la falta de interés por el estudio había sido predeterminado por mí mismo al acumular pensamientos/imágenes/backchats. Por lo que la emoción de la apatía era el resultado de cómo me había definido, y la consecuencia/reacción que me había autoprovocado. Por lo que si he sido capaz de autoprovocarme esta emoción, puedo investigar su origen y liberarme de ella, como así lo hago aquí. Caminando tras los pasos que había dado para crearme una “experiencia” y deshacerla en su origen para liberarme.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado manipularme a mí mismo hasta convertir el estado de mi mente en el resultado de la tristeza y la apatía sin darme cuenta cómo es que llegué a crearme esa emoción. Por lo que todo el tiempo estuve experimentándome como un sistema cerrado que se retroalimenta a sí mismo y se recarga de emociones/sentimientos, como fricción. En lugar de buscar un acto practico que resolviera el conflicto de mi mente. Por lo que mi mente es quien en realidad estaba dirigiendo mi experiencia humana, sin ver, darme cuenta ni entender el origen de lo que estaba experimentando en mi existencia.


En y cuando me vea a mismo estudiar inglés y experimentarme dentro de la tristeza y la apatía, como reacción a los miedos, pensamientos, imágenes y backchats/conversaciones internas, me detengo y respiro. Me doy cuenta que una vez acumulada tanta información de los juicios y opiniones que había realizado de la experiencia del estudio del idioma inglés, y que había creído como auténticas, sin en realidad investigar sobre el contenido de cada frase, su origen y diseño, había desencadenado en mi mente una combustión energética definida como tristeza y apatía. De manera que una vez desencadenada esa reacción le di a ello más valor/credibilidad que a cualquier otro hecho físico, ya que era “mi propia experiencia”, como el sello de garantía/autenticidad de que eso era sagrado/irrefutable para mí.

En y cuando me vea mí mismo darle una carga negativa/emoción a un pensamiento definiéndome a mí mismo como si en realidad en lo físico fuera yo mismo, me detengo y respiro. Me doy cuenta que quien soy no viene definido por la mente separada de lo físico, ya que eso depende de la educación, cultura, ideología y creencias que uno tiene. En cambio puedo verme como uno e igual en lo físico y buscar lo que es mejor para uno y para todos en igualdad. Investiga en Desteni.

Me comprometo a investigar cuantas reacciones energéticas aparezcan en mi mente, dándome cuenta que tienen su origen en un miedo, un pensamiento o una imagen que por mi aceptación y permiso me definen quien soy y cómo experimentarme en mi mente.

Me comprometo a que cuando estudie inglés buscaré una solución práctica para asimilar la información, palabras y reglas que estructuran ese idioma, para de esta forma no experimentarme dentro de la emoción/sentimiento, sino como un hecho de aprendizaje para poder entender y comunicarme con personas de esta lengua, sin más, ni menos, simple.

Me comprometo a no convertir un aprendizaje en una experiencia energética para cargar mi mente de emociones que me separen de la realidad física, ya que como hemos visto todo emoción/sentimiento viene precedido de un miedo, pensamiento o imagen que uno ha creado para subsistir como la mente en separación de lo físico, si así lo quieres ver.

En el próximo post caminaré la dimensión comportamiento físico de esta personalidad


Gracias. 






miércoles, 12 de febrero de 2014

Día 420 Cómo sabotea mi mente. Parte 2


Este post es continuación del Día 419 Cómo sabotea mi mente

Continuación de la Dimensión backchat/conversaciones internas

“No tengo oído para el listening”
“Tengo mucha edad para aprenderlo ahora”

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido existir dentro del backchat/conversación interna “No tengo oído para el listening”, cómo la negación de mí mismo, enunciando que por mucho que me esfuerce no entenderé las palabras cuando oiga hablar inglés. En ello veo no solo las consecuencias de esta declaración como condicionamiento/impedimento para avanzar en el aprendizaje de esta lengua, sino como una experiencia interna en la que sustento una “personalidad frustrada” al ver que no alcanzaré mis objetivos. Así las diferentes personalidades existen interrelacionadas, donde no solo se activa la “personalidad de inglés” que he definido en relación al estudio del idioma sino que aparecen todas aquellas que he fabricado a lo largo de mi existencia. Por lo que existe una personalidad primaria que es la que determina como me experimento antes los diferentes eventos/situaciones/circunstancias, y que caminaré en sucesivos posts.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido no darme cuenta que cuando estaba realizando está declaración, en lo secreto de mi mente: “No tengo oído para el listening”, estaba consolidando mediante una emoción negativa esta “personalidad de inglés” ya que me experimentaba dentro de la decepción y como una contrariedad, porque me veía que no valía la pena hacer el esfuerzo para aprenderlo, ya que después no voy a “sacar provecho”. Así por lo que veo, mi mente estaba centrada en que mis personalidades subsistieran y siguiera cargando de energía con emociones, en lugar de realizar un verdadero aprendizaje. Entonces es que yo subsisto como energía de la mente, para nutrir mi mente de experiencias energéticas y proporcionarlas a las personalidades/posesiones. Siendo yo mismo poseído por estos pensamientos/emociones que determinan quien soy y como me experimento en mi mundo.

En y cuando me vea a mí mismo existir dentro de la declaración de mi mente secreta: “No tengo oído para el listening”, me detengo y respiro. Entonces iré paso a paso, aprendiendo como un niño, primero palabra tras palabra, escuchándola una y otra vez, poniendo los vídeos necesarios y escuchando los audios imprescindibles para entender sin traducir. Me doy cuenta que en este tipo de aprendizaje tengo resistencia al querer traducir las palabras en lugar de entenderlas en su contexto hasta que cada una de las palabras de la frase sea comprendida. Me doy cuenta que no insisto lo suficiente en la escucha de audios, sino que voy pasando uno tras otro aunque no entienda todas las palabras. Por lo que pondré empeño para que eso no suceda insistiendo en la repetición.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro del backchat/conversación interna “Tengo mucha edad para aprenderlo ahora”, cómo la declaración que la edad es la excusa para no tomar responsabilidad del estudio, y renunciar a desarrollar las habilidades necesarias con las que pueda tener una comprensión idónea del idioma. Así puedo culpar a la edad como impedimento, como algo que tengo y no puedo desprenderme, lol. Entonces ya tengo la coartada/sabotaje: no hace falta que siga haciendo mayor esfuerzo pues la edad impedirá que avance. Así proyecto mi responsabilidad en la edad, como si la edad en si tuviera vida propia, no dándome cuenta que en la realidad del mundo de mi mente sí la tiene porque he definido a la edad en relación con el aprendizaje como un impedimento. No dándome cuenta que ese impedimento indica un obstáculo cargado de energía negativa, para después tener la excusa para abandonar los estudios.

En y cuando me vea a mí mismo existir dentro del enunciado “Tengo mucha edad para aprenderlo ahora”, como energía negativa y viéndome como menos para estudiar debido a mi edad, me detengo y respiro. Detengo ese pensamiento, paro ese abuso sobre mí mismo, ya que me conduce a experimentarme a mí mismo como menos que un idioma, y con la suficiente influencia como para que experimente decepción. Aquí viendo la estrategia de mi mente para subsistir como energía a costa de experimentarme, no ya solo desde la frustración sino dándole mayor poder a los dictados/declaraciones de mi mente que a la posibilidad de actuar en lo físico con sentido común, investigando sobre lo mejor para llevar a cabo esta tarea. Dándome cuenta que no existe fracaso/éxito más que en lo que uno haya decidido experimentar según su propio aprendizaje/programación, y todo para subsistencia del propio sistema de conciencia por encima, y como más, que la vida en lo físico.


Me comprometo a investigar la aparición de pensamientos secretos en mi cabeza a modo de conversaciones internas que determinan como experimentarme en la realidad física, y así eliminar la separación que existe entre mi mente y lo físico que se produce al construir un mundo en mi cabeza separado del mundo que existe en mi entorno físico.

Me comprometo a detener todo pensamiento secreto en mi cabeza, donde me digo a mi mismo como experimentarme.

Me comprometo a investigar sobre las habilidades/metodología necesarias para estudiar inglés de la manera más adecuada a mis características psíquicas de percepción, lógica, entendimiento, comprensión y memorización, sin añadirles componentes energéticos de personalidad/mascara.

Me comprometo a no experimentarme dentro de una personalidad energética poseída por las emociones alimentando a diferentes personalidades que conviertan a mi mente en el mayor valor de la vida, cuando el sentido común practico indica que lo físico, como lo que es mejor para uno y para todos es el único valor, y además nunca lo hemos vivido sobre la Tierra, como puedes ver.

Me comprometo a integrar mi ser, mi mente y lo físico, como uno e igual a quien soy aquí.


En el próximo post continuaré con la dimensión reacción (emociones y sentimientos) de mi personalidad “estudiante de inglés”

Gracias.




domingo, 9 de febrero de 2014

Día 419 Cómo sabotea mi mente


Continúo investigando sobre las reacciones que tuve al verme estudiando inglés, en el que en los últimos posts (Día 416417 y 418) he ido caminando las dimensiones del miedo y del pensamientos/imágenes que fui construyendo a modo de  personalidad energética que he denominado como “estudiante de inglés”. En este post caminaré la dimensión del backchat/conversaciones internas en el que han aparecido los siguientes contenidos:

“No llegaré a hablar inglés, llevo mucho años en ello”
“Siempre estoy cambiando de metodología, buscando algo que me resulte más sencillo”
“No tengo oído para el listening”
“Tengo mucha edad para aprenderlo ahora”

Dimensión backchat/conversaciones internas

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado declarar/pensar en mi mente, como los pensamientos secretos que guían mi conducta: ““No llegaré a hablar inglés, llevo mucho años en ello”. No dándome cuenta que esas palabras están expresadas desde la frustración por no aprender inglés, sin considerar, el esfuerzo y la dedicación que empleo en su estudio, sino como la reacción a que todavía no tengo el nivel adecuado debido a que creo que he estudiado lo suficiente como para tener mayor nivel. Sin ver darme cuenta, ni entender que esa frustración proviene de mis expectativas y que esas expectativas  provienen de creer que sí que estoy dedicando esfuerzo y tiempo y sin embargo no avanzo cuanto quisiera. Por lo que me doy cuenta que si hago esa declaración estoy asistiendo a una negación de mí mismo como el esfuerzo de estudiar, comprender y memorizar la materia. Cuando en realidad es cuestión de emplear el tiempo y la metodología adecuada para realizarlo de manera satisfactoria. Me doy cuenta que esta frase es una manera de boicotearme a mí mismo para después cumplir mi propia predicción, a modo de profecía autorealizada Pues si hago esa declaración/condicionamiento para mi mismo es para cumplirla, no me he permitido otra opción, pues he realizado una sentencia cuya condena tengo que cumplir: "No llegaré a hablar inglés...". De manera que cuando pase más tiempo, y ahora también ha llegado, podré darme la razón a mí mismo de cuanta verdad había en mis palabras. Y así podré decirme a mí mismo “Ves, ya lo decía yo”. Puedo observar que en esa frase hay una acusación por lo que me convierto en juez de mí mismo: “No llegaré a hablar inglés..”, desplegando dentro de mi un personaje juez, en la que veo la materia de estudio como algo separado de mi mismo y superior: “no llegaré”. Por lo que esa distancia que he creado entre mi acción y el objeto de estudio la he llenado de un contenido de dificultad e inalcanzable. Por lo que toda reacción energética en donde me vea triste por no conseguir mis objetivos será todo parte de la pre-programación que he realizado para experimentarme dentro de la percepción de “pobre de mí”, no he podido alcanzar mis objetivos. Así es como seguiría  alimentando esta personalidad y alejándome de la de lo que existe como físico, para continuar existiendo dentro de las consecuencias que me he creado.

En y cuando me vea  a mí mismo existir dentro de la declaración “No llegaré a hablar  inglés, llevo mucho años en ello”, me detengo y respiro. Entonces podré tomar mi propia dirección como uno, como un individuo que traza un plan de estudios, buscando la metodología que está a mi alcance para aplicarla, caminarlo en espacio y tiempo, en lo físico, como algo real, y no como la dirección de mi mente secreta, donde había trazado un plan para boicotear mi decisión. Entonces podré entender progresivamente cada palabra, frase y párrafo del idioma inglés sin condicionamiento de tiempo y espacio, sino que me apoyaré incondicionalmente para que el aprendizaje suceda. Pues me doy cuenta que antes de hablar mi idioma al menos tuve que escuchar 3.000 horas antes de decir frases a la edad aproximada de los 2 años, por lo que el aprendizaje de un idioma requiere, escuchar, escuchar y escuchar mucho el idioma, lol.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado declarar/pensar en mi mente secreta que “Siempre estoy cambiando de metodología, buscando alguna que me resulte más sencillo”. En ello me doy cuenta que hasta ahora he asistido a pocas clases, y no he acabado un curso entero, sino que he empezado y lo he dejado en varias ocasiones, pues me parecían muy caras y no quería pagar mucho dinero por ello, cuando por otra parte podía estudiar gratuitamente mediante cursos por internet con videos, audios y lectura. Por lo que he relacionado el aprendizaje con el dinero buscando fórmulas para que no supusiera un coste elevado, sino como algo que no le doy mucha importancia y sin embargo, como puedo comprobar aquí, me estaba saboteando a mí mismo. Me doy cuenta que lo que hay detrás de esta frase es una excusa a los sucesivos cambios que realizo por no aplicarme en una metodología concreta; “Siempre estoy cambiando de metodología…”. Y en ello me doy cuenta que estoy proyectando mi culpa a los cambios, como si yo no tuviera nada que ver, como si fuera algo ajeno, a mí. Sin observar que quien pronuncia las palabras soy yo mismo, y mediante la creencia en mis palabras le otorgo el poder a mi mente para que me dirija como la excusa por los cambios que realizo.

En y cuando me vea a mí mismo existir dentro del backchat “Siempre estoy cambiando de metodología, buscando algo que me resulte más sencillo”, me detengo y respiro. Entonces podré investigar los diferentes métodos que puedo aplicar que me resulte accesible para mi economía y tiempo Dándome cuenta que mi propósito es seguir avanzando en el aprendizaje. En ello me doy cuenta que tengo resistencia ir a una academia debido a los desplazamientos y el tiempo que se necesita. Por lo que el tiempo, la manera en que experimento el tiempo como “no tengo suficiente tiempo”, necesita ser revisado en relación al estudio de inglés, para ver, darme cuenta y entender de donde procede esa declaración como mi autoprogramación.

Continuaré.

Gracias.




domingo, 2 de febrero de 2014

Día 418 Aprendizaje y pensamientos


Este post es continuación del Día 416 417

Estoy viendo como a través de los juicios que hice hacia/ y como uno mismo en relación a los estudios, construí una personalidad  desde mi infancia que ahora estoy desactivando a través de verme estudiando el idioma inglés. Para ello he denominado a esta personalidad como “estudiante de inglés” pues mediante su aprendizaje estoy descubriendo toda la acumulación de información que he almacenado en mi memoria con respecto a mi relación con los estudios.

En primer lugar observé cómo existía dentro de mí una triada mente-inglés-estudio como un triángulo que se retroalimentaba a través de pensamientos de infravaloración, comparación y devaluación de mi individualidad. Para después ir detallando el origen de esta personalidad a través de los miedos que aparecían.

En este post veré la dimensión del pensamiento/imaginación en donde uno motiva para sí mismo la decisión de vivir una experiencia “sobreañadida” a lo que está sucediendo en la realidad. De manera que uno a partir de ese momento decide crear su propia realidad para defender la primacía del ego de su mente sobre lo que en realidad está sucediendo en el mundo físico. Cómo la manera en que uno mismo escribe su propio guion que le conducirá  a ser víctima de las propias experiencias que uno ha creado. Sin en realidad darse uno cuenta del porqué uno rechaza/confronta/resiste/niega los acontecimientos que se ha establecido para sí mismo.

Dimensión pensamiento/imaginación

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado pensar que lo que me estaba sucediendo al no aprender y memorizar las materias de estudio en mi infancia era “culpa” mía, por lo que me definí a mí mismo como un “mal estudiante”. No dándome cuenta que mí sistema nervioso estaba alterado debido a los conflictos que vivía en mi familia, en la escuela y en mi entorno. Por lo que en lugar de buscar una solución a mi estabilidad, decidí ponerme la etiqueta de “mal estudiante” y de esta manera validar mi propia mente considerando esa definición como real, y a mi mente como determinista de mi propio futuro, y como causa de los acontecimientos que experimentaba. Por lo que en ese momento emití un veredicto sobre mí mismo en la que me declaré como “mal estudiante”. No dándome cuenta que ese veredicto fue emitido por otro personaje dentro de mí mismo: el personaje Juez. Así de manera sucesiva fui creándome diferentes personalidades fragmentadas dentro de mí mismo las cuales utilizaba para el interés de mi sistema de conciencia y su protección. Por lo que me doy cuenta lo dividido que estaba dentro de mí interior, y como esa división aparecía en mi presente y futuro como conflicto.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que el sistema  educativo establecido en aquella época era la única forma de adquirir conocimiento sobre el funcionamiento de los elementos de la realidad física y su comprensión. No dándome cuenta que fue un aprendizaje basado en la separación del individuo con la realidad, definiendo  esa realidad dentro de la polaridad, positivo/negativo, bueno/malo, religioso/ateo, autoridad/subordinados, profesor/alumno. Donde según la posición que uno se coloque se relaciona desde la superioridad/inferioridad. En lugar de ver que uno mismo es quien se va educando según la manera en que se relaciona con su propia mente, como uno mismo o en separación de uno mismo, en honestidad con uno mismo o en deshonestidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado verme en mi pensamiento con una imagen de inferioridad en relación a mis compañeros de clase, al no verme capaz de dar una solución al estado alterado de mi sistema nervioso, y que ello tuviera consecuencias en mi aprendizaje, y desde ahí como una imagen de mí mismo de encontrarme aburrido, sin interés y distraído. Por lo que en lugar de verme sentado frente a mi tarea aplicando los cinco sentidos y atendiendo a lo que tenía entre manos, me experimentaba en mi interior con aburrimiento, desinterés y distraído, ya que era la manera en que me había definido como la “manera de ser”, como quien “yo soy así”, y no puedo cambiar.

Sin embargo me doy cuenta que tal y como me programé a mí mismo a través de esos pensamientos e imágenes puedo darme la oportunidad a mí mismo de hacer el esfuerzo de cambiarlo. Así en lugar de vivir bajo la experiencia de este “personaje estudiante”, puedo aplicar los cinco sentidos, y buscar la metodología necesaria para aprender como uno e igual, como mi ser, mi físico y mi mente utilizando mis cualidades para aprender cualquier materia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que un pensamiento/imagen de mí mismo sea algo más que una acción física de poner mis sentidos en un punto de atención para extraer su contenido. Y para ello apoyarme en la respiración para mantenerme estable en mi fisco como el punto de estabilidad.

En y cuando me vea a mí mismo definirme a mí mismo como un “mal estudiante”, a través de mi personaje Juez, alimentando con argumentos inquisidores mi participación en lo físico, me detengo y respiro. Entonces me pondré delante del libro, audio o vídeo de inglés y simplemente  me educaré desarrollando las habilidades necesarias para aprenderlo y utilizando la metodología que esté a mi alcance. En ello me doy cuenta que he ido probando diferentes sistemas de estudio sin aplicarme a una metodología, sino que he ido probando para ver cual me resultaba más fácil, sin encontrarla, lol. Entonces lo que veo es que el factor tiempo e impaciencia provocan que permanezca inestable en mi proceso de estudio, por lo que investigaré como solucionarlo.

En y cuando me vea a mí mismo experimentarme en inferioridad a otros estudiantes, para sí manipularme y tener la coartada para “no aprenderé inglés”, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que es un acto físico el ponerse delante del libro, audio, vídeo, ordenador, y se trata de “ponerme” el tiempo” necesario para ir integrando el lenguaje. Así me doy cuenta que no se trata de pensar y experimentarme en mi mente, sin realizar ningún acto físico donde me sitúe delante del libro/ordenador, sino de que el primer punto es tan sencillo como coger el libro/ordenador y dedicarle un tiempo diario para su aprendizaje. Lol

Me comprometo a no dedicar más energía en mi mente para verme como culpable y en inferioridad para estudiar inglés, sino que simplemente realizaré el acto de dedicarle un tiempo y buscar una metodología que pueda aplicarme con la mejor eficacia.

Me comprometo a no crear más consecuencias con mis pensamientos respecto a mi aprendizaje del inglés, pues puedo dirigirme como uno mismo, realizando el acto físico necesario para llevar a cabo mi propósito.

Continuaré con la dimensión backchat

Gracias