sábado, 31 de mayo de 2014

Día 460. El Destino de la Vida- Mi Declaración de Principios

  

Por la presente me comprometo a vivir los siguientes principios:




2.      Vivir por el principio de lo que es mejor para todos – guiándome en pensamiento, palabra y acción siempre en todos los sentidos a dirigir problemas para generar el mejor resultado posible para todos.

3.      Vivir el principio de honestidad como uno mismo – para asegurarme que soy puro en pensamiento, palabra y acción: que dentro y fuera yo soy uno mismo e igual. Quién soy por dentro es quién soy por fuera y viceversa.

4.      La purificación de Uno Mismo a través de la Escritura, el Perdón a Uno Mismo y la Aplicación como Uno Mismo – la acción de darme cuenta que soy responsable por mis propios pensamientos, palabras y acciones, para perdonarme a mí mismo por mis transgresiones y cambiarme a mí mismo para asegurarme que tomo responsabilidad por quién, qué y cómo soy y a través de esto saber que puedo confiar en mí mismo para siempre ser honesto conmigo mismo y también con otros.

5.      Vivir el principio de Responsabilidad de Uno Mismo – dándome cuenta que sólo soy responsable por lo que acepto y permito dentro de mí, mis relaciones y mi mundo exterior y así con esta responsabilidad: sólo tengo el poder y habilidad de cambiar aquello que veo está comprometiendo quien soy, lo que vivo y cómo esto afecta a otros.

6.      Darme cuenta que quien soy en el pensamiento, palabra y acción no sólo me afecta a mí mismo – sino a otros también y así con la Responsabilidad de Uno Mismo en pensamiento, palabra y acción – tomo responsabilidad por mí mismo y también por mis relaciones para ser Consciente de Uno Mismo en cada momento y vivir de tal manera que sea lo mejor para mí e igualmente para otros también.

7.      Vivir el Principio de Consciencia de Uno Mismo – ser consciente, ver, reconocer mis propios pensamientos y mi propia Mente, ser honesto como uno mismo al grado en el cual puedo tomar responsabilidad cuando veo que mis pensamientos / mi Mente no es lo que es mejor para mí / otros y comprometerme a inmediatamente tomar responsabilidad y cambiar por mí mismo e igualmente para otros.

8.      Con el tomar responsabilidad de mí mismo, volviéndome consciente de mí mismo – tomo responsabilidad y me vuelvo consciente de otros en mi vida, para asistirlos y apoyarlos como estoy asistiéndome y apoyándome a mí mismo – dar como me gustaría recibir y hacer el extra cada día de ver dónde puedo contribuir a las vidas de otros y así también a mi propia vida.

9.      Vivir el principio de confianza en uno mismo – como me comprometo a mí mismo a permanecer constante en mi vivir en honestidad como uno mismo, responsabilidad de uno mismo y consciencia de uno mismo, me levanto como una confianza inquebrantable que siempre en todos los sentidos yo sé quién soy, no importa lo que encare y que en esto yo sé, como me probé en la constancia de mi vida, que siempre honraré y me levantaré por lo que es mejor para todos y así también por lo que es mejor para mí.

10.   Hacer el Amor Visible – a través de no aceptarme/permitirme nada menos que mi máximo potencial, apoyo a aquellos en mi vida a alcanzar su máximo potencial, amarlos como me he mostrado amor a mí mismo al regalarme mi máximo potencial, la mejor vida/experiencia de vida y mostrar a otros como me he mostrado a mí mismo lo que significa VIVIR.

11.   Nadie puede salvarte, sálvate a ti mismo – la realización de que las herramientas y los principios de Desteni es la guía, sin embargo debo recorrer el camino yo mismo. Estamos aquí para asistir y apoyar el uno al otro en este proceso desde la Conciencia hasta la Consciencia/la VIDA y lo que significa vivir – pero el proceso en sí mismo, donde tú estás a solas contigo mismo en tu propia Mente: se camina solo.

12.   No esperar por algo o alguien a tomar responsabilidad de mí y este mundo – sino que me doy cuenta que he creado quien y como soy en este momento, por lo tanto tengo la responsabilidad de cambiar quién y cómo soy y así la realización de todos nosotros colectivamente hemos sido los que creamos este mundo tal y como es hoy y por tanto, es la responsabilidad de todos colectivamente cambiar como es y lo que es este mundo hoy.

13.   Honrar la vida en cada persona, animal – todo, desde lo grande hasta lo pequeño de la tierra, expandimos nuestra consciencia y responsabilidad para crear la mejor vida posible para todos y todo, y también para nosotros mismos.

14.   Relaciones como Acuerdos: individuos uniéndose usando acuerdos como una plataforma para expandir, crecer y desarrollarse como individuos uno a uno en la vida y el vivir para apoyar/asistir el uno al otro incondicionalmente para alcanzar su máximo potencial, donde el acuerdo es una unión de individuos entendiendo lo que significa levantarse como iguales y levantarse como uno mismo.

15.   Sexo como Expresión de Uno Mismo – donde el sexo es una expresión de unión entre individuos en honor, respeto y consideración del uno al otro como iguales, dos cuerpos físicos uniéndose en igualdad y unicidad – una fusión física de dos iguales como uno mismo.

16.   Darme cuenta que por la virtud de estar yo en este mundo – mi responsabilidad no sólo se extiende a mi propia Mente / mi propia Vida, sino a las mentes y vidas de todo y todos en esta tierra y por tanto, mi compromiso es extender esta consciencia a toda la humanidad para trabajar juntos y vivir juntos para hacer de este mundo el cielo sobre la tierra para nosotros mismos y las generaciones por venir.

17.   En mis pensamientos, palabras y acciones debo – pero lo más importante en mis acciones de vida, convertirme en un ejemplo de vida para otros en mi mundo que sea notable y visible en cuanto se trata del potencial de una persona para cambiarse a sí mismo y así cambiar su mundo. Para que más personas puedan darse cuenta cómo podemos cambiar este mundo, al levantarnos unidos en nuestro propio cambio dentro del principio de lo que es mejor para todos para traer el cielo a la tierra.

18.   Soy el cambio que quiero ver en mí y en mi mundo – traer el cielo a la tierra es traer a la existencia, a la vida la PRUEBA VIVA de un CIELO PRÁCTICO que puede ser visto y escuchado en nuestras acciones y palabras. Somos el Cielo Vivo que debe llegar a la creación en este mundo vivo.

19.   A través de purificar mis pensamientos, palabras y acciones – mi interior se convierte en mi exterior, así me traigo a la creación como el cielo en la tierra, dándome cuenta que no es suficiente ‘ver el cambio / ser el cambio’ – para que el cambio sea REAL debe ser un vivir constante y consistente de mí a través de las palabras que hablo y las acciones que vivo visible y notablemente para todos en cada momento de respiro.

20.   Darme cuenta que mi cuerpo físico es mi templo – mi cuerpo físico es la carne viva a través del cual y en el cual traeré a la existencia y crearé / manifestaré el cielo en la tierra como yo en mis pensamientos, palabras y acciones y así honro, respeto y considero – nutrir y apoyar mi cuerpo físico como me nutriría y me apoyaría a mí como iguales: mi cuerpo soy yo.

21.   Somos el cambio que hemos estado esperando tanto en nosotros mismos como en este mundo: por tanto me comprometo a dedicarme a mí mismo, a mi vida para que así cada uno como todos nos demos cuenta de esto, ya que nada va a cambiar si nosotros no cambiamos en lo que somos por dentro y por fuera‏.

22.   La realización de que para yo poder cambiarme a mí mismo en pensamiento, palabra y acción al ser vivo más efectivo que puedo ser y convertirme – primero tengo que ‘conocerme a mí mismo’ y por tanto me comprometo conmigo mismo a investigar, hacer introspección y entender cómo me convertí en quién soy hoy, para preparar el camino ante mí de la creación de uno mismo como una persona responsable, consciente, honesto como uno mismo y digno de confianza para mí mismo y también para todos.

23.   La realización de que para yo poder contribuir al cambio en este mundo – tengo que llegar a ‘conocerme a mí mismo’ como este mundo y por tanto, me comprometo a mí mismo a investigar, estudiar y hacer introspección de los mecanismos y funcionamientos del mundo interna y externamente y alinear los sistemas de hoy para presentar y dar la mejor vida posible para todos en la Tierra.

(al clicar sobre lo subrayado en rojo se accederá al desarrollo del punto)

sábado, 10 de mayo de 2014

Día 459 Validación como autoridad

Para entender lo que aquí se escribe se sugiere leer previamente


Resumiendo todo lo que he encontrado sobre la palabra validación en mi sistema de conciencia he visto que estaba asociada a la palabra autoridad, entre otras. Pero ahora me centraré en lo que la palabra autoridad significa en mi mente en relación a la validación. Validar es la acción de convertir algo en válido  a través de demostrar una capacidad para desempeñar una función, y esa validación no la encontraba en mí mismo sino que necesitaba de la intervención de otras personas: padres, profesores, amigos, jefes, gurús, etc., para darme la autorización a mí mismo de representar un rol o de manifestarme de tal o cual manera. Ya puse el ejemplo cuando mi padre en mi infancia me definió como una “chico trabajador”, entonces yo asumí por la autoridad que representaba para mí, en que  yo mismo podía verme y permitirme definirme a mí mismo como una “persona trabajadora”, pues el creyó que yo se lo había demostrado a través de mi esfuerzo. A partir de ese momento en que asumí quien era yo con respecto al trabajo, tenía la referencia de lo que significa ser trabajador, de manera que cree el punto de partida y la medida de lo que es una persona muy trabajadora o poco trabajadora. No dándome cuenta que la definición de “persona trabajadora” era una construcción mental, ya que solo era una imagen de mí mismo en separación de la realidad en lo físico. Así, a partir de ese momento cualquier conflicto podría suceder dentro mí al confrontarme con la realidad. Quiero decir que cuando veía, según mi construcción mental, que alguien era poco trabajador, entonces despotricaba, y o bien lo sufría como conflicto en mi propia mente, generando emociones negativas o bien discutía con esa persona indicándole que estaba trabajando poco, con la consecuencia que resultaba. Pues me movía dentro de la polaridad de quienes son más o menos trabajadores, y así crear diferencia entre quienes son superiores o inferiores a la hora de rendir en el trabajo.

Pero eso no era más que un autoengaño pues quien en realidad aceptó y permitió darle autoridad a alguien fui yo mismo, por lo tanto responsabilidad mía. Lo que quiero decir es que al final es uno mismo quien se crea su propio juego, su propio escenario y sus personajes. Donde en el caso de la validación unos representan el rol de autoridad y otros el rol de autorizado, pero todo parte de uno mismo como la mente.

Entonces lo que he hecho en las entradas anteriores en referencia a la palabra validación es investigar mi patrón mental sobre esta palabra por la que me he definido a mí mismo.

Definición de mi conciencia: La validación como la forma de darme permiso para realizar una función con la autorización de otras personas, a quienes yo mismo he cedido mi responsabilidad de actuar por mi mismo al verlas como superiores.

Re-definición según mi consciencia: La validación como la autoridad que ejerzo sobre mi propia expresión al dirigirme como uno mismo, donde me doy mi propia dirección y ejerzo mi responsabilidad desde la igualdad.

Gracias.


jueves, 8 de mayo de 2014

Día 458 Validación como positivo y negativo


Para entender lo que aquí se escribe se sugiere leer previamente




Declaraciones Correctivas y Declaraciones de Compromiso

Cuando y como me vea a mí mismo buscar que los demás reconozcan en mi cualidades para validarme, y de esta manera experimentarme dentro de la energía de la positividad, me detengo y respiro. Me dirijo a mí mismo como la expresión de mí mismo sin necesidad de que otros me acepten o validen según sus opiniones, ya que tengo la certeza de que existe en mí una forma genuina de ser aquí en y como lo físico. Me doy cuenta que tratar que los demás me validen es verme en inferioridad buscando aceptación y en esa aceptación adaptarme a los criterios de otros.  

Me comprometo a empujarme a una mayor entendimiento de cómo me he construido en mi mente a través de las palabras, pensamientos, ideas,  opiniones que he desarrollado para crearme una imagen de mi mismo en este mundo. Me comprometo a deconstruir palabra a palabra el edificio de esa construcción. Me comprometo a darme un apoyo incondicional para llevar a cabo esa tarea, caminando paso a paso, palabra a palabra, para ver como lo físico aquí, es decir sin condicionamientos mentales.


Cuando y como me vea a mí mismo darle una carga positiva a la palabra validación, cuando una persona me definía ofreciéndome una compensación moral o ganancia, o darle una carga negativa en el sentido de una pérdida o disminución de mí mismo, me detengo y respiro. Me dirijo a mí mismo y observo que la definición siempre está en relación a polaridades que sirven al sistema de conciencia en separación de la realidad física, por lo que quien soy está definido por mi ser, mi mente y mi físico como uno y un todo.  Me doy cuenta que participamos del juego de la energía como polaridad por el que nos movemos para vivir una experiencia a través de nuestra conciencia. Así, si yo soy valorado por otros con una definición que valoro positiva tendré una experiencia que me hará “sentir” bien, para ineludiblemente después “sentirme” mal al encontrar dentro de mí su opuesto. Por ejemplo cuando alguien me dice que soy buen escritor, lol, y me siento valorado y definido reaccionando con alegría, cuando alguien piense lo contrario me experimentaré dentro de la tristeza y la frustración. Entonces sé que, por ejemplo, estoy en un proceso de verme como uno e igual a las palabras, quiero decir con ello que soy como me expreso, y hasta ahora estoy realizando el esfuerzo de poner frente a mí, en la escritura, aquello que hay en mi mente con mis propias construcciones mentales, opiniones, ideas y condicionamientos, los cuales voy descubriendo y cambiando paso a paso. Entonces si en esta fase me defino como tal o cual veré que estoy repitiendo los mismos ciclos por los que me he movido hasta ahora. Por lo que permanezco tranquilo y estable sin reaccionar emocionalmente a cuantas definiciones de mí mismo si capaz de ver a lo largo del día dándome la oportunidad de realizar el cambio. Es decir la expresión de mí mismo aquí.

Me comprometo a estar atento a todo movimiento energético que emerja dentro de mí, detenerlo al instante, respirándolo y perdonándolo. Y así darme la oportunidad de re-crearme como uno e igual en la mente y en lo físico, es decir como la unificación de la consciencia y lo físico, acompañando la mente a lo físico, y no lo físico a la mente, como hasta ahora. Me comprometo a seguir avanzando en la tranquilidad de la mente y la quietud de lo físico para no ser arrastrado por cualquier movimiento energético, en el que me experimente como un tobogán. Me comprometo a continuar hasta que todo esté hecho.

Continuaré





lunes, 5 de mayo de 2014

Día 457 Validación como aprobación


Continuación de la entrada anterior

¿Cuál es el opuesto de esta palabra, como experiencia negativa, para conocer su polaridad?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado experimentarme dentro de la anulación a mí mismo cuando una persona a quien le había otorgado autoridad, como padres, amigos, jefes, gurús, etc., no validaba/autorizaba/aceptaba algún aspecto de mi personalidad.  Como por ejemplo cuando yo quería aprender y verme un niño inteligente en mi infancia. En cambio me decían que yo era “tonto” porque no aprobaba las asignaturas, experimentandome en lo contrario que yo esperaba. Es decir yo esperaba que me apoyaran a resolver los problemas que tenia de aprendizaje y convertirme en un chico inteligente, según los baremos de la época.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que eran los demás quienes me anulaban, cuando era yo mismo quien eliminaba mi empoderamiento al entregárselo a los demás.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado que alguien puede añadir o quitar algo de mí mismo, cuando soy yo mismo quien según mis ideas me añado más de lo que soy y me quito lo que no puedo dejar de ser, uno e igual a la Vida.

¿Cuál es su origen en mi sistema de conciencia, es decir cómo me “enteré” de que me tengo que validar o “ser validado”?

El primer recuerdo que tengo cuando buscaba la aprobación, y por tanto la validación en mi forma ser, fue cuando en mi infancia al ver como mi padre le decía a mi hermano mayor que era un chico responsable y buen estudiante.  Entonces comprendí que yo también quería que mi padre me dijera cosas positivas y con ello me ayudara a crearme una identidad. Pues si mi hermano era definido por mi padre como inteligente, entonces yo lo veía como un chico inteligente, debido a la autoridad que le había otorgado a mi padre. De manera que buscaba personas con autoridad en mi entorno para que me definieran/validaran como individuo. No era suficiente con que yo hiciera las cosas de determinada manera, buscaba que otros me diesen la idoneidad, y con ello desarrollar mi capacidad para realizarlo, pero solo si alguien con autoridad me lo hacía ver.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que alguien fuera de mi tiene autoridad sobre mí si yo no se la he dado previamente, no dándome cuenta que todo ocurre en mi mente de ahí que soy responsable de los pensamientos que he desarrollo para creer que alguien tiene autoridad sobre mí. Auto-ridad: uno mismo se lo da así mismo o a otro.

¿Qué palabras/definiciones he colocado junto a la validación?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra idoneidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra competencia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra reconocimiento.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra identidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra seguridad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra autoridad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra autoafirmación.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra respeto.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado relacionar la palabra validación con la palabra fama.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crear una red de palabras entorno a la palabra validación como experiencia energética positiva y así construirme diferentes personalidades en función de lo que yo aceptaba y permitía definirme por la aprobación de otros.

Continuaré







Día 456 Validación como autodefinición


En el post anterior abrí la palabra validación para comprender lo que significa en mi sistema de conciencia, y así investigar/entender cómo es que a través de las relaciones que he establecido con familiares, amigos, compañeros de trabajo, jefes, gurús, pareja, etc. intentaba validar mis ideas o mis acciones para encontrar reconocimiento,  en lugar de manifestarme en una expresión de mí mismo con una identidad propia y no como una identidad creada en función de lo que los demás opinaban y validaban sobre mí.

Para ello me plantee una serie de preguntas que intentaré responder aquí a través del Perdón a uno mismo.

¿Qué significa la validación en mi sistema de conciencia?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro de la palabra validación como la forma en que los demás reconocían en mí unas cualidades, dándole mayor poder a esa opinión que a otras, por lo que esas opiniones actuaban como los cristales por los cuales me veía, validando así mi personalidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado darle una carga positiva a la palabra validación, si es que era una opinión que me beneficiaba, y una carga negativa si es que era una opinión que disminuía o deterioraba la imagen que yo tenía de mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado buscar la validación en mí entorno
ya que cuando alguien validaba algún aspecto de mi personalidad me sentía confortado y lleno de satisfacción, por lo que el reconocimiento/validación se convirtió en una forma de encontrarme bien conmigo mismo.

Recuerdo una de las primeras definiciones que hizo mi padre sobre mí reconociéndome  como “trabajador”/”esforzado”, sin darme cuenta que a lo largo de mi vida he intentado mantener esa imagen con la que me identificaba. Así, con esa validación, como el sello de garantía que me puso mi padre, y yo me creí por la autoridad que representaba, me reconocí a mí mismo como una persona trabajadora, sin investigar qué es lo que significa y cómo he tenido que mantener esa imagen de mí mismo en detrimento propio.

¿Cómo me he definido en relación a esta palabra?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado buscar la validación de otros como una personalidad trabajadora, responsable, sensible, cariñosa, atenta, predispuesta, trascendente, espiritual, y en ello hacer el esfuerzo para que los demás me vieran de esa manera generando diferentes maneras de comportarme en función de lo que quería conseguir y por lo tanto existir dentro de una paranoia, como diferentes personalidades.

¿Cómo he creado está palabra como una experiencia positiva?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que al buscar la validación por pate de otras personas quería darme la autorización para desarrollar una personalidad trabajadora, responsable, sensible, cariñosa, etc. y  verme dentro de esas definiciones, pues de lo contrario no sería nadie, es decir no descubriría quien soy, pues quien soy estaba definido por cómo me veían/validaban otras personas.  No dándome cuenta que esas validaciones eran la manera de experimentarme dentro de la autoconfianza.


Continuaré


sábado, 3 de mayo de 2014

Día 455 Validación


Al buscar lo que la palabra validación representa en mi mente he encontrado que muchas de las cosas que me han “motivado” a actuar han sido aquellas que han servido para buscar reconocimiento, y así confirmar mi competencia en algún asunto, en lugar de verme a mí mismo con la capacidad para desarrollarme en una expresión de mí mismo sin la necesidad que otros validen mi idoneidad. Reconocimiento de mis padres, reconocimiento de mis profesores, reconocimiento de mis amigos, reconocimiento de mis gurús, reconocimiento de mis jefes, reconocimiento de mi pareja, etc.

Donde este reconocimiento representa la manera de crearme un sello de identidad, una verificación que me doy a mi mismo por lo que los demás confirman. De esta forma he creado una red de relaciones mentales en torno a la palabra validación: competencia, idoneidad, reconocimiento, identidad, seguridad, autoafirmación, respeto, fama- a través de las cuales me he definido en quien soy y en lo que me he convertido,  consistiendo en lo que los demás han reconocido/aceptado/validado.

De manera que en quien me he convertido no está en función de algo substancial, sino en las ideas, pensamientos, emociones y sentimientos definidos a través de lo que he interpretado como validación de los demás. Y lo que encuentro es que ese reconocimiento, es un conocimiento añadido/superpuesto a quien soy, ya que he tenido que crearme una imagen en función de lo que los demás me han validado.

Entonces lo que quiero investigar es todo lo que he creado en torno a esta palabra buscando en mi base de datos/programación mental, lo que he identificado dentro de la palabra validación, para después convertir la validación en la expresión de una “Palabra Viva”, en algo real en lo físico como expresión de mí mismo. Entendiendo que es la manera de expresarse como uno mismo libre de todo condicionamiento energético.

Así para investigar sobre esta palabra comenzaré haciéndome las siguientes preguntas.

¿Qué significa la validación en mi sistema de conciencia?
¿Cómo me he definido en relación a esta palabra?
¿Quién soy yo en relación a esta palabra?
¿Cómo he creado está palabra como una experiencia positiva?
¿Cuál es el opuesto de esta palabra, como experiencia negativa, para conocer su polaridad?
¿Cuál es su origen en mi sistema de conciencia, es decir como me “enteré” de que me tengo que validar o “ser validado”?
¿Qué palabras/definiciones he colocado junto a la validación?

validación 
f. Acción y efecto de validar.
Firmeza, fuerza, seguridad o subsistencia de algún acto.
inform. Comprobación de un conjunto de datos para determinar si su valor se halla dentro de unos límites de fiabilidad.

validar v. tr. Hacer firme o legal una cosa: el presidente validó la votación al final de la jornada. Invalidar.
.
validez s. f. Característica principal de lo que es correcto o eficaz o de lo que se ajusta a la ley: el periodo de validez de este documento termina mañana. Valor.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

Continuaré