sábado, 25 de abril de 2015

Día 520 Sentimiento de inferioridad.


Me acerco de nuevo a este blog para compartir un mecanismo que he descubierto en detalle en mi mente y que trata sobre el “sentimiento de inferioridad”. Y cuando hablo en detalle me refiero a como me cree yo mismo esa autopercepción a través de experiencias en la infancia, de interpretaciones, de creencias, de identificaciones y de personalidades. Lo he visto al investigar sobre ese sentimiento, recordando qué era lo que me decía a mí mismo, que pensamientos surgían,  que conversaciones internas aparecían, cuales eran mis reacciones, y por último que sensaciones provocaban en mí, dándome cuenta que todo ello  condicionaban mi autopercepción y por tanto mi relación con los demás. Es decir como uno se ve, como uno se percibe, así son sus relaciones.

La cuestión es que muchos de nosotros hemos realizado diferentes procesos para cambiarnos, donde hemos investigado por un tiempo algunos conflictos que nos producían sufrimiento o malestar. Entiendo que para realizar un cambio permanente y dirigirnos por nuevas formas de actuación uno no solo tiene que detectar que existe un conflicto y adoptar nuevos comportamientos, sino que lo que he encontrado es que es necesario descubrir que ordenes nos dimos a nosotros mismos, como nos hicimos esa programación, y cual el origen del conflicto que a lo largo de nuestra vida ha ido adquiriendo diferentes formas y que a medida que va creciendo dentro de nosotros produce mayor insatisfacción en nosotros mismos. Es como la serpiente que de pequeña parece un animal inocente y sin embargo de adulta puede llegar a matarnos. Así las personalidades, como las serpientes, que encontramos en nosotros mismos intoxican nuestro cuerpo físico creando una disociación entre lo que pensamos y hacemos, lo que se llama una ruptura con la realidad.

Y lo que he visto es que todo surgió en un momento determinado de mi historia personal, donde ante ese acontecimiento recibo, por ejemplo una recriminación, la cual yo acepto y permito, ya que considero a los mayores como “mi autoridad”. Después, interpreto sus palabras para definirme y verme como una “personalidad culpable”, y ante esa culpabilidad veo que soy inepto, y ante esa definición, interpreto y confundo mi "conducta" con "mi manera de ser" por lo que llego a la conclusión de que no “valgo”, desarrollando un sentimiento de inferioridad. En un proceso de: conducta-definición de un adulto-aceptación de esa definición-sentimiento.

Es interesante ver el proceso, hay alguien que recrimina y “pensamos” que esa persona tiene autoridad sobre nosotros, creyendo uno mismo que las palabras que nos dice son certeras, y por lo tanto uno acepta y permite ser juzgado por alguien que emite una sentencia, la cual aceptamos y permitimos de nuevo, confundiendo nuestra manera de hacer con una personalidad, y así uno es etiquetado/definido como “tonto”, “inepto”, “estúpido”. Es decir, creemos que somos lo que los demás ven en nosotros. Dando autoridad a los demás, de manera que cuando nos equivocamos de adultos recurrimos inconscientemente a esa imagen que hemos guardo de nosotros mismos, que nos hace recordar quienes fuimos, actualizando esa imagen a través del sentimiento. Lo cual tiene un efecto demoledor ya que produce una autopercepción que nos impide levantarnos por nosotros mismos y empoderarnos.

Y lo que he encontrado es que muchas de las reacciones de agresividad, de violencia y de diferentes formas de abuso, en realidad son conductas donde uno en realidad se siente vulnerable, tiene una experiencia negativa de sí mismo que intenta compensar con una conducta donde quiere imponerse a los demás, que llega a convertirse en la resolución del conflicto. Donde lo que uno es dentro lo manifiesta fuera, proyectando la imagen de quien es en su mente. Sin darnos cuenta que todo nos lo hicimos nosotros mismos y por tanto sabemos como cambiarlo.

Quizá también sea una manera de entender la noticia de estos últimos días de un menor de 13 años que mató con un cuchillo, hay quien dice con una ballesta, a un profesor en un colegio de Barcelona, sin que hubiera indicios de problemas psicológicos.
Según las informaciones el niño era un admirador de películas y series de terror y violencia, como The Walking Dead,  y aunque informan que tenía un carácter tímido e introvertido sus compañeros lo consideran como un “chico normal”. Es un niño producto de los contenidos sociales, incluida la violencia.  

Con estos datos ¿Podemos pensar que la necesidad de reproducir las imágenes de violencia que él había interiorizado provenía de un sentimiento de inferioridad al percibirse como mal estudiante? Sin duda esta reacción proviene de un “estado de su mente” intentando resolver un conflicto por largo tiempo enfrentado. Cuya resolución fue a través de un brote psicótico, es decir una ruptura entre la realidad que existe en su mente y la realidad física, quizá por un sentimiento de inferioridad. Entiendo que hacen falta más datos para llegar a estas conclusiones pero veo compatible ese comportamiento con un sentimiento de inferioridad vinculado a imágenes violentas, donde para compensar esa autopercepción uno lo resuelve castigando a los demás demostrando de esta manera su poder y superioridad. Inferioridad dentro, superioridad fuera, como rueda energética en la propia mente.

Todo esto sirve también como reflexión para entender que es en la propia mente donde debemos encontrar las causas del funcionamiento de nuestro mundo, y que los acontecimientos que aparecen en nuestra sociedad pueden ser erradicados conociendo el conflicto que está experimentando el individuo.  Por ello en Desteni siempre hemos propuesto que el cambio solo puede iniciarse en uno mismo, en comprender el funcionamiento de la propia mente, de los patrones, de las personalidades, y así realizar el cambio que queremos ver en nuestro mundo. Mediante empoderamiento y la realización del bien común, es decir lo que es mejor para uno y para todos en igualdad.


Gracias.




Investigar:

DIP Lite  http://life.desteniiprocess.com                                                                                

Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 

Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 

Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook:  https://www.facebook.com/groups/Deste ..